Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Salida de emergencia para jóvenes desempleados

Nuevo programa para ayudar a jóvenes inactivos.

(swissinfo.ch)

Implementados por la Confederación, los ‘semestres de motivación’ buscan favorecer la inserción de los jóvenes al mercado laboral.

El año pasado la tasa de desempleo entre los chicos de 15 a 24 años fue de 4,7% contra 3% en el 2002.

“Las estadísticas del desempleo no son representativas del número de jóvenes en situación precaria al término de la escolaridad obligatoria“, advierte Mario Bugnon, director de la Fundación Intervalle, organismo encargado de la organización de los ‘semestres de motivación’ en el cantón de Friburgo.

“Numerosos adolescentes están en situación de espera en el marco de su décimo año escolar, de una práctica de aprendizaje apoyado por la Confederación o, como es el caso, de un semestre de motivación. Y estos últimos, no son contabilizados en las estadísticas del desempleo“.

Financiado por el seguro de desempleo

Los llamados semestres de motivación, introducidos en 1994, forman parte de una serie de medidas destinadas a contrarrestar el desempleo juvenil y son financiadas por el seguro de desempleo.

Su duración va de 6 a 12 meses, según las regiones, y comprenden, generalmente, cursos de formación y prácticas en empresas.

El año pasado 21 cantones –18 el año precedente- disfrutaron de ese mecanismo otorgado por la Confederación y que benefició a unos 3,800 jóvenes contra 2,800 en el 2002.

Fuerte demanda

“La demanda es siempre más importante, subraya Alain Granger, coordinador en la Suiza de habla francesa y en el Tesino. Este año el número de plazas disponibles aumentará 20% en todo el país y podemos apostar que aún será insuficiente”.

De manera oficial, los semestres de motivación están dirigidos a los jóvenes de entre 15 y 25 años, pero en los hechos, la mayoría de los participantes (60%) tienen de 16 a 17 años.

“Esos programas son frecuentados especialmente por adolescente que buscan efectuar una formación”, admite Tony Erb, responsable de las medidas del mercado de trabajo en la Secretaría de Estado de Economía (SECO). “Esta plataforma les permite, antes que todo, evaluar mejor sus posibilidades y orientarse hacia una profesión que pueda convenirles.

“Nosotros nos encargamos sobre todo de la prevención. Estos puentes hacia el aprendizaje tienden a evitar que los jóvenes se transformen en desempleados por mucho tiempo”.

Último recurso

Para un buen número de jóvenes los semestres de motivación representan, en efecto, la única salida después de la escolaridad obligatoria.

“Me dijeron un poco tarde que no podría continuar la escuela, explica Vanesa. Mi consejero de orientación me sugirió entonces efectuar un semestre de motivación. Es mejor que quedarme en casa”.

Como esta chica de 16 años, centenares de jóvenes, que están en la misma situación de suspenso en medio de su formación escolar o profesional, se encuentran en la Fundación Intervalle.

“Sólo 10% de ellos logran un puesto a través de las oficinas de desempleo, los otros llegan por la vía de la orientación escolar o por medio del consejo de algún conocido”, explica Mario Bugnon.

“Generalmente, son adolescentes socialmente desfavorecidos y mal integrados. No forman parte de ninguna asociación o club deportivo y llegan aquí porque no tienen nada mejor”, agrega el director de la Fundación Intervalle.

Precisa: “Se trata de jóvenes olvidados que no han tenido el apoyo necesario para tomar entre sus manos las riendas de su destino”.

Seducir a cualquier precio

“Yo quería hacer un décimo año escolar, pero no funcionó”, confiesa Yannick. “Como no había previsto otra cosa, me quedé con las manos vacías. Ahora estoy muy motivada y busco el máximo de contactos para encontrar una plaza como aprendiz”.

Los semestres de motivación constituyen un activo apoyo en las relaciones entre los jóvenes y la esfera profesional. Los formadores inician a los adolescentes en todos los procedimientos indispensables para la búsqueda de una plaza en una empresa. Inclusive si es sólo para efectuar una práctica.

Para los chicos es una oportunidad de acercarse a la realidad del mundo del trabajo, de descubrir nuevas posibilidades, inclusive de encontrar su vocación. Es también la posibilidad de seducir a un eventual patrón y de convencerlo de su buena voluntad.

Creador de plazas de aprendizaje



“No hay que cantar victoria –advierte Mario Bugnon- la mayoría de los chicos que llegan aquí nos responden a las exigencias de la formación profesional. Sin embargo, son trabajadores motivados que pueden efectuar una formación práctica exitosa.

“Somos creadores de plazas de aprendizaje -continua Mario Bugnon-, no es raro que algún patrón nos llame para decirnos que el practicante que le enviamos es formidable, Entonces, intentamos encontrar juntos una solución para que lo guarde el mayor tiempo posible”.

Los resultados de los semestres de motivación demuestran, por otra parte, el éxito de esa medida en la inserción. De acuerdo con un estudio de Seco, la tasa de inserción de los jóvenes alcanzó 63% de 1998 al 2000, para descender luego a 60% y hasta 57% en el 2002.

“El problema es que cada vez es más difícil encontrar sitios aun para las prácticas. Los empresarios ya no quieren darse tiempo para acompañar el aprendizaje de los jóvenes”.

De acuerdo con las cifras de Seco, cerca de 60% de los jóvenes encuentran lugares para su formación elemental o de aprendizaje. Sólo 25% de entre ellos terminan su carrera en el desempleo.

swissinfo, Vanda Janka
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Datos clave

Participación en los semestres de motivación:

3’840 jóvenes en 2003
2,789 jóvenes en 2002
2,622 jóvenes en 2001
Costo del seguro por desempleo:
39'689 millones en el 2003
39'266 millones en el 2002
27'795 millones en el 2001

Fin del recuadro

Contexto

El semestre de motivación es una medida financiada por el seguro de desempleo y dirigida a los jóvenes de entre 15 y 25 años.

Se trata de un programa de formación y de trabajo con una duración de 6 a 12 meses.

Permite a los jóvenes familiarizarse con el mundo profesional.

Ofrece a los participantes la posibilidad de precisar los objetivos profesionales y de buscar más fácilmente una plaza para efectuar un aprendizaje.

Durante los semestres de motivación los jóvenes suizos y los extranjeros que residen en el país desde hace 10 años perciben 450 francos por mes. Posteriormente tienen derecho a la ayuda mínima prevista en casos de desempleo.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes