Segunda para Suiza, tercera para Chapuisat

Stéphane Chapuisat (der) en busca del gol. La toma es del partido eliminatorio contra Albania. Keystone

Desde el 12 de junio, en Portugal, la selección suiza de fútbol participará - por segunda vez en su historia-, en la fase final del Campeonato de Europa.

Este contenido fue publicado el 11 junio 2004 - 08:19

Para Stéphan Chapuisat es la tercera gran cita. El atacante suizo, originario del cantón de Vaud, ya ha sido parte de las selecciones suizas en el Mundial 1994 y en la Eurocopa 1996. Entrevista.

Stéphane Chapuisat se dispone a jugar la tercera fase final en un gran torneo del fútbol internacional.

Ya había sido la punta de lanza del equipo suizo en 1994 durante el mundial en Estados Unidos. Entonces había marcado el segundo gol en la victoria de Suiza contra Rumania (4-1). Dos años más tarde lo volvimos a ver en el Euro 1996, en Inglaterra.

Al final de una muy rica carrera en la cual ha jugado durante ocho temporadas en Alemania (Borussia Dortmund), el jugador suizo saborea en su justo valor la nueva oportunidad que se le brinda para enfrentar a los mejores jugadores europeos.

Verdadero ‘zorro de las superficies’, siempre bien situado, Chapuisat pondrá su experiencia de goleador al servicio del equipo nacional suizo.

swissinfo: ¿Con qué espíritu enfrenta este Euro de Portugal?

Stéphane Chapuisat: No conozco un jugador que no sienta satisfacción al poder participar en este acontecimiento. Sin embargo, las epopeyas en que participé, en 1994, en Estados Unidos, y en 1996, en Inglaterra, me permiten vivir esta situación con un poco más de distancia.

Las ganas y la pasión están siempre presentes. Simplemente me siento más calmo y reposado. Posiblemente lo saboreo más que cuando tenía veinte años. Es fantástico poder sentir a todo el país detrás del equipo.

swissinfo: ¿Qué recuerdos conserva de aquellos dos periplos?

S.C.: Recuerdo bien el comienzo de los años noventa. Hacía más de treinta años que Suiza esperaba una nueva clasificación en un gran evento. Bajo el impulso del entrenador Roy Hodgson hicimos verdaderamente algo increíble.

En primer lugar nos calificamos para el Mundial en un grupo difícil, con Portugal, Italia y Escocia.

En Estados Unidos jugamos el encuentro de apertura contra el equipo del país anfitrión. Después, en Detroit jugamos un partido excepcional contra Rumania que nos permitió la clasificación para los octavos de final.

Dos años más tarde, en Inglaterra, la expedición se desvió. No obstante, habíamos tenido la satisfacción de compartir el desafío durante el encuentro inaugural, contra Inglaterra, en Wembley.

swissinfo: Incluso si son más jóvenes que Ud. y a pesar de que ninguno estuvo en Estados Unidos en 1994, varios integrantes del equipo suizo juegan en el extranjero y pueden ufanarse de tener una sólida experiencia.

S.C.: Tenemos un grupo muy bueno. Sin un buen grupo es imposible clasificarse para tal evento. Pero, también es el resultado de mucho trabajo.

Indiscutiblemente el hecho de que varios miembros de la selección jueguen en campeonatos extranjeros es un factor positivo adicional para la selección. Están acostumbrados a administrar la presión propia de un evento de este tipo y saben cómo deben comportarse durante el certamen para rendir mejor. No será una situación nueva para ellos.

swissinfo: Dos palabras sobre el entrenador ‘Köbi’ Kuhn

S.C.: Su gran mérito consiste en haber reconstruido un grupo homogéneo, capaz de lograr grandes resultados. Tenemos la suerte de contar con un entrenador que fue un gran jugador.

Con la Copa Mundial de 1966 él también vivió un gran acontecimiento. Sabe además lo que necesitan los jugadores para expresarse mejor.

swissinfo: ¿Qué posibilidades tiene Suiza en Portugal?

S.C.: Siempre es difícil hacer pronósticos. Una cosa es segura: el primer encuentro contra Croacia será capital. Si logramos imponernos, todo será posible. El estilo de juego de Inglaterra nos conviene bastante. Por otro lado, Francia es el equipo favorito, pero quién sabe...

swissinfo: En cierto sentido este torneo será el último gran acontecimiento en su carrera futbolística. O bien, ¿cree Ud. que aún puede disputar la Liga de Campeones con el YB (Young Boys)?

S.C.: Después de mis ocho temporadas en el Dortmund (con dos títulos nacionales y una victoria en la Liga de Campeones) el mundial 1994 y el Eurofoot 1996, no pensaba revivir tales emociones.

Lo que me sucede con el equipo de Suiza y con el Young Boys es como una especie de bonificación. En lo relativo a una participación en la Liga de Campeones con el club de Berna, creo que será necesario que ganemos el primer encuentro de clasificación para estar seguros de poder jugar por lo menos en la Copa de la UEFA. Una última experiencia de ese género ya me colmaría.

Swissinfo, Mattias Froidevaux
Traducción : Jaime Ortega

Datos clave

Stéphane Chapuisat ganó dos títulos de campeón de Alemania (1955 y 1996), la Liga de Campeones y el Campeonato mundial de clubes (1997), con el Borussia Dortmund.

De regreso en Suiza, fue campeón con GC (2001)

Desde 2002 juega con el club de Berna, Young Boys.

End of insertion

Contexto

Stéphane Chapuisat es el único jugador del equipo suizo presente en Portugal que ha participado igualmente en el Mundial 1994, en Estados Unidos, y en el Euro 1996, en Inglaterra.

También es el único jugador de la selección suiza que ha disputado más de 100 encuentros con la camiseta roja de cruz blanca.

El 28 de junio celebra sus 30 años de edad. Disputa en esta ocasión su último gran certamen y pondrá fin definitivo a su carrera a finales de la próxima temporada (fin 2005).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo