Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Refugiados en Suiza Somalíes en busca de integración

(Reuters)

Los conflictos armados y las amenazas de sequía y hambruna han llevado a millares de somalíes a buscar refugio en Suiza. Su situación es frágil con una residencia provisional, una costosa integración y un acceso al mercado laboral que enfrenta importantes obstáculos. Empero, crece el número de inmigrantes.

En 2010 sumaron 4.309, de los cuales 3.592 lograron una admisión temporal;  712 casos se mantienen en suspenso. En 2011, únicamente 4,7% de los solicitantes lograron el derecho de asilo.

“Muchos somalíes continúan huyendo de su país porque el peligro está en todas partes”, señala Mohamed Ali, presidente de la Asociación Modulod, con sede en el cantón de Vaud. Durante los últimos dos años, las cosas empeoraron, especialmente en el centro y sur de Somalia. Los conflictos tribales y las fricciones entre los diferentes partidos habían comenzado desde la intervención de las tropas etíopes.

La formación de un gobierno de transición en Mogadiscio y el retiro de las tropas extranjeras exacerbaron la violencia. Autor de un estudio sobre el tema, el investigador suizo Peter Meyer indica que “las milicias armadas no dudan en efectuar ataques suicidas en mezquitas y escuelas o contra las fuerzas africanas encargadas del mantenimiento de la paz, lo que no ocurría antes”.

Suiza, tierra de estabilidad

Los lazos familiares o tribales determinan la elección de la tierra de exilio. Joëlle Morey, investigadora de la Casa de Análisis de los Procesos Sociales, de la Universidad de Neuchâtel, explica que “es muy raro que los somalíes encuentren refugio en Suiza, lo mismo que en Gran Bretaña, Holanda o Alemania, si no tienen parientes ya establecidos”.

La mayoría de los somalíes llegados a Suiza en los últimos años son jóvenes.  “Preocupados por la suerte de sus hijos, muchos padres de familia los alientan para que emigren”, dice Mohamed Alí.

Entre los jóvenes inmigrantes se encuentra Leyla Kaniari. Esta mujer, procedente de una familia rica, debió huir de su país y reunirse con su esposo en Kenia, a raíz de la explosión de una bomba cerca de su casa en Mogadiscio, en 1991. Tenía 18 años y una niña de 5 meses. “Al principio nuestro destino era Londres, pero nuestro acompañante nos dijo que el mejor camino era el que conducía a Suiza”, nos confía. En la actualidad vive con sus cinco hijos en San Gall, ciudad que considera “su casa”.

Suiza, tierra segura de refugio

Más de 8.000 somalíes viven actualmente en Suiza, 1000 tienen el pasaporte con la cruz blanca y la mayoría entraron al país como solicitantes de asilo.

Dada la actual situación de inseguridad en Somalia, Suiza no expulsa a los ciudadanos de ese país, pero no necesariamente les concede asilo. La mayoría de los refugiados cuenta con un permiso de residencia temporal (que no determina la fecha de retorno al país).

Hace unos años, la población somalí en Suiza contaba 53% de hombres y 47% de mujeres. Según las estadísticas de 2012, la proporción cambió ligeramente: 55,7% de los demandantes de asilo somalíes son hombres y 44,3%, mujeres.

Hoy, la mayoría de entre ellos tiene entre 18 y 35 años. Vienen del sur de Somalia, una región pobre donde el sistema educativo es deficiente.

Fin del recuadro

Generosa ayuda suiza

La Asociación de Integración Somalí de la Suiza Oriental, que recibe una generosa ayuda del cantón de San Gall, apoya a hospitales mediante el envío de medicinas y equipos. En lo que atañe a la educación, la Asociación de la Comunidad Somalí en Basel-Ciudad, que trabaja para la integración de sus compatriotas en Suiza, ofrece asesoramiento y cursos para el aprendizaje de las lenguas nacionales. También organiza actividades deportivas.

“Gracias al apoyo financiero de la Confederación Suiza y del cantón de San Gall, proporcionamos, desde 2004, una enseñanza que ayuda a comprender las leyes suizas”, indica Leyla Kaniari, quien preside la asociación de la Suiza Oriental. “El año pasado organizamos incluso cursos sobre el sistema escolar suizo. Este año nos concentramos en el sistema de salud”.


Traducción, Marcela Águila Rubín , swissinfo.ch


Enlaces

×