Navigation

La belleza, una cuestión de actitud y… de dinero

Dennis Stock/Magnum Photos

En Suiza se consumen 64 toneladas de productos cosméticos diariamente. La industria de la belleza y el sector de la cirugía estética están en expansión. Pero ¿qué significa ser bellos? Una exposición en Berna nos brinda una respuesta.

Este contenido fue publicado el 06 enero 2013 - 11:00
Susan Vogel-Misicka, swissinfo.ch

“La belleza está en los ojos de quien la mira”: este viejo dicho parece anacrónico si observamos a qué ritmo crece el sector de los cosméticos y, en general, la industria de la belleza. Los suizos gastan 400 millones de francos al año solo en tratamientos faciales.

Dos museos en Berna han decidido profundizar en el tema con la exposición Bin ich schön? J’suis beau? (¿Soy bello?), abierta hasta el 7 de julio de 2013. “Inicialmente, la muestra llevaba como título ‘¿Qué es bello?’, pero lo cambiamos porque queríamos implicar a los visitantes a través de una pregunta directa”, explica Kurt Stadelmann, comisario del Museo de Comunicación, que ha concebido la exposición en colaboración con el Museo de Historia Natural, situado justo al lado.

“Queremos provocar un poco a los visitantes y preguntarles si se encuentran bellos. Y ojalá  la exposición les aporte respuestas”, prosigue Stadelmann. A lo largo del recorrido no encontraremos un solo espejo. Stadelmann confía en que los visitantes encuentren su belleza interior mientras contemplan animales, muñecas, portadas de revistas y otras referencias culturales, como una estatua de la Virgen María o un filme de propaganda nazi en los cuerpos “perfectos” de los atletas.

Cirugía estética en boga

La muestra refleja sin duda el espíritu que reina en estos tiempos. El número de profesionales que ejercen la cirugía estética o de reconstrucción en Suiza no cesa de aumentar.  En 1980 eran 24. Una década después, 44 y hoy suman más de 130.

¿Por qué quiere la gente cambiar su aspecto? “No es que necesariamente quieran cambiar”, responde el cirujano plástico Daniel Knutti. “Muchas quieren mejorar algo, verse más guapas o destacar alguna característica de su cuerpo. Fundamentalmente, el objetivo es sentirse mejor”.

En los últimos diez años se han multiplicado las intervenciones de cirugía plástica en el seno. “Hay también mucha demanda de liftings faciales, pero en otra franja de edad. Las mujeres quieren deshacerse de algunas arrugas o eliminar la piel flácida”, observa Knutti, que abrió una consulta en Biel en 1998.

Clientela masculina

“De forma general, creo que las mujeres son más tolerantes que los hombres en lo que concierne la apariencia”, señala el especialista. “Un hombre con cabello gris y arrugas conserva su atractivo físico para una mujer joven”.

Los hombres representan entre el 10 y el 15% de la clientela, agrega el cirujano plástico. Pero la tendencia va en aumento, sobre todo en el caso de las intervenciones en el contorno de ojos que “aportan un aire de juventud y dinamismo a la mirada, sin modificar mucho la apariencia”, explica Knutti. Él mismo se ha sometido a este tipo de intervención.

En calidad de miembro del directorio de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética, Knutti ha podido observar cuáles son las diferencias del concepto de belleza. “Las asiáticas piden rasgos más caucásicos, como la línea de la nariz o un seno más prominente. A las caucásicas les encantan los ojos ligeramente almendrados, y a las árabes no les gusta una nariz grande”.

Tras la operación, es frecuente que los pacientes afirmen que su vida ha cambiado, afirma Daniel Knutti. “Incluso si el cambio físico es mínimo, el impacto puede ser grande. El paciente se siente más seguro de sí mismo, más feliz”.

Intervenciones más frecuentes 2010

1. Lipoplastia/liposucción: 2.174.803

2. Mastoplastia aditiva (aumento de pecho): 1.506.475
3. Blefaroplastia (párpados): 1.085.153
4. Rinoplastia (nariz): 985.325
5. Abdominoplastia: 681.344
6. Reducción del seno (mujeres): 549.994
7. Mastopexia (reafirmación del busto): 543.848
8. Lifting facial: 421.029
9. Otoplastia (orejas): 242.271
10. Reducción del seno (hombres): 235.947
 
Fuente: Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (datos 2010)

End of insertion

Perspectivas laborales

Y esto puede traducirse en mejores perspectivas de carrera. En Suiza es moneda corriente adjuntar una foto al curriculum vitae cuando se envía una candidatura para un puesto de trabajo. Tener un buen aspecto puede constituir un punto a favor.

Las cualificaciones profesionales son, evidentemente, prioritarias. “Pero nos gusta si podemos tener una primera impresión de los candidatos”, explica José M. San José, responsable de Marketing en Adecco Suiza, la agencia de recursos humanos que es líder mundial.

En algunos sectores el aspecto físico es importante. “Si se trata de un trabajo en la producción, no es importante ver una foto. En los servicios, en cambio, los empleadores aprecian un CV con foto”, señala San José.

Pero no basta con estar de buen ver. “Para un empleado en el departamento de ventas, por ejemplo, el carisma es más importante que el aspecto. Una persona puede ser alta y esbelta, pero antipática”.

De todos modos, la belleza es algo muy subjetivo, prosigue el responsable de Adecco. “Para triunfar profesionalmente son muy importantes la motivación, la cordialidad y una mentalidad adecuada. No se puede triunfar basándose exclusivamente en la belleza, excepto si se ejerce la profesión de modelo”.

Incluso personas comunes y corrientes pueden parecer modelos si saben vestir bien. Sin olvidar, como lo ilustra un vídeo de la exposición del Museo de Comunicación, que Photoshop puede hacer milagros.

“Estoy feliz si los visitantes al salir del museo se dicen: Quizás no soy guapo, pero soy atractivo, concluye Kurt Stadelmann. “Pienso que es el mejor modo de verse en el espejo, ya que uno puede conservar su atractivo hasta los cien años. Mantenerse bellos hasta esa edad, en cambio, es otra historia”.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.