Navigation

seco respalda proyecto de agua potable en El Alto

Abastecer de agua a los menos favorecidos es parte importante de la política exterior de seco. Keystone Archive

Unas 14.000 familias de la ciudad boliviana más alta del mundo (4010 m.s.n.m.) se beneficiarán con conexiones de agua potable y alcantarillado.

Este contenido fue publicado el 23 mayo 2004 - 12:25

La Secretaría de Economía de Suiza (seco) aporta 3,5 millones de dólares a la obra.

La participación de seco se inscribe en el marco de su política de apoyo a proyectos que intenta resolver el álgido problema del abastecimiento de agua potable en los países en desarrollo.

La Ciudad de El Alto -a 15 kilómetros de la sede de gobierno de Bolivia, La Paz-, enfrenta, por un lado, la insuficiencia de agua potable y, por otro, la exposición constante a los riesgos que acarrean contra la salud los agentes contaminantes y la falta de sistema de alcantarillado.

Habida cuenta que es una ciudad poblada por más de 700.000 personas, en su mayoría de bajos recursos económicos, El Alto soporta a menudo las secuelas que conllevan el crecimiento demográfico acelerado en zonas ciurcundantes a las grandes urbes.

El Alto es una ciudad que en cuatro décadas ha pasado de ser una pequeña urbanzación a una ciudad con muchas exigencias y pocas soluciones.

Obra conjunta

Para aliviar en parte el difícil problema de abastecimiento de agua y alcantarillado, las autoridades departamentales y comunales y seco delinearon un proyecto para favorecer a casi 14.000 familias en El Alto. Su costo global está calculado en cinco millones de dólares.

El convenio suscrito recientemente por representantes del Ministerio de Servicios y Obras Públicas, Superintendencia de Saneamento Básico,Alcaldía Municipal de El Alto con el gobierno de Suiza, a través de seco, y la empresa privada Aguas del Illimani prevé la instalación de 11.500 conexiones domiciliarias de agua potable y 13.500 conexiones de alcantarillado.

Suiza proporcionará recursos para la inversión inicial de la infraestructura básica y el establecimiento de un Fondo rotatorio que permita realizar las futuras conexiones.

Tradición de apoyo al desarrollo

El encargado de negocios a.i. de Suiza en Bolivia, Jacques Gremaud, recalcó que la Confederación Helvética mantiene su política de cooperación al desarrollo al país andino y su compromiso en la lucha contra la pobreza. Berna respalda desde hace más de 35 años proyectos de desarrollo en Bolivia, considerado como uno de los países más pobres del mundo.

“Los vecinos, beneficiarios de este proyecto, son los actores clave para su éxito. Solamente el cumplimiento de los pagos mensuales permitirá poder realizar la totalidad de las conexiones previstas”, señaló el diplomático refiriéndose a las perspectivas de la obra.

“ A mayor cumplimiento, mayor número de conexiones a instalarse: Esperamos que exista esta solidaridad entre los beneficiarios de la ciudad de El Alto”, concluyó Gremaud.

Las cuotas por el uso de agua son módicas y al alcance de los bajos ingresos de los habitantes de El Alto cuyo alcalde, José Luís Paredes, agradeción la cooperación suiza al expresar: “Dios nos envió a los suizos para que podamos contar con agua potable en esta ciudad que por sus difíciles características (geográficas y sociales) tiene dificultades para obtener el líquido elemento.

Swissinfo, Félix Espinoza, La Paz, Bolivia

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo