Navigation

Una década de 'Educación y desarrollo'

La nueva era obliga a pensar la educación de una manera global.

Si hace apenas algunos años buscaba sensibilizar a maestros y alumnos suizos en los temas del 'Tercer Mundo', hoy defiende el concepto de "la educación en una perspectiva global".

Este contenido fue publicado el 03 enero 2008 - 11:50

Luego de una década de existencia, la Fundación Educación y Desarrollo (FED) sigue consolidándose.

Y se adapta a los nuevos desafíos cotidianos de la sociedad helvética, señala para iniciar el diálogo con swissinfo Martín Seewer, responsable de la FED para la Suiza de expresión alemana, con epicentro en Berna.

"Hoy hablamos de una educación en una perspectiva global, ya que la globalización es un fenómeno que incide cotidianamente en educadores, padres de familia, y particularmente en los alumnos", enfatiza Seewer, maestro de primaria y geógrafo de formación, quien desde hace nueve años trabaja en la FED.

Y los ejemplos concretos de esa "nueva globalización" abundan. "Los viajes regulares de los jóvenes suizos a países del Sur; los alimentos que consumen cada día y que vienen de todas partes del mundo; la ropa que usan y que es producida en los más diversos puntos del planeta; la música que escuchan; la misma interculturalidad que se percibe en las aulas...", sostiene.

Todos, "síntomas de una nueva era que nos obligan a pensar la educación de una manera también global. Y que nos confronta a ofrecer a los jóvenes instrumentos que les permitan posicionarse mejor en ese mundo globalizado", enfatiza.

Recuerda que la meta esencial de la FED es "la sensibilización de educadores y educandos sobre esa interdependencia mundial: del Norte y del Sur; así como de Suiza con respecto a América Latina, Asia, África..."

Trabajo constante

Para lograr ese "acercamiento, desarrollamos contenidos bien precisos. Como la educación para la paz; las relaciones planetarias y los derechos humanos; la pedagogía intercultural; el desarrollo durable etc.".

Con un secretariado central en esta capital y cuatros servicios regionales -Berna, Zúrich, Lugano y Lausana- la FED promueve el trabajo con maestros y profesores.
Lo anterior, de manera especial en la "formación de los formadores", subraya Seewer, quien recuerda dos ejes esenciales: la formación continua a los maestros, así como módulos de preparación inicial en las altas escuelas de magisterio para los futuros educadores.

Otra de las actividades que implementa la FED es la promoción de instrumentos pedagógicos previamente evaluados por la institución, sean cartillas, libros, juegos, DVD ROM, filmes etc., que servirán de apoyo a los educadores para la enseñanza de los temas específicos de la relación entre Norte y Sur.

Entre ellos, por ejemplo, el juego de "La ruta del algodón"; la elaboración multimedia "Retratos de familias de África, Asia y América Latina", el libro "Agenda sobre los derechos del niño"; los dibujos animados "¿Yo, racista?" o la ficha pedagógica "Rico, pobre...¿qué significa?...Miradas cruzadas de niños del mundo".

Una tercera línea de actividades es el asesoramiento o acompañamiento de actividades específicas o proyectos sobre Suiza y el Sur que se implementan en escuelas.

Balance de una década

Si de mirar atrás se trata, "los éxitos son evidentes y están a la vista", enfatiza Martín Seewer. "Por una parte, el impacto directo de nuestra actividad que de forma directa o indirecta llega a un 10% de los maestros helvéticos". Así como el "mejoramiento de la calidad de los materiales didácticos que promovemos y que hoy presentan una visión más diferenciada de las temáticas sensitivas Norte-Sur así como de los países del Sur".

Por otra parte, "el reconocimiento de nuestra competencia en lo que hace a la educación global – o educación al desarrollo sostenible- y que se expresa a partir de diferentes actores y áreas de actividades".

Sean estos maestros de 'base'; autoridades de las escuelas superiores donde se valora significativamente el impacto de la FED; la misma Conferencia de Directores Cantonales -para la que la FED es una contraparte muy reconocida- y "hasta el mismo Consejo Federal (ejecutivo colegiado suizo) que nos ha responsabilizado para administrar los fondos de un programa sobre 'Derechos Humanos contra el racismo' para las escuelas", recapitula Seewer.

En cuanto a las dificultades del trabajo cotidiano de la FED son de dos tipos.
Las estructurales, ligadas al sistema federativo de la educación helvética, lo que obliga a la fundación a coordinar sus energías con diferentes autoridades educativas de los 26 cantones.

Y la nueva organización y estructura de los Seminarios Pedagógicos. "Que si bien es positiva, nos obliga a hacer grandes esfuerzos para poder actualizarnos y acompañar esos cambios".

Sin embargo, el desafío más importante de nuestro trabajo presente y futuro, señala Seewer a guisa de conclusión, "está ligado a las enormes expectativas que la sociedad en su conjunto deposita cada día más en la escuela como institución".

"La escuela debe ocuparse de todo aquello que constituye una nueva exigencia social. No sólo de la formación en el sentido tradicional del término, pero también de dar respuestas a grandes temas como la drogadicción, la violencia, el racismo, el SIDA, la interculturalidad etc."

Y esa gran responsabilidad hace que "la escuela y los educadores, muchas veces se sientan bajo presión, sobrecargados".

De allí el gran desafío de la FED de presentar sus propios temas de "educación global" no como una exigencia adicional para los educadores, "sino ofreciéndoles los instrumentos adecuados para que vean nuestra oferta como una ayuda para hacer frente a sus propias tareas cotidianas", concluye Seewer.

Sergio Ferrari, swissinfo

Contexto

La FED cuenta con unos 30 colaboradores en Berna y en los cuatro centros regionales.

La fundación cuenta con 'EDUQUA', un sello de calidad que analiza seis aspectos esenciales, entre ellos la eficiencia y calidad de las prestaciones.

Dispone de un presupuesto anual de 3.5 millones de francos, de los cuales 2.5 millones proceden de la COSUDE. Una sexta parte del presupuesto lo obtiene la FED mediante la venta de servicios, y el resto es asegurado por las entidades y ONG miembros.

En 2006, 1148 educadores participaron en alguna de las actividades de formación continua de la FED, cifra que corresponde al 1% de todos los educadores de Suiza.

En el mismo año, casi mil estudiantes de Institutos de formación pedagógica asistieron a cursos ofrecidos por la FED.

En cuanto al material pedagógico, en 2006 la FED distribuyó más de 60.000 artículos –los dos tercios, fichas pedagógicas-, 40% más que en 2005.

End of insertion

Martin Seewer

Su experiencia profesional tiene dos componentes:
El primero, como maestro de educación primaria, tarea que desempeñó durante catorce años en el cantón de Berna.
El segundo, como geógrafo, especializado en la temática del desarrollo y con una experiencia muy específica en América Central, donde implementó varios proyectos.
Desde hace nueve años integra el equipo de la Fundación Educación y Desarrollo.
Actualmente es el responsable de la institución en la Suiza de expresión alemana con sede en Berna.
Además, cumple funciones de colaborador pedagógico.

End of insertion

'Educación y Desarrollo'

Creada en 1997, la Fundación Educación y Desarrollo, cuenta con el apoyo de tres entes federales: el Ministerio de Exteriores, la Oficina Federal de Formación Profesional y de la Tecnología y la Agencia Suiza para la Cooperación y el Desarrollo (COSUDE).
La sostienen también cinco entidades cantonales o regionales; dos sindicatos de educadores y diecisiete organizaciones no-gubernamentales suizas dedicadas a la temática del desarrollo, la infancia y los derechos humanos.
Entre otras: Alianza Sur, Amnistía Internacional/Suiza, Tierra de Hombres (Lausana, Basilea y Ginebra), la Declaración de Berna y Médicos sin Fronteras.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo