Reuters internacional

El presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, junto al primer ministro chino, Li Keqiang, y al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, posan para la foto durante una cumbre UE-China en Bruselas, Bélgica. 2 de junio 2017. China y la Unión Europea prometieron el viernes unidad en la lucha contra el calentamiento global, un día después de que el presidente Donald Trump anunciara el retiro de Estados Unidos del pacto climático de París, aunque mostraron discrepancias sobre comercio internacional. REUTERS/Olivier Hoslet/Pool

(reuters_tickers)

Por Philip Blenkinsop

BRUSELAS (Reuters) - China y la Unión Europea prometieron el viernes unidad en la lucha contra el calentamiento global, un día después de que el presidente Donald Trump anunciara el retiro de Estados Unidos del pacto climático de París, aunque mostraron discrepancias sobre comercio internacional.

    La reunión entre el primer ministro chino, Li Keqiang, y altos cargos de la UE terminará con un comunicado conjunto respaldado por los 28 países de la UE, comprometiendo a la Unión Europea y a China a la plena aplicación del Acuerdo Climático de París de 2015.

La declaración conjunta, la primera entre China y la UE, incluirá un compromiso para reducir los combustibles fósiles, para desarrollar más tecnología verde y ayudar a recaudar 100.000 millones de dólares al año para 2020 para ayudar a los países más pobres a reducir sus emisiones.

    Las conversaciones en Bruselas también abordarán temas como las pruebas de misiles de Corea del Norte y la sobrecapacidad mundial de acero.

El anuncio de Trump el jueves de que retiraría a Estados Unidos del tratado de París, diciendo que perjudicaría a la economía de los Estados Unidos y costaría empleos, provocó indignación y condena de líderes mundiales y empresariales.

    La Comisión Europea describió la retirada estadounidense del pacto para combatir los peligros del calentamiento global y firmado por más de 190 países como un día triste para la comunidad internacional, pero dijo que buscaría nuevas alianzas.

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, dijo el viernes en una conferencia empresarial que China y la UE reconocían la necesidad de tener soluciones internacionales y que no había nada más importante que la plena aplicación del acuerdo de París.

    "No hay marcha atrás para la transición energética. No hay retrocesos en el Acuerdo de París", dijo Juncker ante la conferencia antes de una reunión con Li y el jefe del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Aunque China necesita el conocimiento técnico de la UE para reducir la contaminación en sus ciudades, la UE quiere que Pekín tome medidas contra emisiones a las que se atribuyen al aumento de las sequías, la subida del nivel del mar y otros efectos del cambio climático.

China superó a Estados Unidos como el mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero en 2007. El encuentro culminará con un comunicado final más amplio que incluirá otras cuestiones que se espera que se planteen en las conversaciones, como un compromiso con el libre comercio y medidas necesarias para reducir un exceso mundial de acero.

(Información de Philip Blenkinsop; Traducido por Blanca Rodríguez)

Reuters

 Reuters internacional