Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE GINEBRA Hispano-Suiza: la leyenda del automóvil regresa con el coche eléctrico

Capó de coche

El nuevo Hispano-Suiza se ha dado a conocer en el último Salón del Automóvil de Ginebra.

(Hispano-Suiza)

Desaparecida hace décadas, la marca de coches Hispano-Suiza vuelve al 89º Salón del Automóvil de GinebraEnlace externo. La firma española muestra “Carmen”: un supercoche eléctrico del que ha fabricado 19 unidades. Esta presentación es una especie de retorno a los orígenes, ya que un ingeniero de Ginebra fue pieza clave en la historia de esta leyenda del automóvil.

Hispano-SuizaEnlace externo... Seguro que a la mayoría de la gente este nombre le resulta desconocido. En cambio, a aquellas personas entusiastas de los coches les trae a la memoria una marca de prestigio que, en el período de entreguerras, jugó en la misma liga que Rolls-Royce, Jaguar o Mercedes. La marca sigue asociada a los coches de lujo de alto rendimiento.

Galería de coches Hispano-Suiza

Motor revolucionario

El negocio debe su desarrollo a un ginebrino, Marc Birkigt (1878-1953). Graduado en la Escuela de Mecánica de Ginebra, se une en 1899 a un compañero de estudios en Barcelona. Tras una primera experiencia industrial que acaba en la quiebra, en 1904, junto a los financieros españoles Damián Mateu y Francisco Seix, funda la compañía “Hispano-Suiza Fábrica de Automóviles”.   

La empresa prospera gracias al apoyo especial del rey Alfonso XIII: uno de sus principales accionistas. En 1911, Marc Birkigt se instala en Francia, país en el que abre una filial. Durante la Primera Guerra Mundial y con su fábrica requisada, el ingeniero regresa a Barcelona, donde a petición del ejército español desarrolla un motor de avión. Como genio de la mecánica que es, crea un motor revolucionario: el Hispano-Suiza de 8 cilindros, en forma de V y refrigerado por líquido.  

Francia compra este motor que le devuelve el control del cielo. La cigüeña sobre el tapón de los radiadores de los coches Hispano-Suiza recuerda aquella época, ya que esta ave es el emblema de un escuadrón que reunía a la mayoría de las figuras de la aviación de caza francesa que volaba en aviones equipados precisamente con este famoso motor.  

Contenido externo

vidéo sur l'escadrille des cigognes

Al terminar la guerra, se producen casi 50 000 unidades del motor, lo que asegura la fortuna de su creador. Una vez acabado el conflicto, Marc Birkigt regresa a Francia. Donde en 1923 funda la “Société française Hispano-Suiza”, independiente de la casa matriz española, que se dedica a fabricar automóviles de lujo y motores para aviones.

Cigüeña en metal, emblema de Hispano-Suiza

La cigüeña es el emblema de Hispano-Suiza en recuerdo del escuadrón de caza que volaba en aviones equipados con motor de esta marca.

(Keystone / Martin Meissner)

Nacionalización y disolución

En la segunda mitad de la década de 1930, la llegada de gobiernos de izquierda resulta fatal para Hispano-Suiza: las empresas a ambos lados de los Pirineos se nacionalizan. Y deja de producir coches de lujo en 1938.  

En España, en 1946, Hispano-Suiza se vende a ENASA (Empresa Nacional de Autocamiones), que sobre todo produce vehículos ligeros; pero también algunos coches deportivos, en la década de 1950, bajo la marca Pegaso. A partir de 1990, la firma queda integrada en el grupo Fiat-Iveco. La rama francesa es absorbida por la industria aeronáutica y en la actualidad forma parte del grupo SafranEnlace externo, fabricante de motores para la aviación civil y militar, la industria espacial y la defensa.  

De vuelta a Ginebra, a finales de la década de 1930, Marc Birkigt abre otra nueva fábrica Hispano-Suiza especializada en armas, que obtiene una sólida reputación, particularmente en la producción de aviones cañón. El grupo industrial Oerlikon-Bührle compra la factoría en 1970 y la cierra en 1985.

Intentos de resurgimiento

La marca “Hispano-Suiza Fábrica de Automóviles”, del sector de la automoción, pertenece a los descendientes de su fundador, Damián Mateu, que son propietarios del grupo industrial familiar PeraladaEnlace externo, que se dedica básicamente a los sectores vitivinícola, turístico y de ocio.

Con el desarrollo de algunos prototipos de automóvil, a principios de los años 2000, se intenta resucitar la firma. En el año 2010, en el Salón del Automóvil de GinebraEnlace externo se presenta un proyecto de supercoche basado en un Audi R8. Pero el proyecto nunca llega a la fase de comercialización.  

Con la presentación de “CarmenEnlace externo”, del que se han creado 19 unidades, se hace un nuevo intento, en este Salón 2019. Esta es la primera producción en serie de coches con el marchamo Hispano-Suiza desde 1938. Queda por ver si este paso al coche totalmente eléctrico, algo muy en boga hoy en día, permite que el ave fénix renazca de sus cenizas.


Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes