Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, una mujer sostiene un cartel que dice "Hoy canto por esas voces que habéis osado apagar. No tenemos miedo", durante minuto de silencio en la Plaza de Catalunya, Barcelona, España, 18 de agosto de 2017. REUTERS/Susana Vera

(reuters_tickers)

Por Andrés González

BARCELONA (Reuters) - Miles de personas abarrotaron el mediodía del viernes la Plaza de Catalunya de la capital catalana, en una concentración encabezada por diversas autoridades para homenajear a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils que terminó con gritos en catalán de "no tinc por" ("no tengo miedo").

Las fuerzas de seguridad mantenían activa en Cataluña una gran operación antiterrorista tras dos atentados perpetrados por supuestos islamistas, que por el momento han cobrado la vida de 14 personas y han dejado más de un centenar de heridos.

El rey Felipe VI, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el jefe del gobierno catalán, Carles Puigdemont, llegaron juntos a la concentración, ofreciendo la primera imagen de unidad institucional desde que se produjeron los atentados.

Políticos de diversos sectores junto a miles de ciudadanos acudieron a ofrecer un minuto de silencio para honrar a las vítimas. Posteriormente hubo aplausos que se transformaron de forma espontánea en gritos de "no tengo miedo".

"La respuesta de la gente en Barcelona ha sido inmensa, impresionante. Esta es la derrota del terrorismo, el grito espontáneo de #notincpor", dijo Puigdemont en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Rajoy agradeció en la misma red social "el comportamiento ejemplar de la sociedad".

"Alzamos juntos la voz en defensa de la libertad #TodosSomosCataluña", sostuvo.

Miles de asistentes improvisaron tras el minuto de silencio una marcha que recorrió el mortífero trayecto que hizo la furgoneta el jueves por la tarde en Las Ramblas, el corazón turístico de la capital catalana.

Muchos se congregaron alrededor de un altar improvisado con velas y flores levantado encima de un mosaico del artista catalán Joan Miró en la Plaza de la Boquería de Las Ramblas, donde fue abandonado el vehículo del que huyó a pie el principal sospechoso del ataque y al que todavía buscan las fuerzas de seguridad.

(Escrito por Blanca Rodríguez; Editado por Rodrigo Charme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters