Navigation

Skiplink navigation

Al alza el costo de accidentes de esquí

Las personas de mayor edad resultán más severamente afectadas. Keystone

Los costos de los accidentes de esquiadores y practicantes de snowboard aumentaron un 70% en los últimos 15 años, según el Fondo Suizo de Seguro de Accidentes (SUVA).

Este contenido fue publicado el 08 enero 2019 - 10:55
SDA-Keystone/sb

El mayor asegurador de accidentes de Suiza indicó que los costos pasaron de 224 millones de francos (228 millones de dólares) a 379 millones.

Los percances en la práctica de esquí y snowboard representan las tres cuartas partes de los costos de los accidentes invernales. Anualmente, 27 000 accidentes de esquí cuestan 250 millones de francos y 36 millones los 6 500 de snowboard.

Entre los factores que explican esa mayor incidencia se encuentran el uso de esquís más rápidos, de pistas para velocidades mayores y la nieve artificial que puede ser más dura y menos resistente que la natural.

La edad también juega un papel, señaló el portavoz de SUVA, Jean-Luc Alt: “Hoy en día, vemos que los accidentes de esquí afectan principalmente a personas de entre 40 y 59 años, que están menos en forma”.

Las personas mayores pueden requerir más tiempo de baja para recuperarse después de un accidente, lo que aumenta la factura final, agregó.

A medida que el esquí y los equipos han ido evolucionando, los tipos de accidentes también han cambiado, explicó Cédric Pérez, cirujano del cantón de Valais. “Las fracturas simples se han convertido en fracturas múltiples, como las de la meseta tibial, que se han vuelto mucho más comunes y que requieren intervenciones mucho más grandes y complejas.

Además, el tiempo de recuperación también puede ser más largo, de hasta seis meses, antes de que alguien pueda reanudar completamente su actividad profesional”, anotó.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo