Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Llamas consumiendo un edificio en Kensington, Inglaterra, jun 14, 2017. Un incendio arrasó un edificio de apartamentos de 24 pisos en el centro de Londres en las primeras horas del miércoles, dejando al menos seis muertos y 74 heridos en un infierno que atrapó a muchos de los residentes mientras dormían. REUTERS/Toby Melville

(reuters_tickers)

Por Kylie MacLellan y Toby Melville

LONDRES (Reuters) - Un incendio arrasó el miércoles con un edificio de apartamentos de 24 pisos en el centro de Londres, dejando al menos 12 muertos y decenas de heridos en un infierno que atrapó a muchos de los residentes mientras dormían y que el cuerpo de bomberos calificó como sin precedentes por su magnitud y rapidez.

Más de 200 bomberos lucharon contra las llamas durante horas para tratar de sofocar el incendio, el más mortal en décadas en la capital británica. El edificio Grenfell Tower albergaba a unas 600 personas.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo que el incendio generaba interrogantes sobre la seguridad de ese tipo de edificios altos, y la BBC reportó que la magnitud del desastre podría retrasar el anuncio de la primera ministra Theresa May de un acuerdo parlamentario para seguir al frente del Gobierno.

El fuego envolvió la estructura tras iniciarse a la 01:00 hora local y testigos dijeron que muchos residentes pedían desesperadamente ayuda desde los pisos superiores e incluso intentaban lanzar por las ventanas a sus hijos para salvarlos.

Los bomberos dijeron que habían rescatado a unas 65 personas, muchas de ellas en pijamas, del edificio de 43 años de antigüedad.

"Pudimos ver a muchos niños y padres gritando '¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Ayuda!' y poniendo sus manos en la ventana pidiendo auxilio", dijo a Reuters Amina Sharif, una testigo. "No pudimos hacer nada y vimos que al costado (de ellos) todo se cayó, colapsó. Estábamos ahí sólo gritando y ellos gritaban", agregó.

Otra testigo, Saimar Lleshi, vio a personas improvisando sogas con sábanas en un intento por escapar: "Vi a tres personas atando sábanas para bajar, pero ninguna bajó. No sé que pasó con ellos". "Incluso cuando las luces se cortaron, las personas agitaban camisas blancas para ser vistas", dijo Lleshi.

El incendio generó nubes de humo negro que podían verse a kilómetros de distancia. El servicio de ambulancias dijo que 68 personas estaban siendo atendidas en hospitales, 18 de ellas en condición grave.

Más de 16 horas después del comienzo del incendio, los bomberos seguían tratando de controlar las llamas y acceder a los pisos superiores.

El comandante de la policía de Londres Stuart Cundy dijo a periodistas que no creía que se encontraran más sobrevivientes en el edificio. Los servicios de emergencia dijeron que era demasiado pronto para establecer la causa del incendio.

"El incendio, que fue sin precedentes en magnitud y rapidez, será objeto de una exhaustiva investigación", dijo Steve Apter, de la Brigada de Bomberos de Londres. "Toda lección que surja de esto se notificará no sólo a Londres y todo el Reino Unido, sino al mundo", agregó.

NIÑOS PERDIDOS

Muchos residentes del bloque de apartamentos se apresuraron a escapar por los pasillos llenos de humo tras despertarse por el olor de la combustión. La Brigada de Bomberos de Londres dijo que el incendio afectó a todas las plantas desde el segundo piso hasta la parte superior del bloque.

Una mujer perdió a dos de sus seis hijos mientras escapaba del edificio, dijo un testigo: "Hablé con una mujer que vive en el piso 21. Tiene seis hijos. Salió con todos ellos. Cuando llegó abajo había sólo cuatro con ella. Ahora está destrozada", dijo su vecino Michael Paramasivan, a BBC Radio.

Tamara, otra testigo, dijo a BBC: "Había personas que lanzaban a sus hijos y decían 'Sólo salven a mis hijos, sólo salven a mis hijos'".

"En mis 29 años desde que formo parte del cuerpo de bomberos, nunca he visto algo de esta magnitud", dijo a la prensa Dany Cotton, comisionada de la Brigada de Bomberos de Londres.

El exterior de la construcción había sido refaccionado recientemente, incluidos cambios de fachada y revestimientos y reemplazos de ventanas, por un valor de 8,7 millones de libras (11,08 millones de dólares).

(Reportage adicional de Subrat Patnaik y Lina Saigol, Costas Pitas, escrito por Guy Faulconbridge. Editado en español por Carlos Aliaga, Ana Laura Mitidieri y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters