Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sabor a tango en Suiza

La noche del baile con la orquesta Vale Tango.

(swissinfo.ch)

Más de 500 tangueros, llegados de dentro y fuera de las fronteras helvéticas, se dieron cita en el 6° Festival Internacional de Tango en Basilea.

La participación de Alexandra Prusa con su Blue tango y la presentación de bailarines profesionales y el grupo musical Vale Tango dejaron el ambiente impregnado de aire porteño.

Cinco días de tango en la ciudad suiza a orillas del río Rin.

Los interesados que acuden año con año a la cita son tangueros de todos los rincones de los países vecinos de Suiza y, últimamente, de los propios helvetas, que cada vez se muestran más entusiastas por este singular género de baile.

"Es uno de los festivales más importantes que hay de tango en Europa, que tiene su valor sobre todo en el círculo de bailarines de tango, y eso les gusta mucho a la gente", describe con sencillez su creadora, Cécile Sidler.

En la lista de los inscritos en la reciente edición aparecen direcciones de Berlín, Hamburgo, Estocolmo, Sicilia, Oslo, Roma, Zúrich, San Gall, etc., son direcciones de personas que convierten a Basilea en punto de encuentro anual.

"El tango tiene un idioma universal y por eso se puede sentir en todos los lados y con todas las nacionalidades. El tango es la vida, es como una comprensión de la vida. Es una cosa del sentimiento, si te gusta: lo sientes, amas el tango", indica la maestra y cofundadora de la Escuela de Tango de Basilea.

Ella hace pareja de vida y de tango con Romeo Orsini, quien esta vez se encargó de traer a Basilea al grupo musical Vale Tango para amenizar, con gran éxito, dos noches de concierto y baile dentro del Festival Internacional de Tango en Basilea.

Vale Tango sorprendido

Vale Tango, desde su creación en 1999, participa en diversos escenarios porteños. Su fundador es Andrés Linetzky, pianista, arreglista y compositor de 30 años de edad. Desde los 15 años comenzó a escribir sus propias páginas en la interpretación de este género.

"Empecé a tocar con distintos grupos, con un grupo que se llamaba Tangata Rea. Viajamos por toda Europa, Estados Unidos; y después tuve la suerte de tocar con los más grandes del tango, desde Salgán hasta Julián Plaza y Carlitos García", describe Linetzky en entrevista con swissinfo tras haber recibido el gran aplauso del público tanguero en Basilea.

El choclo, Alma de Loca y la versión de Juan d'Arienzo de La comparsita figuraron entre las melodías presentadas por el grupo, mientras decenas de parejas seguían sus acordes en la pista de baile.

"Realmente es sorprendente que a tanta gente le guste y baile tango fuera de Argentina", indica el director de Vale Tango, cuyo repertorio abarca diferentes épocas del tango, desde Ángel Villoldo hasta Astor Piazzolla, incluyendo a Agustín Bardi, Julián Plaza, Horacio Salgán y, sumado a todo esto, composiciones del propio Linetzky.

Invitadas cinco parejas de Buenos Aires

Por su parte el cantante Estaban Riera, de 24 años de edad, reconoce que había pensado encontrar diferencias significativas entre el tango en Buenos Aires y el vivido aquí en Basilea, pero su opinión ha cambiado.

"La única diferencia es que en Buenos Aires se respira tango, quizás aquí todavía no, pero al ver a la gente, ver cómo han aprendido a bailar, cómo escuchan, la atención que prestan y lógicamente, después de la repercusión que ha tenido el concierto, pienso que ya no hay diferencias".

A la fiesta tanguera acudieron también 5 parejas llegadas de Buenos Aires: Mariano Chicho Frumboli & Eugenia Parilla, Marcelo Varela & Analia Vega, Julio Balmaceda & Corina de la Rosa, Leandro Palou & Andrea Missé y, Ezequiel Farfaro & Lucia Mazer.

Todos ellos impartieron sus conocimientos en giros, boleos, sacadas, enrosques, ochos y volcadas del tango y la milonga en más de 60 cursos especiales, programados en el marco del Festival, en el que los aprendices pudieron perfeccionar sus conocimientos para después, por la noche, disfrutar de las agradables veladas.

Una de ellas, protagonizada por el arte de Alexandra Prusa, cultora de la música electrónica, amante del tango y directora de la película Blue Tango in Buenos Aires, bello diario fílmico con sello helvético, proyectado hace unas semanas en el VII Festival Buenos Aires Tango. En el Festival Internacional de Tango de Basilea, Prusa se presentó con el grupo Réplica Norma y su nuevo estilo Tango tang electronic pop & broken dreams.

"En Buenos Aires refresco mi alma"Enlace externo y La Escuela de Tango de Basilea, pionera en EuropaEnlace externo en MÁS SOBRE EL TEMA

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

En la noche de apertura aparecieron en el escenario para bailar su tango:
Romeo Orsini & Cécile Sidler
Joachim Dietiker & Mirjam Kündig

Tangueros invitados desde Buenos Aires al Festival:
Mariano Chicho Frumboli & Eugenia Parilla
Marcelo Varela & Analia Vega
Julio Balmaceda & Corina de la Rosa
Leandro Palou & Andrea Missé
Ezequiel Farfaro & Lucia Mazer

Fin del recuadro

Contexto

Alexandra Prusa en una velada en Berna presentó su filme Blue Tango in Buenos Aires, un diario visual del tango de hoy en Buenos Aires captado por una artista suiza. En Basilea Prusa dio un concierto con su grupo Réplica Norma.

Un piano, dos bandoneones, dos violines, un contrabajo y una bella voz masculina son las herramientas de las que los integrantes de Vale Tango se sirven para mostrar su destreza en el arte de este género nacido en el Río de la Plata:

Andres Linetzky (Piano, Director)
Humberto Ridolfi (1.Violín)
Virginia Di Salvo (2.Violín)
Luciano Sciarretta (1. Bandoneón)
Nicolás Capsitski (2. Bandoneón)
Patricio Cotella (Contrabajo)
Esteban Riera (Cantante)

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes