Sin lugar para acoger a los solicitantes de asilo

Una ola de recién llegados ha provocado que no sean suficientes los espacios para acoger a los solicitantes de asilo. Keystone

Algunos casos de sobrelleno en los centros de acogida para solicitantes de asilo, que ha obligado a solicitarles a los recién llegados a pernoctar en casas privadas, estaciones de tren o a recibir el respaldo del Ejército de Salvación, han provocado en días pasados el malestar de las organizaciones humanitarias y políticos sensibles al tema.

Este contenido fue publicado el 23 diciembre 2011 - 15:08
swissinfo.ch

Las críticas se han dirigido a los centros de recepción de los cantones de Basilea-Ciudad, Tesino y Vaud. Si bien se han encontrado soluciones temporales, la situación de nuevo en la mira de la opinión pública.

Algunos parlamentarios han llamado al gobierno ha tomar cartas en el asunto. Entre tanto la Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR) indicó a swissinfo.ch que Berna debe hacer más para que los 26 cantones del país hagan de su parte para permitir mayores espacios de acogida a los solicitantes de asilo.

A menos de una semana de Navidad, la televisión suiza informó desde un centro de estos en Basilea que 20 personas se han visto forzadas a buscar dónde dormir fuera del lugar, puesto que ya 500 personas tienen con sobre cupo el refugio, destinado, en realidad, para 320 personas.

Voluntarios del Ejército de Salvación de Basilea, que ayudaron a darles techo a cinco de estas 20 personas, expresaron al noticiero estelar del canal SF1 su consternación por el hecho de que esta gente se vea obligada a buscar sitio dónde dormir, y que a esto se sume que personas privadas se vean envueltas en la situación, puesto que algunas han debido ofrecer su casa a los solicitantes de asilo.

Anni Lanz, una de las voluntarias de la organización Solidaridad sin Fronteras debió dar alojamiento a una familia en su propia casa por una noche, al saber que de lo contrario deberían haber dormido en un sitio desprotegido y en las actuales condiciones de frío invernales. La familia afectada fue admitida al otro día en el centro de acogida, según indican informaciones de un diario local.

Otro centro en Vallorbe, en la frontera franco-suiza, alrededor de 15 hombres también no pudieron ingresar al lugar.

Por una solución rápida y sin burocratismos

Suiza cuenta con cinco centros para solicitantes de refugio en Suiza y algunos de ellos tienen lleno completo, ante la llegada hasta finales de noviembre de 20.000 personas, es decir, 5.000 más que la cifra total del año 2010.

La Oficina Federal de Migración señala al respecto que la actual demanda fue “una situación difícil, especialmente en invierno, a causa del frío”. Michael Glauser, su portavoz, señaló que encontrar una solución rápida y sin burocratismos ha sido la prioridad para resolver esta falta de lugar para los solicitantes de asilo.

Basilea encontró una medida temporal, con la apertura de un refugio civil en caso de bombardeo, abierto en la ciudad de Pratteln, con capacidad para 100 personas. Otras 40 plazas se crearán en el Tesino este domingo.

La Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR) considera aceptable la utilización de esos refugios subterráneos en esta situación especial, pero advierte que alojar a la gente en esos sitios sin luz bien puede resultar “problemático” y “traumático” para algunos.

OSAR también pone el acento en el Artículo 80 de la ley de asilo de Suiza en la que se estipula que el gobierno federal debe proporcionar ayuda social a los solicitantes de asilo y que las autoridades deben encontrar soluciones con terceras partes, pues Suiza se encuentra lejos de la meta de crear espacio para alojar a 2.000 personas más para finales del año.

Responsabilidad cantonal

La ministra suiza de Justicia y Policía, Simonetta Sommaruga, ha debido admitir que la tarea ha resultado más difícil de lo esperado y que solo un lugar para 50 personas ha podido ser ofrecido por parte de los cantones. La falta de ofertas se debe en gran parte a la oposición de la población que teme situaciones tensas o crímenes si en su localidad se ofrece un lugar de acogida para refugiados. Pero OSAR insiste que el gobierno federal debe subrayar a las autoridades cantonales su responsabilidad para ofrecer soluciones.

“Se debe esperar que los cantones participen en resolver el problema de modo constructivo, en lugar de poner al frente escenarios de temor que crean prejuicios entre la población”, advierte Adrian Hauser, de OSAR.

Entre tanto, la Oficina Federal de Migración (OFM), encargada del tema del Asilo en Suiza, realiza conversaciones con autoridades cantonales y municipales desde hace meses para hacer frente al incremento de los solicitantes de asilo llegados al país, anota el portavoz de la OFM; Michael Glauser.

Solicitantes de asilo

En noviembre, su número se incrementó en cerca de 20% en comparación con el mes previo.

La Oficina Federal de Migración (OFM) indica que 2.566 personas an entrado al país con la solicitud de asilo, provenientes principalmente de Túnez, Eritrea y Serbia. En el caso serbio, se trata, sobre todo, de personas pertenecientes a la minoría roma.

De septiembre a noviembre de este 2011, aumentó el número de solicitantes de asilo, tras un verano relativamente tranquilo.

En total, más de 20.000 personas han solicitado asilo en lo que va del año, 41.5% más que en la misma fase de 2010.

El año pasado, 17,7% de los solicitantes obtuvo el estado de refugiado en Suiza.

End of insertion

Asunto de debate

La inmigración y el asilo son los tópicos más controversiales en Suiza.

Mientras que la derecha, encabezada por la Unión Democrática de Centro –el partido mayoritario en Suiza- ha alcanzado el establecimiento de modificaciones en la ley del asilo más restringidas, la centro-izquierda argumenta que estos cambios violan los principios humanitarios que Suiza sostiene.

Las últimas modificaciones entraron en vigor en 2007.

Suiza firmó el Acuerdo de Dublín en 2009 que regula los procedimientos para otorgar refugio en cerca de 20 Estados de Europa.

Las autoridades federales helvéticas son las responsables de los procedimientos de asilo, pero la implementación de la política relativa es responsabilidad cantonal.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo