Sin dinero, poca ayuda y una maleta llena de esperanza

En todas partes del mundo, y ante los nuevos desafíos impuestos por el COVID-19, la gente busca soluciones para asegurar su existencia. Keystone / Bernd Thissen

La crisis del coronavirus sumerge también en dificultades financieras a ciudadanos suizos expatriados. Es poco probable que obtengan ayuda de la Confederación. El ejemplo de Patrick Schneider, residente en Colombia, muestra los obstáculos que enfrentan.

Muchos suizos en el exterior se preguntan si ellos también pueden beneficiarse de los miles de millones de ayuda de emergencia de la Confederación. Un buen número de ellos se han establecido por su cuenta en el extranjero, donde han pasado años construyendo su propio negocio.

Y el virus llegó. Ya sea un restaurante suizo en Tailandia, un salón de manicura en Colombia o un bed & breakfast (alojamiento y desayuno) en Italia: tarde o temprano, la lucha contra la propagación del coronavirus los obligó a cerrar sus puertas, lo más tarde, en el momento de la entrada en vigor del confinamiento general que ahora se extiende a casi todos los países. Su negocio a menudo era su única fuente de ingresos y se agotó de la noche a la mañana.

Mientras que algunos esperan que la pesadilla termine pronto y que en breve puedan comenzar de nuevo a satisfacer sus necesidades, otros han regresado a Suiza para ganar al menos un mínimo que les permita respirar y cubrir sus gastos fijos en el país donde residen. Como último recurso, algunos esperan que la Confederación los ayude.

Encuentre cotidianamente en nuestra aplicación  📱SWI plus📱 un resumen de la actualidad y participe en nuestro foro.
👉 Android 
👉 iPhone  

End of insertion

¿Quién puede solicitar ayuda de la Confederación?

¿Pero los ciudadanos suizos que viven en el extranjero tienen derecho al apoyo de la Confederación? El jefe de la Dirección Laboral de la Secretaría de Estado de Economía (SECO), Boris Zürcher, ofreció los primeros elementos de respuesta durante la conferencia de prensa el 23 de marzo. Cuando se le preguntó sobre la ayuda económica para los ciudadanos suizos afincados en el exterior, respondió: “Si regresan a Suiza, supongo que pueden beneficiarse de todas las medidas vigentes en Suiza”.

“Pero, asentó, ignoro si están previstas medidas para los suizos en el extranjero que residen en el extranjero. Agregaríamos otro grupo a nuestra lista”. Actualmente, la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE) intenta verificar si los suizos expatriados que permanecen en su país de adopción pueden beneficiarse del paquete de ayuda. Anota, sin embargo, que “partimos del principio que generalmente no es el caso”.

La OSE recibe cada vez más solicitudes de ciudadanos helvéticos que experimentan problemas financieros en su país de residencia pero que desean permanecer él. En determinados casos y bajo ciertas condiciones, pueden beneficiarse de la asistencia social suiza. Sin embargo, es necesario que sus propios medios y la eventual ayuda de su país de residencia sean insuficientes para sacarlos a flote.

“Nos dijeron que se han otorgado competencias especiales a las embajadas durante un período limitado, hasta finales de abril de 2020. Eso significa que es posible retirar en ellas y enviarles los formularios necesarios”, indica la OSE. Por lo tanto, remite a las representaciones suizas in situ.

Probablemente no hay posibilidad

Patrik Schneider es un suizo que vive en Colombia. Durante la pandemia regresó temporalmente a su país de origen para tratar de encontrar trabajo. zvg

Patrick Schneider, de 42 años, también se hace estas preguntas. Emigró hace año y medio a Colombia y opera en Cartagena de Indias un salón de manicura con su pareja colombiana y, desde fines de enero, un salón de tatuajes con nueve empleados. El 20 de marzo, prudentemente cerró los dos negocios. Poco después, el Estado ordenó el confinamiento total.

“La crisis nos golpea en el peor momento”, dice. Los dos salones son la única fuente de ingresos de la pareja. Además, todavía están en la fase de lanzamiento y aún no han podido acumular reservas. “Ahora que no dan nada, no sabemos qué hacer. Hay que seguir pagando los costos fijos y son muy altos en Cartagena”, explica el experiodista deportivo y director artístico.

Patrick Schneider rápidamente decidió regresar a Suiza para trabajar en su país de origen temporalmente. De esa manera espera asegurar su existencia en Colombia. Pero encontrar trabajo en Suiza resultó difícil. Por lo tanto, contactó de inmediato con el Ministerio suizo de Exteriores (DFAE) y la SECO. ¿Puede él también beneficiarse del programa de asistencia?

La respuesta que recibió por correo electrónico de SECO aclara las cosas: los suizos no pueden esperar ayuda financiera en el extranjero. “La ordenanza para el otorgamiento de créditos garantizados con una caución solidaria en respuesta a las consecuencias del coronavirus tiene como objetivo permitir que las empresas individuales, las sociedades de personas y las personas morales con sede en Suiza obtengan un apoyo rápido”.


En Cartagena, Colombia, todos los negocios tuvieron que cerrar también debido a la pandemia. Keystone

Por su parte, el DFAE le indicó ponerse en contacto con la Embajada de Suiza en Bogotá, en la que puede solicitar asistencia social o ayuda temporal de emergencia. Pero eso no significa que las obtendrá.

¿Realmente de vuelta?

En la actualidad, lo que define la SECO como personas de retorno no está totalmente claro. De cualquier manera, el jefe de la Dirección del Trabajo ciertamente habló de las personas que regresan para establecerse permanentemente en Suiza cuando dijo que pensaba que podrían beneficiarse de todas las medidas vigentes en el país.

Por el momento, si hay personas en esa situación, no son muchas. Pero si la recesión afecta aún más a algunos países y obliga a los suizos a regresar, su número podría aumentar.

Patrick Schneider volvió a Suiza, pero tiene la intención de regresar a Colombia. “Obviamente, me gustaría no tocar el dinero del Estado y superar esta situación con mis medios”, dice.

Mientras tanto, ha encontrado trabajo en logística y todavía busca un trabajo secundario. “Si es posible, me gustaría enviar dinero a mis empleados colombianos”, comenta. La gente de ese país tiende a vivir al día y no está acostumbrada a ahorrar dinero. “Si no reciben nada, muchos de ellos tendrán problemas".

En Suiza, este ciudadano expatriado puede hacer frente a sus gastos fijos gracias a sus amigos. Ahora espera que la crisis termine pronto para poder reabrir sus dos negocios. Pero tiene otro plan: regresar a Colombia con un trabajo en su equipaje, un trabajo independiente del lugar en el que se encuentre.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo