Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La máxima diplomática de la Unión Europea, Federica Mogherini, en una rueda de prensa en Bruselas, jul 25, 2017. REUTERS/Eric Vidal

(reuters_tickers)

Por Robert-Jan Bartunek y Gabriela Baczynska

BRUSELAS (Reuters) - La Unión Europea declinó reconocer el resultado de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente del domingo en Venezuela y dijo que está dispuesta a "aumentar de forma gradual" la presión sobre el presidente Nicolás Maduro, aunque evitó aprobar sanciones.

La máxima diplomática de la UE, Federica Mogherini, afirmó en un comunicado que los 28 países integrantes del bloque no pueden reconocer a la Constituyente, "ya que tienen dudas sobre su representatividad y su legitimidad efectiva".

La asamblea constituyente busca convertirse en un nuevo superorganismo legislativo, calificado de ilegítimo por sus críticos. Está diseñada para otorgar amplios poderes a Maduro para reescribir la constitución y marginar al Parlamento liderado por la oposición.

Venezuela encarceló el martes a dos líderes críticos de Maduro, un nuevo golpe a la oposición en medio de un clima de protestas y violencia por la elección del domingo, situación que llevó a Estados Unidos a imponer sanciones contra el líder venezolano.

El bloque pidió a Maduro que "adopte medidas urgentes para rectificar el curso de los hechos" y afirmó que está "dispuesto a aumentar de forma gradual (...) la respuesta si se minan más los principios democráticos y no se respeta la Constitución venezolana".

Se necesitaría unanimidad para actuar en un caso en el que España ha sido el país que ha abogado de forma más activa por la imposición de sanciones, mientras que otros se han mostrado cautos hasta el momento.

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, dijo en una carta tras los "arrestos injustificados" de los líderes opositores Antonio Ledezma y Leopoldo López que le gustaría analizar "el congelamiento de activos y la imposición de una prohibición de viajar a la UE de los miembros del gobierno venezolano, incluido su presidente, Nicolás Maduro, y su entorno".

Diplomáticos en Bruselas indicaron que no parece inminente una decisión en este sentido, pero agregaron que está creciendo la preocupación en el bloque, que podría desembocar en nuevas acciones. Por el momento, la UE instó a Maduro a liberar a los adversarios políticos encarcelados, al tiempo que pidió a todas las partes que eviten incurrir en la violencia.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo que propondrá la supresión de la autorización para viajar a España y el retiro de las visas a las personas vinculadas al Gobierno venezolano y prometió que "seguiremos tomando medidas". "No los vamos a dejar solos, de ninguna manera", aseguró.

(Editado en español por Rodrigo Charme y Carlos Serrano)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters