Navigation

¡Hasta los párvulos faltan a clases!

Las sillas vacías son ya también una realidade en los jardínes de infantes. Keystone

La mayoría de las personas piensa que son los niños mayores los que no acuden a la escuela; sin embargo, los expertos advierten que se trata de un problema creciente en Suiza del que no escapan los alumnos más jóvenes.

Este contenido fue publicado el 16 febrero 2018 - 15:54
SRF/swissinfo.ch/ilj

“Ya está comenzando en el jardín de infantes. Hay muchas ausencias”, comentó Freddy Noser, presidente de la Asociación de Directores de Escuelas del cantón de San Gall, a la televisión pública suiza SRF.Enlace externo

Le preocupa el creciente absentismo entre los parvularios (4-6 años) y los alumnos de educación primaria. “Ya no podemos ignorarlo. Debemos tomarlo en serio. Si no lo hacemos, vamos a tener un problema aún mayor dentro de diez años, con ausencias del 20 o 30%”, advirtió.

San Gall fundó un grupo de trabajoEnlace externo sobre el tema en 2014, que se amplió en 2017. Está compuesto por especialistas en materia escolar, de salud y trabajo social.

Elsbeth Freitag, subdirectora del Servicio de Asesoría Escolar del cantón, forma parte del grupo. “Por las investigaciones sabemos que el miedo es el factor de absentismo en 80% de los casos”, señaló al indicar las causas por las que niños de entre 6 y 8 años esquivan el aula. Miedo a la escuela, a cometer errores, a ser intimidado.

Merced a ese temor algunos padres permiten a sus hijos quedarse en casa durante días o incluso semanas. Pero muchos de los involucrados se sienten avergonzados como para hablar de ello, indicó Freitag a la SRF.

Tendencia nacional

No hay estadísticas nacionales en Suiza sobre este fenómeno, pero la Federación Suiza de ProfesoresEnlace externo (LCH) dice que, en general, se observa una tendencia hacia un mayor absentismo escolar entre los niños más pequeños.

En el nivel del jardín de niños ocurre a menudo cuando hay algún paseo al bosque. Los padres excusan a sus hijos en parte porque “sienten que es demasiado peligroso o demasiado agotador”, dijo la secretaria general de la Federación, Franziska Peterhans, a swissinfo.ch, vía correo electrónico.

Puntualizó que con frecuencia se trata de padres con poca experiencia en actividades al aire libre, que consideran muchas veces que la escuela exige demasiado a sus hijos y que ciertos principios requeridos no son realmente necesarios.

Peterhans enfatizó que la inasistencia a clases, sin importar a qué edad, es un asunto serio que debe entenderse y tratarse desde todos los ángulos, como en el cantón de San Gall. El grupo de trabajo de ese cantón utiliza, por ejemplo, campañas de información y capacitación para alertar sobre el tema.

Actitud de los padres

En el caso de alumnos de entre 12 y17 años, existen algunas investigaciones sobre los motivos que los apartan de las aulas. Una de ellas, efectuada en 2008 por Margrit StammEnlace externo, profesora emérita de Educación en la Universidad de Friburgo, determinó que el cansancio y el rendimiento insuficiente se hallaban entre las causas principales.

Stamm dijo a SRF que no estaba sorprendida de que el ausentismo también afectara a los alumnos más jóvenes. Hay un cambio en los valores en la sociedad, dijo. La actual generación de padres de familia está más preparada para ir en contra de las reglas de la escuela, añadió.

Los expertos coinciden en que los padres también deben rendir cuentas. Hoy en día pueden ser multados por las ausencias escolares de sus hijos o, en casos de ausentismo prolongado, ser denunciados a los servicios de protección infantil. La policía podría involucrarse en casos muy extremos. Sin embargo, siempre hay una consideración muy cuidadosa de la situación y las razones de la misma.

Otro problema es la creciente tendencia de los padres a llevar a sus hijos de vacaciones durante el período escolar, confirmó Peterhans.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.