LIMA, 3 oct (Reuters) - El presidente de Perú, Martín Vizcarra, renovó el jueves más de la mitad de su gabinete de ministros, mientras se desvanecía una crisis generada por el cierre del Congreso.

Desde que Vizcarra tomó la decisión de disolver el parlamento el lunes, ninguna institución pública u organismo internacional ha respaldado la acusación de legisladores que se oponen a la medida y han calificado "dictador" al mandatario.

En una ceremonia en Palacio de Gobierno, Vizcarra cambió a 11 de los 18 miembros de su gabinete, entre ellos la cabeza del ministerio de Economía, que recaerá en María Antonieta Alva, una joven funcionaria que se desempeñaba como directora general de Presupuesto Público del mismo portafolio.

Analistas no esperaban cambios en el modelo económico y el mercado se fortalecía, siguiendo a las plazas internacionales.

"Para un país en crisis política, necesitamos a un ministro de economía promercado", dijo el gerente general de la corredora bursátil Kallpa, Alberto Arispe, en un comentario enviado por correo electrónico.

Otro cambio clave fue la cartera del ministerio de Energía y Minas, que lo ocupará el ingeniero Juan Carlos Liu Yonsen, quien trabajó en el sector eléctrico.

El mandatario también renovó el ministerio de Relaciones Exteriores, que encabezará el diplomático de carrera Gustavo Meza-Cuadra.

El primer ministro, Vicente Zeballos, dijo el miércoles que no habrá un giro en la política económica del país minero en el nuevo gabinete de ministros, que tiene un perfil más político para que pueda acompañar a Vizcarra el resto de su mandato hasta 2021.

Fue la última señal de que Perú estaba alejándose de lo más agudo de la crisis política en dos décadas, luego de que legisladores, la mayoría del partido opositor de la excandidada presidencial Keiko Fujimori, rechazaron la disolución del Parlamento.

La oficina electoral ya inició el proceso para renovar el Congreso con unas elecciones el 26 de enero.

Vizcarra, quien ha lanzado una campaña anticorrupción, cerró la cámara luego de que este poder eligió a un nuevo magistrado del Tribunal Constitucional, que dirime los conflictos entre poderes, en medio de acusaciones de un mal proceso de selección de candidatos y falta de transparencia.

En respuesta, el Congreso decidió suspenderlo temporalmente y designar a la vicepresidenta Mercedes Aráoz en su lugar, quien renunció el martes, consolidando la posición de Vizcarra, que cuenta con el respaldo de las fuerzas militares y policiales.

Entre tanto, legisladores rebeldes, liderados por el presidente de la comisión permanente del Congreso -el único órgano que queda con funciones limitadas- acordaron presentar un recurso legal al Tribunal Constitucional en busca de suspender el cierre del Congreso alegando que fue inconstitucional.

Dos actuales magistrados del Tribunal Constitucional, de los siete miembros, han afirmado que en caso que se presente el recurso éste se resolvería en unos tres a cuatro meses.

(Reporte de Marco Aquino, María Cervantes y Mitra Taj; Editado por Javier López de Lérida)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes