Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las abejas se mueren, la apicultura se organiza

Cerca de 20% de las abejas suizas no habrían sobrevivido al invierno pasado.

(RDB)

En Suiza, como en Europa, las abejas están enfermas y mueren en grandes cantidades. Apicultores y autoridades se inquietan por las consecuencias en la cadena alimentaria. Un servicio sanitario apícola podría ser creado.

La apicultura es sobre todo un 'hobby' en Suiza. La enfermedad mortal que afecta a las abejas tuvo el mérito de evocar la necesidad de profesionalizar ese sector que se encuentra muy disperso.

Bajo la conducción de la Oficina Federal de la Agricultura, un grupo de trabajo analizó los medios para promover la apicultura.

Sus propuestas a una moción parlamentaria suponen la organización de los apicultores para unir sus voces, subraya Jean-Daniel Charrière, colaborador científico de la estación federal de investigación Agroscope Liebefeld-Posieux (ALP).

Censos más eficaces

Las propuestas del grupo de trabajo, que se publicaron en junio, no contemplan pagos directos a los apicultores. En cambio, prevén una ayuda para cursos destinados a mejorar los conocimientos de los apicultores, y sugieren un apoyo a la cría de abejas reina.

Mejor aún, podría ser creado un servicio sanitario apícola. Se trataría de una estructura administrada por las asociaciones apícolas -un sistema comparable al de los animales de renta, precisa Jean-Daniel Charrière. El grupo pide también más efectivos para el Centro de Investigaciones Apícolas (CRA).

De esa manera sería posible efectuar censos más eficaces y disponer de estadísticas más precisas para todo el país, reconoce William Schneeberger, representante de la Suiza francófona en el grupo y, hasta finales de 2007, presidente de la Federación de Sociedades Suizas de Apicultura (FSSA).

Peligro para la polinización

Estas medidas deberían contribuir a enfrentar la hecatombe de abejas, porque cerca del 20% de esos insectos no habrían sobrevivido al invierno pasado en Suiza. Los expertos consideran "normal" la pérdida de 10% de las colonias, pero el 20% y más son preocupantes. Desde el año 2002 sobre todo, la mortalidad de abejas tras el invierno es anormalmente elevada.

Estas pérdidas se reflejan en los ingresos de los apicultores suizos. Pero, explica William Schneeberger, el peligro sería que esa tendencia se intensificara y produjera problemas graves para la ecología y la polinización.

Más de 80% de las especies de plantas con flores en el mundo y el 80% de las especies cultivadas en Europa dependen directamente de la polinización por los insectos - abejas de manera esencial, que desempeñan también un papel fundamental en los cultivos de frutos y verduras.

Como lo señala la ALP, "cada tercer bocado de la humanidad depende de la polinización", es decir, de los insectos. Si las pérdidas de las colonias de abejas se agravaran, podría darse una alteración profunda de la diversidad alimenticia.

Intensificación de la investigación apícola

Creado en 2006, el grupo internacional de investigación Coloss (del inglés Prevention of Honeybee Colony Losses) reúne institutos de investigación, unos 104 investigadores de 28 países de Europa y de Estados Unidos. El CRA coordina el grupo.

Coloss se propone, en primer lugar, establecer un inventario fiable de las pérdidas de colonias de abejas en cada país. Sus investigaciones tienden a encontrar las causas de esas pérdidas, por una parte en vista de las patologías (virus, bacterias); por otra, del medio ambiente (falta de polen, de néctares, la telefonía celular, los plaguicidas, los OGM etc.). El grupo estudia también los medios de reforzar las resistencias de la abeja por la selección.

Queda esperar que la ciencia y la política encuentren los medios de detener la muerte de las abejas. Porque, como lo habría dicho Albert Einstein: "Si la abeja desapereciera, el hombre tendría sólo algunos años por vivir".

swissinfo, Catherine Vuffray
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Un peso económico significativo

Hay 19.000 apicultores en Suiza (en 1900 eran 45.000) que explotan cerca de 190.000 colonias de abejas.

El valor comercial total de los productos de la apicultura (miel, polen y cera) alcanzaba en 2003 64,7 millones de francos.

Las actividades ligadas a la polinización, indispensable en particular para las fruticulturas, la producción de semillas y la conservación de la biodiversidad, no están incluidas en esa cifra.

En 2003, Agroscope Liebefeld-Posieux estimaba la utilidad económica de estas prestaciones en 268 millones de francos.

Fin del recuadro

Intoxicación en Alemania

Las autoridades alemanas anunciaron a mediados de mayo que cerca del 30% de las colonias de abejas no habían sobrevivido al invierno.

Entre las razones de la hecatombe fue señalado el insecticida Clothianidin . Utilizado para el tratamiento de las semillas, del maíz en particular, comporta efectivamente el riesgo de que polvos se liberen y contaminan las plantas y las flores situadas en las cercanías. Las abejas resultarían intoxicadas.

Este insecticida es autorizado en Suiza pero es poco utilizado (el 5% de las superficies de maíz), precisa Jean-Daniel Charrière y añade que ningún caso de intoxicación es conocido en el país.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×