Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Formación de imanes "En el espíritu y la tradición de apertura y tolerancia"

Antonio Loprieno: "Queremos comenzar por algo, marcar un hito."

Han transcurrido varios meses desde el anuncio de que las universidades se estrenarán en la formación de imanes. El ciclo de estudios debe propiciar y enriquecer el debate sobre los musulmanes en Suiza. Alberto Loprieno, coordinador del grupo de trabajo encargado del tema, confía en que así será.

Actualmente, la comunidad musulmana en el mundo celebra el ramadán. Miles de practicantes se reúnen también en Suiza para orar. A ellos se suman los imanes, que desempeñan un papel importante.

A mediados de marzo, se decidió que las universidades suizas elaboren, junto con las comunidades musulmanas, las bases para la formación universitaria de los imanes. Antonio Loprieno, profesor de Egiptología en Basilea y presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Suizas, dirige un grupo de trabajo que busca una institución académica dispuesta a albergar un ciclo de estudios de esa índole.

swissinfo.ch: Usted evita conscientemente hablar de ‘formación de imanes’. ¿Por qué?

Antonio Loprieno: El término imán designa una profesión que se ejerce en el seno de la comunidad musulmana. Las universidades suizas no forman ni sacerdotes ni pastores protestantes, sino teólogos. Y ahora queremos desarrollar un ciclo de estudios teológicos análogo para el islam. Confiamos en que si el nivel cualitativo de esta formación es alto, las comunidades musulmanas contratarán como imanes a personas graduadas.

swissinfo.ch: Hubo una tentativa de formar a imanes y personas que trabajan con musulmanes. El proyecto en Friburgo se suspendió antes de que viera la luz. ¿No contaba con la confianza de la comunidad musulmana?

A.L.: La confianza es un factor muy importante, también en las discusiones que hemos sostenido durante los últimos dos años. En el grupo de trabajo hemos tenido que aprender a escuchar las razones del otro y a desarrollar una relación de confianza entre los dos grupos interesados en crear un ciclo de estudios. En este sentido, las tentativas precedentes probablemente fracasaron porque contaban con el respaldo de solo una de las partes.

Antonio Loprieno

Nació en Italia y es egiptólogo, profesor y rector de la Universidad de Basilea. Durante la carrera cursó también estudios de Arabística como segunda materia.

Desde mayo de 2008 preside la Conferencia de Rectores de las Universidades Suizas (CRUS).

Es presidente de la junta directiva de la Chiesa evangelica di lingua italiana en Basilea.

Desde 2010 dirige el grupo de trabajo de la Secretaría de Estado para Formación, Investigación e Innovación que se ocupa de la formación de imanes en Suiza.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: En Friburgo generó problemas también la cuestión del idioma. ¿Es una razón para proponer cursos en varias universidades?

A.L.: En nuestro grupo de trabajo hay imanes de las tres principales regiones lingüísticas de Suiza. Seguramente será difícil tener en cuenta las tres lenguas. Pero al menos en dos –en alemán y francés– queremos ofrecer varios aspectos de esta formación en varios centros.

swissinfo.ch: Las diferentes corrientes del islam en Suiza son menos homogéneas que en otros países, según revela un informe del Gobierno federal. ¿Es viable abarcar todas estas diferencias en un plan de estudios?

A.L.: Creo que la respuesta a su pregunta es un simple no, pero tampoco es nuestro objetivo. Queremos comenzar por algo, marcar un hito. En este sentido, buscaremos a alguien que disponga de la cualificación necesaria para dirigir un ciclo de estudios semejante. Y esperamos que esta persona muestre un espíritu de apertura y tolerancia hacia las otras corrientes.

Objetivos y financiación

El grupo de trabajo sobre la formación de los imanes en Suiza persigue tres objetivos, según Antonio Loprieno:

1. Crear una disciplina que hasta ahora no existía en el panorama académico: la Teología Islámica.

2. Contribuir a la creación de un liderazgo y una organización de las comunidades musulmanas en Suiza que sea de calidad.

3. Fomentar y mejorar la integración de los grupos y las comunidades musulmanas en Suiza.

Los fondos para financiar el ciclo de estudios provendrán, en primer lugar, de las universidades o, por lo menos, de la que funja como Leading House; en segundo lugar, de la Secretaría de Estado para la Formación, Investigación y la Innovación, y en tercero, de una fundación “que al menos en los primeros cursos debería costear los estudios a quienes no disponen de medios necesarios, con el fin de alcanzar en los primeros cinco años una masa crítica de diplomados”, declara Loprieno.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: ¿Qué tipo de estructura y de persona tienen en mente?

A.L.: En este caso utilizamos el concepto de Leading House. Una universidad crea un centro con al menos un profesor, naturalmente de credo musulmán, de la misma manera que los teólogos en nuestras facultades son de confesión cristiana. La misión de esta persona consistirá en dedicarse a la labor científica en la facultad de Teología, y simultáneamente, elaborar un plan de estudios en colaboración con varias universidades y escuelas universitarias suizas.

swissinfo.ch: ¿Detrás de la formación no hay una intención de controlar en cierta medida a los musulmanas en Suiza, de reglamentar la actividad de los imanes?

A.L.: El término control tiene, obviamente, una connotación específica. No pretendemos controlar ni censurar. Pero es verdad que aspiramos a que la oferta de formación coincida con el espíritu y la tradición de apertura y tolerancia en Suiza y, en ese sentido, contribuya a mejorar cualitativamente la convivencia y el debate sobre la comunidad musulmana en este país.

swissinfo.ch: ¿Qué miedos y resistencias entorpecen su labor?

A.L.: Hay temores en ambas partes a los que tendremos que sobreponernos. Las resistencias en el ámbito académico se deben a que hasta ahora no existía un ciclo de estudios análogo en las universidades. Algunos colegas se cuestionan si seremos capaces de organizar una formación equivalente, en términos de calidad, al nivel de las facultades de ´Teología en Suiza.

Ninguna medida específica de integración

En mayo de 2013, el Gobierno suizo presentó un informe sobre la situación de los musulmanes en Suiza, en respuesta a los numerosos postulados que se presentaron en la cámara baja del Parlamento tras la aprobación en las urnas en 2009 de la iniciativa popular que prohíbe la construcción de nuevos minaretes.

El documento concluye que no se necesitan medidas adicionales específicas para integrar mejor a los musulmanes en Suiza, porque la mayor parte de las personas que profesan el islam no tienen dificultades particulares en la vida diaria.

Según el informe, en Suiza no existe una comunidad musulmana propiamente dicha, sino varias que se distinguen, sobre todo, por su pertenencia étnica, nacional y lingüística. Por norma general, estas comunidades apenas se relacionan entre sí.

La experiencia diaria ha mostrado que, sobre todo en el caso de los musulmanes con un pasado migratorio, no son las cuestiones de credo las que dificultan su integración, sino las barreras lingüísticas y socioculturales. Por tanto, el Gobierno no considera necesario adoptar medidas específicas para eliminar las diferencias religiosas.

Los expertos estiman que en Suiza viven entre 350.000 y 400.000 musulmanes, de los cuales cerca de un tercio tienen la nacionalidad helvética. Muchos son descendientes de inmigrantes y pertenecen a la segunda o tercera generación. La gran mayoría de musulmanes inmigrantes proviene de los Balcanes occidentales y de Turquía.

Para muchos musulmanes, el credo religioso no es el principal factor que determina su identidad. Solo una parte de ellos (entre el 12% y el 15%) son practicantes y acuden, por ejemplo, regularmente a la mezquita. Los musulmanes de los Balcanes occidentales, en particular, viven el islam más como una tradición que una religión. Del informe se desprende que los problemas serios o las diferencias de carácter religioso constituyen excepciones y generalmente conciernen a una sola persona.

Fuente: Informe del Gobierno sobre la situación de los musulmanes en Suiza

Fin del recuadro

Por otra parte, las comunidades musulmanas tienen reservas porque la formación académica de guías espirituales no es una tradición arraigada en su religión.

swissinfo.ch: ¿Es posible satisfacer las expectativas de las comunidades musulmanas y el sistema de Bolonia?

A.L.: Se trata de un punto muy importante. Dada la rigidez actual del sistema de Bolonia, creo que sería difícil poner en pie, de un día a otro, un ciclo de estudios que cumpla estos criterios. Por esta razón, por el momento nos planteamos crear un Máster de Estudios Avanzados, con la esperanza de que al cabo de unos años, cuando se consolide la oferta, podamos proponer los ciclos de Bachelor y Máster.

swissinfo.ch: El islam no forma parte de las iglesias nacionales. ¿Por qué los contribuyentes deberían financiar la formación de los imanes?

A.L.: La pregunta es legítima. Quiero subrayar que hasta ahora la Confederación no ha asumido ninguna obligación en ese sentido. Respecto a los contribuyentes, lo justificaría en estos términos: Esta iniciativa favorece una estructura más pacífica y mejor organizada del islam en Suiza, lo que legitima una pequeña aportación económica por parte del Estado.

swissinfo.ch: En Tubinga, Alemania, existe un Centro de Teología Islámica. ¿Tienen contacto con esta institución?

A.L.: Sostenemos contactos estrechos tanto con Tubinga, como con Viena (donde existe una institución análoga). Ambas experiencias son muy positivas. No obstante, la de Alemania se orienta más a una tradición religiosa, la turca. En Suiza, la realidad es más compleja. Además, la cuestión lingüística tiene otro papel.


(Traducción: Belén Couceiro), swissinfo.ch


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×