Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

EPFL y empresarios en busca de la 'Next Big Thing'

La EPFL es el centro de estudio, investigación y trabajo de unas 10.000 personas.

La lista de empresas que firmaron un acuerdo de sociedad con la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) sigue en aumento.

Nokia, el gigante de la telefonía celular, y las escuelas politécnicas de Lausana y de Zúrich iniciaron este jueves un amplio programa de investigación para "inventar los servicios del futuro".

La firma abre un laboratorio en el campus universitario de Lausana en el marco del más reciente acuerdo para efectuar una investigación entre una empresa y la EPFL. Rolex, Nestlé, Logitech, Merck-Serono y la Poste, entre otros, han hecho lo propio.

El acuerdo forma parte de la nueva estrategia industrial del instituto adoptada el año pasado y de su transformación en centro de investigación global.

Con la llegada de la primera empresa mundial en telefonía celular -que tiene programas con ocho universidades del mundo, incluyendo la de Cambridge en Gran Bretaña y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Stanford en Estados Unidos, la EPFL entra realmente en ligas mayores.

"Tratamos de proporcionar el ambiente propicio para que las empresas puedan aprovechar la presencia de los científicos e investigadores que están aquí", dijo el presidente de la EPFL, Patrick Aebischer, a swissinfo.

"Si usted va al campus del MIT o de Stanford, ve a la gente de Microsoft, Yahoo y Google. Eso no ha sido tan desarrollado en Europa".

De manera tradicional, la EPFL tiene un fuerte compromiso para la transferencia de tecnología: servicios de asesoría, programas empresariales y de innovación tendientes a estimular lazos entre los laboratorios y los negocios. El parque científico del campus acoge a más de 100 pequeñas firmas e inversionistas.

Martin Vetterli, vicepresidente para las Relaciones Internacionales de la EPFL y experto en sistemas de comunicación, rechazó la acusación de que el instituto se orientaba demasiado hacia los negocios.

"No es que cambiemos la cultura académica", aseguró. "Se trata más bien de la construcción de puentes con el mundo real".
Un aspecto crucial en las negociaciones con las firmas es el asunto de los derechos de propiedad intelectual.

"(Este aspecto) tiene que mirarse con mucho cuidado", señaló Aebischer. "Tenemos ciertas reglas... en última instancia, la libertad de cátedra y la capacidad de publicar son el centro de nuestra misión".

'Barrio de Innovación'

La siguiente etapa de la estrategia de negocios de la EPFL implica la creación de una 'barrio de innovación' que comprende diez edificios financiados por la industria privada para ser alquilados como laboratorios en el campus. Hasta ahora, tres edificios han sido terminados.

Aebischer indicó que cinco edificios ya fueron alquilados y que el instituto está en negociaciones con empresas de diversos sectores, incluyendo Thomson, Microsoft y Yahoo, que contemplan trasladar su oficina central europea de Rolle, a Lausana y Ginebra.

El 'barrio de innovación' estará situado cerca del nuevo y futurista Centro de Aprendizaje, un enorme espacio abierto, con biblioteca y área de estudio, tendiente a convertirse en el corazón del campus y cuya conclusión está prevista para finales de 2009.

También contará con alojamientos para mil estudiantes, un centro de congresos, un hotel, tiendas y restaurantes. En total, la EPFL y sus socios invertirán unos 500 millones de francos (482 millones de dólares) hasta 2010 para el desarrollo del campus.

Entradas móviles

Nokia, que fabrica 450 millones de teléfonos por año, planea continuar el desarrollo de teléfonos móviles, pero pasará de hardware a software y compañía de servicios.

Los teléfonos están cambiando de simples terminales a puertas entre el mundo real y el de Internet, dijo Bob Iannucci, vicepresidente de Nokia.

El gigante telefónico pretende intensificar la investigación en "la comunicación dominante" con el empleo de dispositivos móviles que permitan recoger información del ambiente físico, filtrarla con base en su ubicación o preferencias y compartirla con amigos o comunidades.

"Nokia ha realizado una gran investigación en el campo de las comunicaciones dominantes y observa la fusión de los mundos digitales y físicos como un objetivo clave en la movilidad. Hemos decidido trabajar con los institutos suizos de tecnología por su maestría en el área", dijo Iannucci.

Aunque el programa conjunto está todavía en la etapa exploratoria, Iannucci destacó proyectos en otros centros de investigación para mejorar los flujos de tráfico o analizar el tiempo real que el monitoreo de la temperatura hace posible vía las redes de cientos de millones de usuarios de teléfonos celulares y las nuevas tecnologías telefónicas.

Sobre el tema, cinco investigadores trabajan ya en la EPFL y podrían ser 20 a finales de este mismo año, según Vetterli.

swissinfo, Simon Bradley, Lausana
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Escuela Politécnica Federal de Lausana

Fundada en 1853 como una escuela privada bajo el nombre Escuela Superior de Lausana, se convirtió en Departamento Técnico de la Academia de Lausana, pública, en 1869.

En 1946, fue denominada Escuela Politécnica de la Universidad de Lausana (EPUL).

En 1969, la EPUL fue separada del resto de la Universidad de Lausana y se convirtió en un instituto federal, conocido como Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL).

Forma parte de los Institutos Federales Suizos, junto con su institución 'hermana' de Zúrich, que es financiada por el gobierno central. La mayoría de las universidades suizas están generalmente financiadas por los cantones.

Es el lugar de estudio, investigación y trabajo de aproximadamente 10.000 estudiantes, personal y profesores de 107 países.

Ocupó el segundo lugar, detrás de la Universidad de Cambridge, en la clasificación 2007 de la Universidad de Shangai Jiao Tong, de los mejores centros europeos de estudio en ingeniería, tecnologías y ciencias de la computación.

Fin del recuadro


Enlaces

×