Navigation

Sentir los sentidos

Sentir la piedra, uno de los tantos recorridos que ofrece la exposición de Frauenfeld. www.sensorium.ch

La ciudad de Frauenfeld en el norte de Suiza se apresta a ponerle el broche de oro a una exposición dedicada a descubrir los cinco sentidos.

Este contenido fue publicado el 26 septiembre 2003 - 10:31

Más de 250.000 personas visitaron la muestra durante sus cuatro años de su existencia.

La exposición SENSORIUM se planeó, desde su inicio en otoño de 1999, como un proyecto limitado en el tiempo. Se clausura el 30 de septiembre. El viaje a Frauenfeld, la capital del cantón Turgovia en el norte de Suiza, merece la pena: 40 estaciones interactivas invitan a explorar los cinco sentidos.

Los experimentos de Hugo Kuekelhaus

El recorrido presentado en los edificios de una vieja fábrica se basa en la filosofía de Hugo Kuekelhaus (1900-1984). El arquitecto, médico, matemático, artista y escritor alemán observó ya en los años cuarenta del siglo pasado que cada vez conocemos menos la capacidad de nuestros sentidos.

En un mundo dominado por la técnica y la información usamos sobre todo la vista y el oído, mientras que descuidamos los otros sentidos: el gusto, el olfato y el tacto.

Kuekelhaus desarrolló una serie de experimentos que animan a redescubrir el sentimiento por los sentidos. Las presentó por primera vez en la exposición mundial del 1967 en Montreal, Canadá. Posteriormente, numerosas instituciones en todo el mundo retomaron sus ideas, entre ellas SENSORIUM, en Frauenfeld.

Explorar sonidos, imágenes, olores

Karolin Linker, directora del SENSORIUM, explica en entrevista con swissinfo:“Lo que el visitante encuentra aquí no es una exposición en el sentido estricto. Invitamos a jugar, a experimentar, a explorar; no explicamos los fenómenos presentados de manera científica. Más bien queremos invitar a investigar los sentidos“.

El objeto preferido de Karolin Linker se encuentra en la entrada de la exposición: una gran columna de piedra con cuatro incisiones. Al mover las manos mojadas sobre la superficie de la columna, la piedra empieza a vibrar. Un sonido hondo llena la sala.

Los niños –más de la mitad de los visitantes son grupos escolares- prefieren el doble columpio. Conectadas con dos cuerdas, las sillas funcionan como un doble péndulo. La transmisión de fuerzas, un fenómeno físico, refleja un concepto filosófico: donde hay energía, se recibe más energía; donde falta energía, es difícil atraerla.

Otra sección del recorrido se dedica a los sonidos. ¿Cómo hacer sonar un gongo gigante sin tocarlo? El grupo de maestros que participa en una visita guiada al SENSORIUM desconoce la respuesta.

Karolin Linker explica:“Cuento hasta tres, gritamos todos en voz alta un momento y luego quedamos quietos. Cierren los ojos. Uno, dos, tres.“ Alboroto simultáneo y resuena un tono sostenido de muchas frecuencias. El experimento, como tantos otros, sorprende a los profesionales.

Para entender las cuarenta estaciones del SENSORIUM, el visitante tiene que entregarse con todo el cuerpo. El „camino descalzo“ por ejemplo requiere quitarse los zapatos para poder sentir los diferentes materiales que lo forman: piedra, troncos de madera, algodón, plumas...

Trepar por el disco del equilibrio exige ánimo,la gravitación es engañosa. Concentración absoluta se necesita para ver las ilusiones ópticas. Las estaciones dedicadas a la facultad visual sorprenden por su sencillez constructiva –tablas rotativas, prismas de vidrio, espejos mágicos– que provocan efectos misteriosos.

Al final del recorrido se llega al sentido del gusto. Un pequeño café ofrece refrescos y sabrosas tapas.

Laboratorio para los sentidos

Karolin Linker explica que “el proyecto siempre fue planeado como algo limitado, sobre todo por cuestiones económicas. Hemos visto que una exposición interactiva como la nuestra atrae muchísimo. El SENSORIUM en Frauenfeld cierra sus puertas a finales de septiembre.

¿Y qué pasa con las cuarenta estaciones que formaron el recorrido del SENSORIUM? Linker responde: „Afortunadamente encontramos una institución interesada que las compró. A partir de enero del 2004, se podrán visitar en la sede de la Fundación antroposófica Ruettihubelbad, en el cantón de Berna.“


swissinfo, Franziska Nyffenegger, Frauenfeld

Datos clave

SENSORIUM es una exposición interactiva que invita a descubrir la capacidad de nuestros sentidos.

End of insertion

Contexto

Se basa en la filosofia del multitalento alemán Hugo Kuekelhaus (1900-1984), conocido por sus experimentos en el campo de fenómenos sensitivos.

La exposición en Frauenfeld está abierta hasta el 30 de septiembre y a partir de enero del próximo año en Ruettihubelbad/Berna.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.