65 toneladas de ayuda suiza llegan a Haití

La ayuda suiza empieza a llegar a los afectados por el seísmo que azotó Haití. Keystone

Varios días tras el seísmo que afectó a Haití, la ayuda suiza comenzó a llegar a las víctimas. Se trata especialmente de kits de auxilio, material sanitario y medicamentos, tiendas, mosquiteras y generadores eléctricos.

Este contenido fue publicado el 18 enero 2010 - 17:29

Este lunes tenía previsto partir desde Suiza el segundo avión con otras 35 toneladas adicionales para sumarse a las otras que ya llegaron a Haití.

Además, la ONG suiza Helvetas dona 300.000 francos para acometer las labores de reconstrucción.

Alrededor de 30 toneladas de material, para entre 10.000 y 15.000 personas comenzaron a ser distribuidas. Éstas habían llegado por la ruta de Santo Domingo hacia Puerto Príncipe, dijo ayer domingo Toni Frisch, jefe adjunto de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) en rueda de prensa celebrada en Berna.

Un equipo médico compuesto por una decena de personas opera desde el hospital universitario de Puerto Príncipe. En total, 160 los 200 suizos residentes en la zona pudieron ser contactados. Tres de ellos resultaron heridos.

En total, 45 personas están ya activas en la zona de crisis, de los que 31 se encuentran en Puerto Príncipe. Se espera que durante esta semana el número de efectivos llegue hasta los 50.

“No hemos podido establecer el contacto con nuestros socios en el lugar, uno de ellos la ONU”, precisó Toni Frisch. “La ONU estudia actualmente la posibilidad de instalar campamentos para las personas sin refugio, para los que podríamos poner especialistas a su disposición”, añadió. “Ante todo intentamos subsanar los fallos y tapar los agujeros” antes que realizar otras actividades”, precisó.

Segundo helicóptero

Suiza también va a poner a disposición de la ONU un segundo helicóptero con una capacidad de 12 plazas, a más tardar, el próximo miércoles. Más grande que el anterior, podrá servir para transportar a heridos. El helicóptero ya desplazado permitió este fin de semana sobrevolar la región al sur de Puerto Príncipe, donde la cooperación suiza está activa desde hace tiempo. Esta zona resultó más castigada por el terremoto que la propia capital haitiana, así entre un 50 y un 80% de los edificios acabaron destruidos. En Puerto Príncipe, en torno al 20%.

El presupuesto de la ayuda de urgencia asciende actualmente a 4,5 millones de francos, e incluye la contribución a la ONU y la Cruz roja. Aunque esta cifra va a verse incrementada, como afirmó Frisch, y no contempla la ayuda a la reconstrucción.

300.000 francos donados

Respecto a las ONG suizas que tienen proyectos en Haití, todavía tienen muchas dificultades para contactar con sus colaboradores y socios en la zona. La información la reciben con cuentagotas.

Una de las ONG implicadas en Haití es Helvetas. Su portavoz, Matthias Herfeldt, explica a swissinfo.ch que se comunican con la zona a través del correo electrónico. Especialmente con el suizo Bernard Zaugg, director del programa de la ONG en Haití desde 1983, aunque hace dos días que no han recibido mensajes nuevos.

“Estamos organizando operaciones de rescate. Hemos puesto a disposición de la COSUDE los coches y conductores que tenemos allí. Concretamente en la capital, Puerto Príncipe. Hay grandes problemas ligados a la distribución de los alimentos y de la ayuda”, cuenta Herfeldt.

Además, Helvetas va a donar de 300.000 francos principalmente para acometer las labores de reconstrucción. “Especialmente se van a destinar al suministro y el abastecimiento de agua potable y también para el tratamiento de las aguas residuales, lo que es una emergencia para prevenir la aparición de enfermedades. Este dinero lo pondremos a disposición de las acciones de COSUDE”, indican desde Helvetas.

Herfeldt señala que antes de diseñar un programa concreto de reconstrucción necesitan una evaluación de la problemática, así como de las prioridades.

La oficina de la ONG en Puerto Príncipe tiene al suizo Bernard Zaugg al frente, a otra ayudante española y a otros 18 colaboradores locales. “De momento todos están bien, pero su destino es inseguro. Para poder ayudar después, debemos primero garantizar la seguridad de nuestro propio equipo para que pueda luego comenzar a trabajar. También debemos velar por en el plano emocional de nuestros colaboradores”, concluye Herfeldt.

Acciones a largo plazo

Por su parte, la responsable de prensa de la ONG Acción Cuaresmal, Blanca Steinmann, cuenta a swissinfo.ch que casi no disponen de noticias de Haití: “El 50% de nuestros socios están bien pero algunos familiares de nuestros colaboradores murieron. El déficit de infraestructuras es enorme y los sistemas de comunicación no son estables. Las noticias que recibimos son por correo electrónico, o por teléfono, aunque siempre por terceras personas que conocen a nuestros colaboradores”.

La labor principal de Acción Cuaresmal ahora es establecer contacto con otras ONG suizas que operan en la zona como Caritas y otros socios.

“Nos estamos preparando para un proyecto a largo plazo. Son acciones posteriores a la fase de reconstrucción, aquí además de los daños físicos hay que contemplar los psicológicos, los dramas personales”.

Iván Turmo, swissinfo.ch

Violencia y saqueos

Las operaciones de socorro se aceleraban el lunes en Haití en medio de violencia y saqueos a seis días del terremoto que hasta ahora dejó más de 70.000 muertos confirmados.

Brigadas llegadas de todo el mundo batallan por atender a cientos de miles sin techo, heridos, y desperados por comida, agua y medicinas.

Frente a una situación caótica y a una población iracunda y cada vez más desesperada, el gobierno haitiano decretó el domingo el estado de emergencia.

"Los precios de la comida y los transportes se dispararon desde el martes pasado y los incidentes violentos y los saqueos están en aumento, al tiempo que la desesperación crece", advirtió el lunes el Comité Internacional de la Cruz Roja en un comunicado.

La comunidad internacional sigue movilizada para ayudar al país más pobre de América.

La Unión Europea (UE) prometió el lunes 429 millones de euros en ayuda; de los cuales 222 millones serán destinados inmediatamente.

End of insertion

Cadena de Solidaridad

La Cadena de la Solidaridad suiza abrió una cuenta en favor de las víctimas del terremoto y se organiza, junto con sus socios locales, a dirigir ayuda urgente para la reconstrucción.

Los donaciones en favor de Haití pueden ser enviados a la creada cuenta postal 10-15000-6 con la mención correspondiente o vía Internet.

End of insertion
swissinfo.ch

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo