Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo de Ford visto en una automotora en Monterrey, México. 9 de noviembre 2016. Las ventas de automóviles en Estados Unidos, un indicador anticipado sobre el gasto del consumidor, cayeron levemente en febrero, pero permanecieron sólidas debido al buen desempeño entre camionetas y vehículos utilitarios deportivos, según las primeras tres grandes automotrices que reportaron sus datos el miércoles.(AMIA).REUTERS/Daniel Becerril

(reuters_tickers)

Por Bernie Woodall y Nick Carey

DETROIT (Reuters) - Las ventas de automóviles en Estados Unidos, un indicador del gasto del consumidor, cayeron levemente en febrero incluso a pesar de que las automotrices ampliaron los descuentos para sostener el nivel de ventas, según los reportes difundidos el miércoles por las principales compañías del sector.

La demanda de autos, vehículos deportivos utilitarios (SUV por sus iniciales en inglés) y camionetas bajó en febrero a una cifra anualizada de 17,6 millones de vehículos, comparada con los 17,7 millones de hace un año, de acuerdo a Autodata Corp.

Sin embargo, varios analistas alertaron sobre los resultados, que incluyeron descuentos de hasta 10 por ciento en el precio de venta promedio para febrero, de acuerdo a tres compañías que realizan estadísticas sobre este tema.

Por el lado positivo, los consumidores estadounidenses continuaron comprando más SUVs y camionetas, que generan ingresos más altos para las automotrices.

Las cifras de ventas en febrero fueron dispares para las principales automotrices. GM superó las proyecciones de la mayoría de los analistas con un alza del 4,2 por ciento en ventas de vehículos nuevos.

Las ventas de Ford cayeron un 4 por ciento, con alzas del 9 por ciento en su línea de camionetas y del 6 por ciento en SUVs pero un fuerte descenso del 24 por ciento en la venta de autos respecto al año anterior.

Toyota Motor Corp vendió un 7,2 por ciento menos respecto al año anterior, arrastrada por su sedán Camry, cuyas ventas cayeron un 15 por ciento. Las ventas de Fiat Chrysler Automobiles NV bajaron un 10 por ciento, con un descenso del 15 por ciento en su marca Jeep.

Nissan Motor Co también superó las expectativas con un avance de 3,5 por ciento, gracias a un incremento de 54 por ciento en las ventas de su pequeño vehículo deportivo Rogue.

(Editado en español por Hernán García)

Reuters