Transgénero: Suiza busca facilitar trámites

El proyecto de ley para facilitar el registro oficial tras un cambio de sexo no incluye la intruducción de un tercer género. Keystone

El Gobierno suizo presentó este jueves un proyecto de ley tendiente a facilitar a las personas residentes en Suiza el cambio de género en los registros oficiales. Una opción de tercer género no forma de las modificaciones sugeridas.

Este contenido fue publicado el 24 mayo 2018 - 10:51
SDA-ATS/ac

Según la iniciativa de ley, cualquier persona que esté convencida de que no pertenece al género inscrito en el registro civil oficial puede solicitar un cambio de estatuto e ingresar uno o más nombres nuevos.

También se adaptarán los apellidos que cambian según el género, comunes en los países eslavos, por ejemplo, Ivanov e Ivanova.

El cambio de género en los registros oficiales no tendrá efecto en un matrimonio o sociedad registrada. Sin embargo, la conversión de un matrimonio a una sociedad registrada o viceversa no será posible a través del registro civil. La intervención de un juez seguirá siendo necesaria.

La propuesta concierne a dos categorías de residentes. Cada año nacen alrededor de 40 niños en Suiza cuyo sexo es difícil de determinar con certeza. Sin embargo, la ley obliga a los padres a anunciar el nombre y el sexo preciso de los bebés en la oficina de registro dentro de los tres días posteriores al nacimiento. Estos datos de identificación solamente pueden ser cambiados más tarde a través de procedimientos administrativos o judiciales que tienen un costo.

Suiza también es hogar de varios cientos de personas transgénero. Entre 100 y 200 residentes se han sometido o están considerando una operación para cambiar su sexo. Hasta hace poco, las personas transgénero solamente podían cambiar su sexo en los registros oficiales después de someterse a una cirugía para reconstruir sus genitales. También tenían que divorciarse si estaban casados.

Estos requisitos ya no se aplican, pero las personas transgénero todavía enfrentan muchos obstáculos. Se ven obligados a acudir a los tribunales para que se les reconozca su nueva identidad de género. Las prácticas judiciales varían ampliamente y los procedimientos son largos y costosos.

No a un tercer género

La solicitud de cambio de género debe hacerse personalmente en el registro civil. El encargado de esa dependencia está obligado a confirmar la identidad y el estado civil de la persona interesada.

En caso de duda, se pueden solicitar documentos adicionales, como un certificado médico. Si persisten las dudas, el registrador civil puede rechazar una solicitud de reconocimiento de cambio de género.

Independientemente del proyecto, el Gobierno considera extender la fecha límite para anunciar el sexo de un recién nacido a la oficina de registro. En el pasado, los niños se han sometido a operaciones irreversibles debido a la presión social. En esta etapa, el Gobierno ha decidido no introducir un tercer género en el estado civil, pero manifestó su disposición a encargar un informe sobre el tema.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo