Reuters internacional

Imagen de archivo de una planta de marihuana en Montevideo, Uruguay. Las farmacias en Uruguay tendrán 400 kilos de marihuana a disposición para la venta a usuarios registrados a partir de julio, dijo el jueves el Gobierno, consolidando así la última etapa de su pionero plan de regularización del cannabis. REUTERS/Andres Stapff

(reuters_tickers)

MONTEVIDEO (Reuters) - Las farmacias en Uruguay tendrán 400 kilos de marihuana a disposición para la venta a usuarios registrados a partir de julio, dijo el jueves el Gobierno, consolidando así la última etapa de su pionero plan de regularización del cannabis.

Uruguay aprobó hace tres años la ley de regularización del cannabis y desde entonces trabaja en su puesta en marcha, que contó con dos etapas previas de autorización de cultivo en el hogar para consumo personal y en clubes de membresía.

A partir de julio, el país sudamericano contaría con una red de 30 farmacias autorizadas, desde las 16 actuales, donde se comenzará a comercializar marihuana para fines recreativos, dijo Juan Roballo, presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND).

"El cannabis se va a dispensar en dos presentaciones, de 5 y 10 gramos, aunque inicialmente vamos a comenzar en esta primera etapa con el envasado de 5 gramos", agregó el secretario general de la JND, Diego Olivera.

El cannabis de calidad especial, elaborado por productores habilitados por el Estado, se comercializará a 1,3 dólares por gramo y habrán 400 kilos disponibles inicialmente, cifra que aumentará en función de la demanda.

Para comprarla, los interesados mayores de 18 años, que deben ser ciudadanos uruguayos según la normativa, tendrán que inscribirse en un registro de usuarios, el cual será habilitado el 2 de mayo. Cada uno podrá adquirir hasta 40 gramos por mes, con un fraccionamiento semanal máximo de 10 gramos.

"Hay un trabajo muy importante científico que garantiza la calidad y la pureza del producto, no para promoverlo y promocionarlo sino para competir con el mercado informal", dijo Roballo.

(Reporte de Malena Castaldi, Editado por Maximilian Heath y Patricia Avila)

Reuters

 Reuters internacional