Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Inicia en Ginebra el "juicio de la década"

El Palacio de Justicia de Ginebra acoge un juicio muy mediatizado.

(Keystone)

El 1 de marzo de 2005 la policía descubría el cuerpo sin vida del banquero francés Edouard Stern, acribillado a balazos en su lujoso domicilio ginebrino. Desde este miércoles Cécile B., su amante y presunta asesina, se sienta en el banquillo de los acusados.

El ya conocido como 'Caso Stern' reúne todos los elementos para merecer una frase que es un lugar común, pero inevitable en este caso: "la realidad supera a la ficción". La historia podría convertirse en un guión cinematográfico de éxito o en una estupenda novela policial, con su justa dosis de "glamour", dinero, sexo, corrupción y poder. De hecho, una lectura de esta historia ha sido llevada a la pantalla por el francés Olivier Assayas. Se trataba de la película "Boarding Gate", protagonizada por Asia Argento.

La historia del juicio que se inicia este miércoles comienza en la mañana del 1 de marzo de 2005, cuando la policía suiza descubría en su lujoso apartamento de Ginebra el cuerpo sin vida de Edouard Stern, de 50 años.

Pero no le encontraron de cualquier manera. Stern fue hallado acribillado a balazos enfundado en una combinación de látex y con toda la parafernalia que rodea las prácticas sadomasoquistas.

La muerte de este hombre, conocido como 'el Mozart de las altas finanzas', amigo de personalidades de la talla del presidente Nicolas Sarkozy, y 38ª fortuna de Francia, iba a sacudir la tradicional calma de la ciudad de Calvino. Comenzaba así lo que los medios locales llaman ya "el caso más sulfuroso de la década".

Artista y 'call-girl'

La presunta asesina se encuentra hoy en la prisión suiza de Champ-Dollon donde sigue tratamiento psiquiátrico a la espera de juicio. Su nombre es Cécile B., de 40 años. La supuesta artista y ex 'call–girl' conoció a Stern en una cena con amigos comunes en París, en julio del 2000. Pronto se hicieron amantes, mientras Cécile B. seguía casada con un terapeuta.

Comenzaba así una historia de pasiones y dinero que desembocaría en el asesinato de la noche del 28 de febrero de 2005. Entre medio, todos los elementos que hacen soñar al común de los mortales: vuelos en jet privado, safaris en África y un mundo hecho de lujo excesivo y exclusividad.

Entre las personas mejor informadas de este caso se encuentran los periodistas del diario ginebrino La Tribune de Genève, Alain Jourdan y Valérie Dubry, autores del libro 'Muerte de un Banquero'.

Un trabajo fruto de quince meses de investigaciones iniciadas justo después del asesinato y distribuido en Francia, Bélgica y Suiza. Su primera edición de 20.000 ejemplares se agotó casi antes de llegar a las tiendas.

Los especialistas comentan que en un primer momento los investigadores barajaron todas las posibilidades, y en particular la de un asesinato por encargo de la mafia rusa, país con el que Stern mantenía estrechos contactos comerciales.

"Stern tenía relaciones e intereses con el Banco Menatep, que era la entidad financiera de la petrolera Yukos", comenta Alain Jourdan, "y sus amigos y colaboradores en Rusia se movían al más alto de los niveles, hasta llegar al Kremlin".

Pero la tesis del "contrato ruso" fue desechada tras la confesión de Cécile Brossard, lo que condujo las investigaciones del caso hacia un simple "crimen pasional".

Ahora, sin embargo, se sabe que un elemento fundamental a la hora de entender el crimen es que Edouard Stern 'regaló' a Cécile B. un millón de dólares que depositó en una cuenta a su nombre "para evitarle la dependencia".

Posteriormente, y dada la naturaleza turbia de sus relaciones, bloqueó los fondos impidiendo a la aspirante a artista usar esa suma. "Ese podría ser un móvil más que suficiente", constata Duby.

Cécile B. fue arrestada dos semanas más tarde del asesinato. Inmediatamente aceptó haber efectuado los disparos y haber tirado el arma al lago cerca de Montreux.

Según la ley suiza, un crimen pasional implica una emoción violenta y un desorden que hacen que las circunstancias puedan excusarse. El jurado deberá considerar si en las mismas circunstancias hubiera podido actuar de la misma manera que la acusada.

Rodrigo Carrizo Couto, Ginebra, swissinfo.ch

Edouard Stern

Edouard Stern nació el 18 de octubre 1954 en París.

Se graduó en la Escuela Superior de Ciencias Económicas y Comerciales en la capital francesa antes de incorporarse al negocio familiar de inversiones.

Entró en la Banca Stern en 1977, a la edad de 22 años. Inmediatamente, logró el control de la empresa.

Se casó con Beatrice David-Weill en 1983, pero se separaron tras tener tres niños.

Ex director de la banca de inversiones francesa Lazard, estaba destinado a heredar el puesto de presidente de su suegro, Michel David-Weill. Pero dejó el banco en 1997 tras enfrentamientos con otros socios y una seria disputa con David-Weill.

Fue socio de Lazard Frères antes de crear su propia compañía, IRR Capital.

Su cuerpo sin vida fue hallado el 1 de marzo de 2005 vestido con una combinación de látex color carne. Había recibido cuatro disparos.

La fortuna de Edouard Stern estaba estimada en 600 millones de euros (909 millones de CHF) y ocupaba el puesto 38 en la lista de ciudadanos más ricos de Francia.

Fin del recuadro

Cécile B.

Cécile B. nació en Conflans-Sainte-Honorine, cerca de París, el 20 de marzo de 1969. En 1998 se casó con un terapeuta establecido en Suiza. Era una artista autodidacta cuyo talento es considerado dudoso por los expertos.

Cécile B. conoció a Stern en una cena con amigos comunes en París en 2001. Enseguida fueron amantes y comenzaron a llevar una vida de lujo y exclusividad.

El 15 de marzo de 2005, fue arrestada en casa de su marido en Clarens, Suiza, y acusada del asesinato de Edouard Stern.

Los últimos cuatro años, Cécile Brossard ha estado interna en la prisión femenina de Champ Dollon, cercana a Ginebra.

En abril de 2008 intentó cometer suicidio tras una fuerte depresión. Posteriormente siguió tratamiento psiquiátrico.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×