Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

A Grecia no se le debe conceder un "rescate" que suponga que los acreedores tendrás que asumir pérdidas en sus préstamos, dijo el viceministro de Finanzas alemán en una entrevista emitida el domingo, reiterando la oposición del Gobierno de Alemania a un alivio de deuda para Atenas. En esta imagen de archivo, el viceministro de Finanzas alemán, Jens Spahn, en una entrevista con Reuters en Berlín, Alemania, el 4 de octubre de 2016. REUTERS/Joachim Herrmann

(reuters_tickers)

BERLÍN (Reuters) - A Grecia no se le debe conceder un "rescate" que suponga que los acreedores tendrán que asumir pérdidas en sus préstamos, dijo el viceministro de Finanzas alemán en una entrevista emitida el domingo, reiterando la oposición del Gobierno de Alemania a un alivio de deuda para Atenas.

"No puede haber un rescate (con pérdidas para acreedores)", dijo Jens Spahn a la cadena alemana Deutschlandfunk, según una transcripción escrita de la entrevista.

"Creemos que es muy probable que lleguemos a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que no requiera un recorte", dijo, refiriéndose a las pérdidas que los acreedores tendrían que aceptar si hay un alivio de deuda.

El FMI ha pedido que a Grecia se le conceda un alivio sustancial, pero a esto se opone Alemania, que hace la mayor contribución al Mecanismo Europeo de Estabilidad, el fondo de rescates de la zona euro.

Grecia y sus acreedores acordaron el lunes que Atenas profundizaría sus reformas para superar el atasco de las negociaciones con los acreedores que ha retrasado la entrega de fondos adicionales para el atribulado país de la zona euro.

Inspectores de la Comisión Europea, el Mecanismo Europeo de Estabilidad, el FMI y el Banco Central Europeo volverán a Atenas esta semana.

Spahn, un funcionario de alto rango de los conservadores de la canciller Angela Merkel, dijo que el problema de Grecia era la falta de crecimiento en vez de la deuda y que dar un alivio de deuda a Atenas enfadaría a otros países de la zona euro como España, que han hecho duras reformas.

"Nuestros amigos españoles, por ejemplo, dicen: 'espera, eso no sería justo: nosotros hicimos reformas y no recibimos ningún alivio ¿y ahora quieres hablar de dar uno a Grecia?'".

Spahn dijo que Alemania estaba presionando para mantener al FMI a bordo del rescate a Grecia porque su experiencia en ayudar a países era necesaria para que haya reformas a cambio de ayuda.

Manfred Weber, que lidera el bloque conservador del Parlamento Europeo, dijo este mes que si el FMI insistía en un alivio de deuda a Grecia no debería seguir participando en el rescate, alejándose de la postura oficial de Berlín de que el programa acabaría si el FMI se retira.

Un sondeo publicado el viernes mostró que la mitad de la gente en Alemania, el mayor acreedor europeo, está en contra de un alivio de deuda a Grecia.

(Información de Michelle Martin; Editado por Mark Potter; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)

Reuters