Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto del viernes de un soldado de la marina mexicana en la capital del país. Jul 21, 2017. REUTERS/Henry Romero

(reuters_tickers)

Por Lizbeth Diaz

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - La encarnizada guerra entre las organizaciones delictivas que luchan por el control de las rutas del narcotráfico ha alcanzado a la capital de México, en medio de inusuales hechos de violencia y cifras récord en homicidios.

Entre abril y junio casi 300 personas fueron asesinadas en la populosa Ciudad de México, la mayoría con armas de fuego, mostraron datos oficiales divulgados esta semana, una cifra que supera por mucho los casos ocurridos en el mismo periodo en la última década.

"Lo que pasa en la ciudad de México describe el panorama nacional, tenemos una crisis de delincuencia organizada", dijo Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad.

"(El problema) había sido silenciado pero ahora está afectando directamente a la sociedad", agregó en una entrevista con Reuters. "Estamos viendo grupos de la delincuencia organizada con un gran poder".

El jueves, un enfrentamiento entre hombres armados y fuerzas de seguridad a plena luz del día en la capital mexicana dejó ocho personas muertas, entre ellas el líder de una organización delictiva. Las autoridades también detuvieron a otras 16 personas.

Lo ocurrido el jueves impactó a los capitalinos y aumentó los temores de que, pese a los que dicen las autoridades, los cárteles de las drogas hayan desembarcado con fuerza en la ciudad.

Los sucesos son un calco de lo que ocurre en otras partes del país, donde a diario se ven calles bloqueadas con vehículos incendiados, fuertes enfrentamientos armados, vías desiertas y suspensión de actividades en varias escuelas.

El jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, dijo el viernes que la seguridad de la capital está garantizada y descartó que lo ocurrido el jueves tenga relación con el narcotráfico.

"Era una organización delictiva amplia, violenta (...) desde mi punto de vista no con todas las estructuras y el tamaño que tiene lo que se denominan como cárteles", dijo a la prensa.

En otro hecho poco común, un grupo de gente armada que dice actuar para la defensa social divulgó esta semana un vídeo en las redes sociales para amenazar a los delincuentes que operan en otro punto de la ciudad. Pero Mancera sostuvo que su gobierno no va a tolerar "ni autodefensas ni grupos delictivos".

Los enfrentamientos armados entre delincuentes y cuerpos de seguridad han ido en aumento en varios puntos del país. El norteño estado Sinaloa ha visto un aumento en el número de muertos a raíz de la detención y posterior extradición del capo narco Joaquín "El Chapo" Guzmán en enero.

Meses después, Dámaso López, quien presuntamente estaba librando una sangrienta lucha para reemplazar a Guzmán como líder del cártel de Sinaloa, fue arrestado por fuerzas federales en plena Ciudad de México.

(Reporte de Lizbeth Díaz. Editado por Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters