Navigation

Sólo una minoría de refugiados será regularizada

Una familia amenazada de expulsión en el cantón de Vaud. Keystone Archive

Tras estudiar los expedientes de 523 solicitantes de asilo rechazados por el cantón de Vaud, la Oficina Federal de Refugiados (OFR) regularizó a 45, menos del 10%.

Este contenido fue publicado el 14 diciembre 2004 - 19:19

Amnistía Internacional denuncia "las decisiones arbitrarias" y solicita a las autoridades cantonales revisar el convenio suscrito con Berna.

Ante las medidas federales de endurecimiento de los criterios de admisión humanitaria para refugiados, adoptadas la pasada primavera, el cantón de Vaud se había visto forzado a rechazar centenares de demandas de asilo.

De 1.280 expedientes, 523 parecían susceptibles de revisión por las autoridades federales. En septiembre, el cantón de Vaud instrumentó un grupo de trabajo especial con representantes de Amnesty Internacional.

Este grupo de trabajo mixto (GTM) verificó los expedientes de 523 demandantes. Tras considerar que los expedientes no habían sido tratados de manera favorable, el grupo transmitió 291 casos a Berna para reexaminación.

Nuevos elementos

El martes (14.12), la OFR pronunció su veredicto: 17 casos, representando a 45 personas, justifican una decisión positiva debido a nuevos elementos comunicados por el cantón.

"Se trataba de casos límites. Con los nuevos elementos presentados por el cantón, las autoridades federales cambiaron de opinión," explicó Urs von Arb, de la División de acogida y retorno de la OFR.

La mitad de esas 45 personas integran una familia y la otra mitad son solteros. Una mayoría proviene de Kosovo y de Bosnia Herzegovina.

Para la OFR, la gran mayoría de los demandantes rechazados, es decir más de 90% del grupo de los "523", no cumple los criterios exigidos para obtener una admisión provisional.

"Al comienzo fuimos más generosos con el cantón de Vaud. Pero ahora debemos situarnos en un cierta línea", subraya Urs von Arb.

El cantón de Vaud una excepción

El funcionario de la OFR se refiere a la circular del 2001 que precisa que sólo un caso personal de extrema gravedad es susceptible de justificar una excepción al principio de la devolución de los extranjeros que permanecen ilegalmente en Suiza.

Durante años, el cantón de Vaud, que tiene una larga tradición de defensa de los solicitantes de asilo, se desmarcó de Suiza negándose a aplicar la devolución de las personas cuyas demandas fueron rechazadas por Berna. Para ellos intentó negociar un permiso humanitario.

Pero a raíz del relevo de autoridades políticas, el gobierno cantonal cambió de opinión el mes de mayo pasado y firmó un acuerdo con el Ministerio de Justicia y Policía. No obstante, el cantón de Vaud participó en el Grupo Mixto de Trabajo (GMT).

Hoy la OFR considera que "muchos expedientes no podían ajustarse al marco previsto por la ley".

Urs von Arb recuerda que "los problemas de salud, particularmente argumentados por varios solicitantes de asilo, no se ajustan a ese marco".

Amnistía no está de acuerdo

Amnistía Internacional, en calidad de miembro del GTM, no comparte absolutamente el análisis de la OFR. La causa: el número concedido de regularizaciones es considerado totalmente insuficiente.

La Oficina Federal de Refugiados ordenó además al cantón de Vaud organizar rápidamente la devolución de las personas definitivamente rechazadas. En la actualidad, sólo 15 de las personas concernidas regresaron a sus países de origen.

swissinfo y agencias

Datos clave

Con expulsión concluirá el episodio del rechazo de las demandas de asilo solicitadas hace 5 años por refugiados residentes en el cantón de Vaud.

End of insertion

Contexto

Conforme a la repartición de competencias entre la Confederación y los cantones en el tema del asilo, incumbe a los cantones decidir la concesión de una autorización.
La OFR examina a petición del cantón, si la devolución puede ser ejecutada o si se trata de un caso grave que justifica ordenar la admisión provisional por motivos humanitarios.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo