Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Renata Jacobs Un ‘hada madrina’ suiza en Buenos Aires

Alumnos de la 'Escuela de Apoyo Escolar y Recreación'.

Los alumnos de la 'Escuela de Apoyo Escolar y Recreación' en fila para ingresar a las aulas.

(swissinfo.ch)

La llaman el ‘hada madrina de los cartoneros’ por la obra solidaria que lleva adelante brindando educación a los hijos de los ‘recicladores de basura’ de un barrio bonaerense carenciado.

Pocos saben que esa dama rubia y elegante que visita desde hace más de seis años la escuelita cartonera de Maquinista Savio, es en realidad Renata Jacobs, la empresaria suiza y auténtica ‘Reina del Chocolate’, dueña de la Barry Callebaut, y una de las mujeres más influyentes del mundo empresario.

“Tengo una noticia importante: ¡Ayer creamos la “Fundación Cartoneros y sus Chicos”!, anunció Renata Jacobs el martes por la noche en medio de su Gala Benéfica de Buenos Aires, ante 240 invitados.

Se refería a la evolución de su Proyecto ‘Cartoneros y sus Chicos. Mejor Educación - Mejor Vida’, que nació a principios de 2010, por azar, cuando la filántropa caminaba por Buenos Aires y advirtió que hombres y mujeres, muchas veces acompañados por niños, recorrían las calles de la ciudad empujando carros y revisando la basura, de donde seleccionaban objetos para llevarse.

Ante su curiosidad, le explicaron que esas personas eran los "cartoneros" (o recicladores urbanos) y que vivían de la basura que tiraban los vecinos. 

“En ese momento le dije a una amiga que me acompañaba, 'Debemos ayudar a estas personas'", recordó la empresaria apenas inició la charla con swissinfo.ch, mientras visitaba una planta de reciclado de basura. Un año después, comenzó esta historia. 

Renata Jacobs con algunas alumnas.

(swissinfo.ch)

swissinfo.ch: Todos los que conocen su proyecto se preguntan por qué una empresaria suiza, tan exitosa y rica, se ocupa de formar en un barrio muy pobre de la Provincia de Buenos Aires una escuela para hijos de cartoneros.

Renata Jacobs: Porque quiero y puedo ayudarlos. Y eso deberíamos hacer todos los empresarios y todos los que podemos. Cada niño, cada ser humano, tiene el derecho de tener una educación buena. Saber leer, escribir y elegir qué hacer cuando sean adultos.

Cuando pensamos en una escuela de apoyo que complete la jornada -porque ellos no tienen jornada completa, sino medio tiempo- fue para que no estén en la calle cuando los padres están trabajando. Por eso nuestros chicos pueden ir a la escuela y recibir refuerzo, estudiar, hacer recreación, recibir cuidado, una merienda saludable, y siempre con un grupo de profesores y trabajadores sociales que les dan afecto y que están en contacto con los educadores de sus escuelas primarias y sus padres.

swissinfo.ch: Usted viaja muchísimo por sus empresas y además vive entre Zúrich, Malta, Londres, Ibiza y hasta en la Patagonia argentina. ¿Cómo hace para organizar y dirigir esta acción? 

R.J.: Es verdad, viajo mucho y mi secreto es que trabajo también por las noches, cuando termino las reuniones. Me pongo en contacto y preparo y superviso los trabajos de la “escuelita”.

Hasta ahora trabajamos muy bien con la “Fundación SES” y su ‘Proyect Manager’ Coto Ruiz y los maestros. También con Carlos Mancilla y Susana Izaguirre, directivos de la “Cooperativa de Cartoneros Las Madreselvas”. Cuando empezamos teníamos 50 niños, ahora tenemos más de 140 en los dos turnos, y llegaron más de 300 pedidos de inscripción para el año que viene, pero no tenemos lugar en las tres pequeñas aulas. 

Necesitamos más ayuda y el Proyecto ha crecido tanto que decidimos crear la ‘Fundación Cartoneros y sus Chicos’ para que esté dedicada totalmente a la escuela. Eso también nos va a permitir recibir más ayuda del Estado y de los empresarios locales.

swissinfo.ch: ¿Quiénes colaborarán en esta Fundación? ¿Suizos, argentinos…?

R.J.: De los dos, pero en Argentina. Funcionará con muy poca gente que supervisará y dirigirá todo, excepto cuando debemos organizar los eventos, donde se sumará todo el equipo porteño de los cartoneros, que siempre está ayudando.

Pienso que podemos construir la nueva escuela sin problema, pero para nosotros no es posible porque yo me quiero concentrar en la educación y no en la construcción. Creo que la construcción la tienen que hacer empresarios y privados.

Renata Jacobs, 'el hada madrina' de los hijos de los cartoneros bonaerenses, con una de sus 'ahijadas'.

(swissinfo.ch)

swissinfo.ch: ¿Quiénes la ayudan?

R.J.: Mucha gente. En Suiza muchos amigos y aquí tenemos un equipo que ayuda mucho. La Embajada de Suiza y amigos empresarios que son donantes y artistas que nos apoyan, como Milo Locket, Daniel Genovessi, Celedonio Lodihoy, Gian Paolo Minelli, que cada año están presentes. 

También deportistas: Leonel Messi y el presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio nos hacen llegar camisetas firmadas. Jonás Gutiérrez viene con su familia a colaborar y Roger Federer y Rafael Nadal nos mandan sus raquetas. Y muchos más.

Por eso hacemos las Galas solidarias en Zúrich (marzo) y Buenos Aires (octubre), y allí subastamos todas las donaciones y reunimos dinero para la educación de los chicos y para mantener la escuela. En noviembre, además, haremos una Gala en Miami con el mismo fin.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son sus sentimientos por los chicos de la ‘escuelita’?

R.J.: A mí me gustan mucho los chicos. Creo que los niños no son los responsables si sus familias tienen carencias económicas. Nuestros chicos, que viven en una familia sin problemas, que pueden ir a la escuela normalmente y que no les falta nada, son privilegiados. Todos los chicos tienen derecho a tener una buena educación y terminar la primaria y la secundaria, para que después puedan encontrar un buen trabajo.

swissinfo.ch: ¿Cómo es su vínculo con ellos?

R.J.: Todo lo cercano que me es posible. Los visito dos veces por año y sigo su educación; veo a los padres y voy a la planta de reciclaje donde trabajan; organizamos actividades artísticas y educativas; converso regularmente con los educadores y me entero como marchan.

swissinfo.ch: ¿Y cómo es su relación con los ‘cartoneros’?

R.J.: De respeto porque yo también soy una ‘chica del pueblo’: mis padres tuvieron que trabajar para que yo pueda estudiar. Para mi cada persona es igual, sean pobres o ricos. 

Los cartoneros son trabajadores muy sacrificados (cargan más de 500 kg. en sus carros) y trabajan dignamente con la basura para ganarse el pan. Son gente honesta. Yo quiero que ellos estén bien, que puedan vivir en una casa con su familia y que puedan educar a sus hijos para tener una vida mejor.

Alumnos y maestros de la escuela creada a iniciativa de la empresaria suiza, Renata Jacobs, para hijos de cartoneros, en Buenos Aires.

(swissinfo.ch)

swissinfo.ch: Con la creación de la ‘escuelita’ se logró que los chicos ya no salgan a ‘cartonear’.

R.J.: Es cierto. Y esto es un movimiento que viene en todo el mundo, porque no se puede permitir el trabajo de los niños. En las empresas de cacao, en India, en Marruecos, es normal que los jóvenes ayuden un poco a sus padres en los campos, pero tiene que ser de una forma sana, donde los chicos puedan ser chicos, ir a la escuela y puedan jugar.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son las mayores satisfacciones que le da este proyecto?

R.J.: Cuando tenemos éxito y los chicos pasan de grado sin problema. Los veo crecer y siento satisfacción cuando sé que marchan bien en la escuela y también cuando hay cada vez más chicos que quieren venir, pero al mismo tiempo me da tristeza cuando no tenemos espacio para recibirlos. Por eso quiero que construyamos la escuela para que vengan todos los chicos del barrio, no solo los chicos de los cartoneros.

El año 2015 pasaron todos de grado, y el año pasado solo 3 niños que entraron más tarde a la escuelita tuvieron que repetir el curso. Pero nuestros porcentajes de éxito son muy buenos.

swissinfo.ch: Cómo resultó la reciente VI Gala solidaria? 

R.J.: Creo que fue un éxito. Mucha gente me está escribiendo felicitándonos. Fue un trabajo impresionante. Nos costó mucho. Hace un mes teníamos 59 sillas vendidas, y dudé en hacerla. Pero luego, me escribió la gente de Barry Callebaut diciéndome que vendrían con 55 personas de Chile y Brasil, y ahí me dije hacemos la Cena. Porque si no lo hacemos, nos van a olvidar. Y muy rápidamente llegamos a las 240 person

swissinfo.ch: ¿Es feliz? 

R.J.: Soy feliz. Tengo a mis hijos y a mi familia que me acompaña en todo.
 
swissinfo.ch: Usted es muy rica y tiene todo. Si pudiera pedir un deseo, ¿cuál sería?

R.J.: Cambiaría todo lo que tengo por volver a tener a mi esposo Klaus conmigo. La vida me lo arrebató muy rápido. 

La escuelita cartonera

Con la cooperativa de cartoneros “Las Madreselvas”, que nuclea a 650 familias y que está ubicada en el barrio de Maquinista Savio, en el Gran Buenos Aires, y bajo la coordinación de la "Fundación SES", el proyecto se puso en marcha con la creación de una "Escuela de Apoyo Escolar y Recreación" que hoy tiene 140 alumnos 'cartoneritos'.

Los niños, de entre 6 y 14 años de edad del nivel primario, reciben apoyo escolar mediante clases de refuerzo y donaciones de material escolar, como ordenadores, libros o elementos para escribir. También les ofrecen actividades extra-curriculares, supervisadas por los profesores, además de desayunos y meriendas nutritivas, según el horario en que concurran a la Escuela. Todo, siempre, trabajando muy cerca de las familias y con el respaldo de educadores, profesores, psicopedagogos y asistentes sociales.

El proyecto ha alcanzado importantes logros: En 2013, el 68% de los chicos fueron promovidos al nivel escolar superior, en 2014 el 80%. En 2015 la tasa de éxito fue del 100% y el año pasado promovió el 95%.

Además del apoyo escolar los chicos se benefician de diferentes talleres, tales como costura, taller de radio, pintura, música, computación, actividades deportivas y educación para la salud.

Este año 300 niños solicitaron inscripción para el año 2018, pero no se los pudo incorporar por falta de espacio para recibirlos.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×