Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El premio Rolex y el sueño de la casa propia

Elsa Zaldívar en uno de los prototipos de hogares con residuos de estropajo.

Deforestación y falta de viviendas. Dos problemas que avanzan en Paraguay a pasos agigantados y a los que el proyecto de Elsa Zaldívar promete hacer frente con ecoplacas para casas económicas fabricadas con desechos vegetales y plásticos reciclados.

Seleccionada entre casi 1.500 candidatos de 127 países, la paraguaya Elsa Zaldívar ganó el premio de 100.000 dólares de la Fundación Rolex.

El proyecto de Zaldívar busca paliar la escasez de viviendas en su país, que se estima afecta a más de cuatrocientas mil familias.

En diálogo telefónico con swissinfo, Zaldívar recordó que el proyecto nació a partir de su trabajo en la ONG Base ECTA, donde comenzó a laborar en 1992 en un programa con mujeres campesinas, brindando apoyo en formación, autoestima y en lo que eran bases organizativas con mujeres dentro de organizaciones mixtas.

"En esos años hubo cambios políticos importantes en Paraguay. Ya no estaba Alfredo Stroessner y comenzaba a haber más libertad. Las mujeres entonces empezaban a plantear procesos diferentes."

Para Zaldívar se trataba de un desafío enorme encontrar una actividad que sirviera a las mujeres, quienes son el sostén del 30% de los hogares paraguayos en el área rural.

"En 1996 surgió la idea de cultivar lufa con un grupo inicial de quince campesinas, sin mayor expectativa que cosecharlas y comercializarlas, y comenzamos a hacerlo en la finca de mi padre, donde mi madre también colaboraba".

La lufa es un vegetal de la familia del pepino que crece fácilmente y sin ningún tipo de cuidado y que, una vez seco, da origen a lo que se conoce como esponja vegetal.

La historia continuó y cuatro años después, lo que había nacido en la región de Caaguazú con un grupo acotado de mujeres se transformó en una cooperativa que ocupaba a 200 personas, generaba 70.000 esponjas y penetraba en el mercado local e internacional con grandes resultados.

Una verdadera emprendedora...

Sin embargo, siempre buscando llegar más allá, Elsa Zaldívar sabía que esas esponjas no sólo tenían un destino máximo en cosmética, sino que conocía que la lufa es un buen aislante del sonido y del calor, y sin conocimiento alguno en la materia, su sentido común la llevó a pensar que con ese material debería poder fabricarse un cielorraso.

Fue así que se contactó con el ingeniero español Pedro Padrós, a quien ya conocía, quien se sumó a la idea y se mostró ávido de experimentar en la materia.

Ensayo tras ensayo, lograron la fórmula para obtener una placa resistente: residuos de la manufactura de la esponja vegetal, desechos plásticos a modo de aglomerante y la estructura de tela de yute, todo procesado por una máquina prensadora que inventó Padrós.

"El gobierno de Paraguay nos apoyó para concretar la construcción de la primer máquina, y la Secretaría de Medio Ambiente, con fondos del BID, nos financió el proyecto de la segunda. ¡Yo no tengo conocimientos industriales, pero voy aprendiendo todo sobre la marcha!".
Hija de un ex senador y de una ceramista, Zaldívar dijo que "esto recién está naciendo", y consideró que a la hora de premiarla se puso el énfasis en el producto, "en su potencial ecológico y económico", pero que al mismo tiempo "el trabajo con las mujeres estuvo presente en la mirada de Rolex a través de la historia del proceso".

Los nuevos desafíos

"Ahora vamos por la tercera habitación que hizo Padrós combinando la placa con madera reforestada. Estamos en una pausa porque queremos pensar muy bien lo que vamos a hacer con los fondos del premio, y en marzo calculamos recomenzar con algunas ideas nuevas", contó la actual directora de Base ECTA, y explicó:

"Queremos hacer algo muy bien pensado. Entregar el material a ingenieros, arquitectos; armar un equipo grande y diseñar una vivienda social posible y económica, tal vez con algún otro material."

"Sabemos que el producto tiene debilidades y que hay que superarlas. Como se está usando ahora se dilata más de lo que uno querría, y la placa aún es muy delgada (3mm). Esto nos plantea un desafío que significa nueva inversión y nueva tecnología."

"Soluciones que puedan ser aplicadas por la gente"

Zaldívar espera ahora ver si se pueden combinar las 'ecoplacas' con otros materiales, como por ejemplo, usar las placas como paredes externas y probar con revoque de adobe en el interior, para reducir el costo:

"No creo que tenga que ser todo de este material: pared, techo y piso. Además, quiero trabajar la fabricación de placas, pero sin una dependencia tan alta de la tecnología. Ahora todavía dependemos de una máquina y del grupo que la maneja. Quiero ver cómo se pueden hacer manualmente placas prensadas con aglomerantes naturales para evitar esa situación. Mi sueño es apuntar hacia eso".

swissinfo, Norma Domínguez

Elsa María Zaldívar Rolón

Tiene 48 años y es hija del ex senador Juan Carlos Zaldívar y de la ceramista Keka Rolón.

Está casada y tiene tres hijos.

Es comunicadora social pero sólo ejerció el periodismo poco tiempo.
Es investigadora y desde hace más de 20 años está ligada al trabajo social.

Uno de sus focos principales es privilegiar el espacio de la mujer en la cadena social de producción.

En 1992 ingresó a la ONG 'Base de Educación, Comunicación y Tecnología Alternativa' (Base ECTA).

Actualmente es Directiva de Base ECTA.

Profundamente comprometida con la realidad de las mujeres campesinas de Caaguazú, en 1996 desarrolló un proyecto de trabajo con lufa que fue base de las ecoplacas.

Fin del recuadro

El proyecto

El proyecto fue desarrollado junto al ingeniero español Pedro Padrós.

Su objetivo es paliar la escasez de vivienda en el país mediante materiales compuestos de desechos vegetales y plásticos reciclados.

Fue seleccionada entre casi 1.500 candidatos de 127 países por un comité independiente de científicos, educadores, economistas y otros expertos/as.

Es una de las cinco ganadoras de 100.000 dólares.

Fin del recuadro

Premios Rolex a la Iniciativa 2008

Desde hace más de 30 años apoyan la labor pionera en las áreas de ciencia y medicina; tecnología e innovación; exploración y descubrimientos; medio ambiente y patrimonio cultural.

Los Premios Rolex financian proyectos nuevos y en curso que trasmitan el espíritu de iniciativa y aborden necesidades urgentes en el mundo entero.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes