Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Del Valais a Jinotega para fortalecer infancia "nica"



Niños periodistas del Club Infantil Tuktan-Sirpi.

Niños periodistas del Club Infantil Tuktan-Sirpi.

(swissinfo.ch)

Hace casi dos años que Corine Duc Barman, de 43 años y oriunda del Valais, se instaló en Jinotega, Nicaragua, para reforzar el trabajo de la asociación local Club Infantil Tuktan-Sirpi, con el apoyo de la ONG suiza E-CHANGER (Intercambiar).

Un ejercicio de “cooperación solidaria”, compartido de la mano de su esposo Olivier – educador y también cooperante en el mismo proyecto- y sus cuatro hijos con edades que van de los 3 a los 9 años.

“Retorno familiar desafiante y enriquecedor” al decir de esta especialista en comunicación y gestión social, de regreso por algunas semanas a Suiza durante el verano. “Para vacaciones pero especialmente para compartir con nuestros amigos, familia, Grupo de Apoyo, la riqueza de lo que estamos viviendo con nuestras contrapartes  nicaragüenses”.

Proyecto familiar, profesional, en síntesis, “de vida”, que se remonta  ya a varios años atrás cuando la familia Duc Barman, establecida por entonces en Friburgo,  comenzó a buscar nuevos horizontes. “Nos hubiera gustado un compromiso solidario en África. Finalmente se nos presentó la posibilidad de Centroamérica y no dudamos ni un minuto en emprender el viaje”.

“No vivimos detrás de una reja”

 En Jinotega, ubicada a 160 kilómetros al norte de Managua, la capital, “nos sentimos realmente como en casa”, subraya Corine Duc Barman

Desde el principio, insiste, contaron con el apoyo total de los colegas con quienes trabajan en la asociación local que los recibió.

Además, precisa, los “nicas” (ndr: forma cariñosa de denominar a los nicaragüenses) son muy cordiales y amistosos. “Normalmente anticipan nuestras preguntas y preocupaciones. Y, especialmente, siempre están dispuestos a compartir las diferencias culturales y a hablar de su país y de su historia”.

En ese proceso de integración en una realidad completamente diferente  y “en un barrio popular en donde vivimos”, los cuatro hijos han jugado un rol decisivo.

“Con sus propios contactos facilitaron nuestra integración. Juegan con los otros chicos en la calle. Inventan juguetes artesanales. Desde el comienzo empezaron a hablar *nicañol* (español a la nicaragüense) y fueron una correa de transmisión ida-vuelta de conceptos, ideas y sentimientos con la gente del lugar”, precisa.

Tras la reflexión una certeza. “No estamos protegidos por alambres de púas ni cercos especiales. Nuestra casa no tiene alarma ni dobles cerraduras. Vivimos con la gente y entre la gente. Nos sentimos seguros en nuestro barrio, en la calle, incluso de noche”, subraya.

Los niños toman la palabra

Mientras Olivier se encarga esencialmente de la formación metodológica de los colaboradores de la asociación Tuktan Sirpi, Corine se centraliza en la comunicación.

Tuktan Sirpi (“Niño Pequeño” en lengua indígena miskita) fue creada en 1994 en Jinotega, y ha extendido sus actividades a la cercana localidad de San Sebastián de Yalí.

Se articula en torno a un equipo educativo que impulsa la alfabetización pero también se dedica al reforzamiento escolar, a la inserción socio-profesional, a la prevención y a la defensa de los derechos de los niños y adolescentes.

Corine, apoya la “Radio Estéreo Libre”,  y al mismo tiempo, colabora en la definición de una estrategia de comunicación integrada de la asociación.

“Se trata de una radio comunitaria instalada en el mismo local  de Tuktan Sirpi. Me encargo de formar y acompañar a niños, niñas y adolescentes comunicadores que producen la emisión Hablando de la Niñez y un programa televisado que se denomina  TV Chaval@s”

 

“El protagonismo infantil constituye uno de los objetivos principales de nuestra asociación”, subraya Duc Barman. Quien lo entiende como  un esfuerzo que busca sostener a los niños-adolescentes líderes de los barrios y las escuelas del sector en su trabajo de prevención y de sensibilización entre sus pares, de cara al  mundo adultos y a las instituciones gubernamentales.

Consciente de la falta de una visión global de comunicación,  la cooperante suiza ha integrado en su quehacer el diseño de una propuesta. Además, realiza un sistemático trabajo de documentación (que integra la elaboración de un Informe Anual); la re-fundación completa del sitio web de la asociación y la creación de uno especial para la radio.

Promueve también con el equipo de producción de la emisora, un real concepto de “marketing”, de presentación de la misma y de los servicios y programación que pone a disposición.

Casi dos años de un arduo trabajo cotidiano que va de la mano de  una nueva vida en familia en la norteña localidad nicaragüense, donde profesión  e interculturalidad se matizan, mezclan y complementan en permanencia.

Un real intercambio

Si de balance se trata, “aprendo mucho cada día de la flexibilidad y de la creatividad del equipo. Y a adaptar a las condiciones reales muchos instrumentos, útiles y conocimientos que adquirí en Suiza”, enfatiza la comunicadora.

No esconde su sorpresa: “es formidable  la energía y la capacidad de aprender de los colaboradores y de los niños”, insiste.

¿Problemas? “¡Claro que los hay!”, responde. “Una cierta incapacidad institucional para anticipar y prevenir. Una metodología escolar basada en “la escucha y la copia” que no siempre promueve el espíritu crítico. Y en último, una idealización de lo que viene del norte”.

“Debemos insistir siempre en que la copia de modelos es insuficiente. Que cualquier propuesta metodológica o de útiles puede ser válida solamente si se enriquece con los aportes y riquezas culturales, sociales y profesionales autóctonos, propios del país y de la región”.

De Suiza a Nicaragua. Del Valais-Friburgo a Jinotega. Un periplo que para los Duc Barman arrancó en el 2009 y que terminará, en principios dentro de un año y medio con un momento intermedio en mayo 2012 cuando Corine, junto con un niño periodista de la radio y la directora de Tuktan Sirpi promoverán en Suiza una campaña de sensibilización y solidaridad organizada por E-CHANGER.

“Aunque no está dicha la última palabra. Pienso que luego de tres años quedarán todavía muchas áreas de trabajo a completar. Por eso,  estamos abiertos a prolongar el contrato. En este tiempo hemos tomado conciencia que no tenemos apuro por regresar al terruño helvético”, concluye.

Perfil de cooperante solidaria

Corine Duc Barman nació el 3 de abril 1968 en Sion, cantón de Valais

Pasó sus primeros 20 años en su ciudad natal y luego se trasladó a Friburgo primero (10 años) y después  a Villars-sous-Mont , Gruyère, donde nacieron sus 4 hijos.

Estudió en la Universidad de Friburgo (lengua y literatura francesa, lingüística y comunicación). Obtuvo luego  un título en marketing general. Para concluir, un título de Gestión Cultural y Social en el año 2008.

A inicios del 2009 Corine y su marido Olivier comenzaron su formación para un mandato con E-CHANGER (E-CH)

Esa ONG mantiene una cooperación con el Sur a través del intercambio de personas. Su sede está en Friburgo, es integrante de la plataforma UNITE y mantiene un convenio institucional con la COSUDE.

E-CH cuenta con una cuarentena de cooper-actores y cooper-actrices en cinco programas en Nicaragua, Brasil, Bolivia, Colombia y Burkina Faso

En Nicaragua trabajan en la actualidad 6 cooperantes integradas en cinco diferentes organizaciones copartes de Jinotega, Managua y Diriamba.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×