Navigation

Dios continúa perdiendo fieles en Suiza

... pero la religión aún marca significativamente el paisaje. Keystone / Peter Klaunzer

En Suiza se observa una creciente fragmentación, diversificación y, por ende, una disminución de las creencias religiosas. Sin embargo, más de la mitad de la población sigue rezando.

Este contenido fue publicado el 15 diciembre 2020 - 10:35
Keystone-SDA/dos

El número de personas que creen en un dios monoteísta, cualquiera que sea su forma, ha descendido del 46% de la población en 2014 al 40% el año pasado, según ha indicado el lunes la Oficina Federal de Estadística (OFS, por sus siglas en francés).

Tras analizar los resultados de una vasta encuesta sobre creencias religiosas, la OFS ha descubierto que el número de personas que se declaran ateas ha aumentado del 12% al 15%, mientras que los agnósticos han pasado del 17% al 18%.

Esto confirma la tendencia a largo plazo que muestra un declive de las creencias religiosas en las últimas décadas. En el año 2000, las personas no creyentes (ateas y agnósticas) constituían solo el 11,4% de la población. Y crece el número de jóvenes que tienden a no profesar ningún credo religioso.

Aun así, la mayoría de la población sigue rezando. El 55% dice que oró al menos una vez en el transcurso de 2019. Una de cada cuatro personas acudió a una iglesia o a un servicio religioso más de cinco veces, mientras que otro 40% lo hizo entre una y cinco veces – pero la mayoría para ocasiones sociales como una boda o un funeral.

Las prácticas y creencias alternativas clasificadas como espirituales también van en aumento. Una cuarta parte de la población dice ser adepta, por ejemplo, al yoga, el Tai Chi o el Qi Gong; y alrededor de otros tantos afirman ser asiduos a prácticas espirituales relacionadas con el desarrollo personal.

Un 25% de la población también reconoce que, aunque no cree en un dios o varios dioses, sí creen en alguna forma de poder superior.

La discriminación medida por primera vez

De aquellos que se definen como personas religiosas, más del 8% dice haber sido víctima de discriminación por sus creencias en 2019, según la OFS.

En el caso de los católicos y los protestantes la proporción es baja (6,2% y 4,6%, respectivamente). Sin embargo, entre la comunidad musulmana, el 35% de las personas encuestadas dice haber sufrido discriminación – en la mayoría de los casos en el ámbito de conversaciones, en el trabajo, la escuela o cuando buscaban una vivienda.

La encuesta, que también analiza el uso del idioma y los hábitos culturales, se llevó a cabo a través de entrevistas telefónicas a más de 13 000 residentes en Suiza.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo