Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Salvar al cucú

El pájaro Cucú en pleno vuelo.

(www.birdlife.ch)

El pajarillo que personifica el mítico péndulo de la relojería helvética se encuentra en peligro de extinción.

Los ornitólogos de varias organizaciones manifiestan su inquietud a cada llegada del invierno, ante la probabilidad que en la próxima primavera, disminuya el número de cucús que regresen a sus nidos de los bosques suizos.

La Estación de Ornitología Suiza de Sempach inició en 1995 un programa de seguimiento y protección del cucú, tras constatar una sensible baja de la población, estimada hoy apenas entre 20.000 y 30.000 parejas. La estación mantiene observadores en casi todas las regiones del país.

Otra entidad que se ocupa del seguimiento del cucú es la Asociación de Protección de los Pájaros (Aspo-Birdlife), que trabaja en el ámbito de las Escuelas, fomentando entre los escolares la creación de espacios naturales adaptados a recibir a estas avecillas.

La Asociación "Pronatura" incluyó al cucú en una lista roja, entre otras especies amenazadas, y acaba de publicar un mapa de los lugares preferidos por el cucú para anidar. Los Alpes, y los lagos de Neuchâtel y Constanza, acogen gran parte de las poblaciones de "cuculus" (su nombre en latín) que viven en Suiza.

Las causas de su desaparición son idénticas a las que afectan a toda la fauna y zoología helvética. La paulatina modificación de su medio natural, que le priva de su alimentación básica, como las orugas y todo tipo de larvas.

Un pájaro muy especial

El cucú mide apenas 33 centímetros y es muy difícil de distinguirlo a simple vista. Se le ubica más fácilmente por su cantar que identifica desde hace siglos al péndulo suizo. Quizás por eso a su canto se le asocian varias supersticiones de origen rural.

Los antiguos labriegos lo vinculaban con el dinero. En los campos se creía que cuando se escuchaba el canto del cucú había que apresurarse a apretar una pieza de moneda en el bolsillo, pues el hacerlo traería riqueza para todo el resto del año.

Pero el cucú es conocido también como un ladrón de nido, pues la hembra deposita sus huevos en nidales ajenos, para que otras especies los incuben y alimenten a los recién nacidos. De hecho, los cucús reciben diferentes tipos de alimentación, dependiendo de quienes los hayan criado. Unos comparten por ejemplo la pitanza de los ruiseñores, y otros de los merlos.

Sin embargo, por encima de su celebridad de avecilla parásita, el cucú inmortalizó su nombre cuando se convirtió en la estrella de los péndulos de la industria relojera. "El reloj cucú" es conocido en casi todo el mundo, y desde hace varios siglos viene anunciando la hora con su mágica virtualidad.

El péndulo cucú es hoy en día uno de los objetos de "souvenir" más comprados por los turistas que visitan Suiza y se ha convertido en uno de los símbolos míticos que más han identificado a la industria relojera helvética. Al menos, antes de la llegada de los relojes de cuarzo.

Ahora la preocupación principal de las organizaciones ornitológicas es la de promover campañas para impedir la desaparición definitiva del cucú de los bosques suizos. Si eso sucediera, se sentiría como una terrible pérdida para uno de los tantos mitos que identifican la historia de una Suiza rural y profunda.

La Asociación "Aspo- birdlife" designó al cucú como el "Pájaro del Año" título que le concede una especie de protección oficial, según explicó a swissinfo Bruno Volet, responsable del servicio de prensa de esa organización.

Por su parte la entidad "Nos oiseaux" (Nuestros pájaros) trabaja en programas destinado a los campesinos para que creen condiciones apropiadas para que los cada vez menos cucús que regresen en la próxima primavera, puedan encontrar alimentos y un hábitat que permita su procreación y hacerlos sentirse en su propia casa.

Alberto Dufey


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes