Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La planificación, clave en el proceder de Breivik



El 22 de julio pasado fue el día trágico en la historia de la tranquila Noruega. El autor de la matanza, ¿demente o calculador?

El 22 de julio pasado fue el día trágico en la historia de la tranquila Noruega. El autor de la matanza, ¿demente o calculador?

(Keystone)

Frank Urbaniok, quien dirige la Unidad de Psiquiatría y Psicología adjunta al departamento de Justicia del Cantón de Zúrich, echa por tierra varios mitos alrededor de los delincuentes violentos.

El perfil de Anders Behring Breivik, quien terminó con la vida de 77 personas, señala a un delincuente con fuerte sentido de la convicción.

swissinfo.ch: Un hombre de 32 años de edad, sin antecedentes de violencia mata a 77 personas sin suicidarse después y se declara inocente de los cargos de terrorismo. ¿Qué análisis se puede hacer de este individuo?

Frank Urbaniok: Cuando analizamos lo que se denomina patrón del delito -el modo en que alguien comete un crimen- (en este caso) uno se percata de dos elementos muy importantes, justamente: que no se suicidó, y  que hace hincapié en su propio sistema de creencias para estar en pie de guerra.

Hay dos formas de interpretar el hecho de que no se suicidó. Una, que se trata de una especie de psicosis, lo que significa que hay un trastorno psiquiátrico grave: como resultado de los síntomas delirantes, se está convencido de lo que se está haciendo. Nosotros los llamamos psicóticos. Sin embargo, el grado de planificación y su sangre fría al cometer el crimen resulta un fuerte argumento en contra de esta hipótesis. Lo más probable es que tengamos delante a un delincuente que tiene un fuerte sentido de convicción.

Hay que diferenciar entre la enfermedad psiquiátrica y la peligrosidad. Hay una gran serie de rasgos de la personalidad que se asocian con la disposición a emplear la violencia, pero no se trata de trastornos psiquiátricos.

swissinfo.ch: El abogado de Breivik dice que parece un caso de demencia; el jefe de la policía dice que no lo es. ¿Usted qué opina?

FU: Yo no lo creo. Por supuesto, el abogado lo argumenta, pero hay pruebas contundentes de que (Breivik) es responsable del crimen: no es el largo período de planificación y comportamiento detallado, a sangre fría.

swissinfo.ch: No fue un acto espontáneo, ni mostró rasgos de tensión extrema.

FU: Así es. Y eso significa que se actúa con un alto nivel psíquico y en ese marco se tiene que percibir lo que está pasando, hay que tomar decisiones y  calcular la situación. Esa es una fuerte evidencia en contra de la locura psicótica severa.

swissinfo.ch: ¿Qué condiciones tienen que existir para que alguien mate a tantas personas, un gran individualismo?

FU: Normalmente encontramos una historia de violencia, porque hay patrones de fuerte personalidad y estos rasgos se expresan en el comportamiento.  Pero si nos fijamos en la historia de este tipo, se encuentran correlaciones del crimen; está el manifiesto y sus teorías desarrolladas durante años.

Es cierto, sin embargo, que normalmente se encuentra la conducta violenta y no solo en la teoría.

swissinfo.ch: A menudo se oye que la educación de una persona juega un papel central. Los padres de Breivik se divorciaron, pero un montón de gente se divorcia y no todos los hijos de un hogar roto se convierten en psicópatas.

FU: El papel de la infancia es un mito. Si nos fijamos en la investigación científica, se observa  que tal vez en una tercera parte de los casos, los infractores violentos y sexuales se encontraron en circunstancias difíciles en su infancia, y hay mucha gente con las mismas circunstancias que no cometen delitos. 

Por supuesto que son las personas resultan influenciadas por las circunstancias en las que crecen, pero lo principal se ubica en los rasgos de la personalidad. Si una infancia difícil fuese un factor para cometer delitos graves, aparecería un asesinato en masa todos los días.

swissinfo.ch: Esto es lo preocupante. ¿A lo mejor no hace falta mucho para vernos al borde de un acto así? ¿Somos todos asesinos en potencia?

FU: ¡Este es el segundo mito!  Hay una enorme, enorme diferencia si la probabilidad de matar a alguien es de 90% o una entre un millón: Todo depende de los rasgos de la personalidad. Si se tienen rasgos que se asocian con la violencia, se tiene una alta probabilidad de cometer delitos.  En caso contrario, las circunstancias tiene que ser muy raras para cometer un delito. Decir que todo el mundo es un asesino en potencia es falso.

Hay delincuentes influenciados por la personalidad y otros por la situación.  Tomemos por ejemplo a una monja sin rasgos de personalidad relacionados con la violencia, que nunca ha tenido nada que ver con las armas y que nunca ha estado en peleas, ni distribuido panfletos provocadores. Para que esta monja cometa un crimen, debe construirse una situación muy particular e improbable.

Por ejemplo, una fiesta de pueblo donde bebe un vaso de agua en el que alguien ha puesto drogas, entonces desarrolla una psicosis y mata a alguien porque piensa en el instante que el mundo está siendo dirigido por extranjeros. Pero el problema no es la persona, es la situación.

swissinfo.ch: ¿Puede hacerse algo para evitar que ocurran eventos como éste? ¿Qué pueden hacer amigos, familiares y compañeros que observen situaciones sospechosas?

FU: La primera cosa que hay que decir es que los delitos graves siempre tienen una prehistoria. Siempre. Por lo tanto, en teoría, se pueden ver señales que adviertan riesgos y así prevenir delitos. Pero en la práctica, ¿tiene usted acceso a la información y hay expertos que puedan evaluar esa información? Es difícil si el individuo no ha cometido crímenes violentos antes, como en este caso.

Frank Urbaniok

Nació en 1963 en Alemania. Trabajó de 1989 a 1995 como médico en el Hospital Regional Psiquiátrico de Langenfeld y desde como  psiquiatra y psicoterapeuta.

De 1992 a 1995 aplicó u modelo de tratamiento para delincuentes con desordenes de personalidad (Modelo Langerfelder) .

En 1995 se trasladó a Zúrich, donde trabajó primero como médico asistente en el Servicio Psiquiátrico y Psicológico Correccional de Zúrich y se convirtió en jefe de ese departamento en 1997.

Urbaniok es psicoterapeuta y supervisor terapéutico y participa como experto en el tribunal médico forense.

Como exponente de la terapia en caso de actos delictivos, Urbaniok se especializa en el tratamiento de los delincuentes violentos y sexuales.

Desarrolló  el sistema forense de evaluación de riesgos y terapia denominado FOTRES, una herramienta de gestión de calidad y documentación para la evaluación del nivel de riesgo de los delincuentes, que se utiliza actualmente en cinco países.

Fin del recuadro


Traducción: Patricia Islas, swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×