Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el viceprimer ministro japonés, Taro Aso, en Tokio, Japón. 18 de abril 2017.El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, reafirmó el martes a Japón el compromiso de su país para frenar las ambiciones nucleares y de misiles de Corea del Norte, tras advertir que los ataques de su país en Siria y Afganistán revelan su determinación. REUTERS/Kim Kyung-Hoon TPX IMAGES OF THE DAY

(reuters_tickers)

Por Roberta Rampton

TOKIO (Reuters) - El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, reafirmó el martes a Japón el compromiso de su país para frenar las ambiciones nucleares y de misiles de Corea del Norte, tras advertir que los ataques de su país en Siria y Afganistán revelan su determinación.

Pence viajó a Tokio tras una visita a Corea del Sur, donde reafirmó a ese país que Estados Unidos mantendrá su "alianza de hierro". También advirtió a Pyongyang, que ha realizado una serie de pruebas nucleares y de misiles en desafío a las sanciones de Naciones Unidas, que la "era de la paciencia estratégica" ha terminado.

Corea del Norte amenaza regularmente con destruir a Japón, Corea del Sur y Estados Unidos y no mostró ninguna tregua en su desafío luego de la prueba fallida de un misil el domingo, un día después de que realizó un gran despliegue de armamento en Pyongyang.

"La era de la paciencia estratégica ha terminado y aunque todas las opciones están sobre la mesa, el presidente (Donald) Trump está decidido a trabajar en estrecha colaboración con Japón, con Corea del Sur, con todos nuestros aliados en la región y con China para lograr una resolución pacífica y la desnuclearización de la península coreana", dijo Pence en Tokio antes de almorzar con el primer ministro Shinzo Abe.

"(...) Apreciamos el momento difícil que el pueblo japonés vive, con el aumento de la provocación a través del Mar de Japón. Estamos con ustedes 100 por ciento", declaró.

El representante adjunto de Corea del Norte ante la ONU, Kim En Ryong, acusó el lunes a Estados Unidos de crear "una situación donde la guerra nuclear podría estallar un cualquier momento" y dijo que la próxima prueba nuclear de Pyongyang tendrá lugar "en un momento y lugar qué nuestra dirección considere necesario".

El viceministro de relaciones Exteriores de Corea del Norte, Han Song-Ryol, dijo a la cadena BBC que las pruebas de misiles de su país continuarán siendo realizadas en "una base semanal, mensual y anual".

El presidente interino de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, dijo en una reunión de su gabinete el martes que Seúl reforzará su alianza con Estados Unidos y cooperará estrechamente con China para frenar a Corea del Norte.

(Reporte adicional de Sue-Lin Wong en Pyongyang, Jack Kim, Ju-min Park y James Pearson en Seúl, Daniel Trotta en Nueva York, Ben Blanchard en Pekín, escrito por Nick Macfie. Editado en español por Carlos Aliaga)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters