Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Steinbrück investiga a bancos alemanes en Suiza

Peer Steinbrück, ministro alemán de Finanzas, estima insuficiente la flexibilización del secreto bancario suizo.

(Reuters)

El ministro germano de Finanzas confirma a la prensa de su país que desde noviembre averigua qué instituciones de crédito han promovido la evasión al fisco alemán a través de cuentas suizas que abrieron, a su vez, fideicomisos en Liechtenstein.

El Deutsche Bank y el Desdner Bank forman parte de los bancos aludidos. A partir de abril próximo, una nueva ley obligará a cerrar toda cuenta considerada como 'no transparente' por Alemania.

La cruzada de Alemania contra Suiza en materia financiera y fiscal escribe un nuevo capítulo.

El ministro de Finanzas germano, Peer Steinbrück, anunció que investiga desde noviembre pasado a todos los bancos alemanes que operan en territorio helvético para detectar indicios de lavado de dinero y/o fraude fiscal, según el semanario alemán 'Der Spiegel'.

El Bundesanstalt für Finanzdienstleistungsaufsicht (BaFin), autoridad equivalente a Finma en Suiza, es decir, la célula responsable de supervisar una sana gestión del sistema financiero, analizó al grueso de los bancos alemanes con presencia en Suiza, agregó la publicación germana el pasado sábado (21.03).

Ese mismo día, Peer Steinbrück confirmó los trabajos de BaFin.

El objetivo de esta investigación es determinar si, a través de las sucursales y cuentas abiertas en Suiza, contribuyentes alemanes evadieron al fisco de su país constituyendo fideicomisos en Liechtenstein exentos del pago de impuestos.

Y según 'Der Spiegel', BaFin ha conseguido probar hasta hoy que "cientos de cuentas abiertas en el Deutsche Bank –el más importante del país- y Dresdner Bank, incurrieron en esta práctica".

De acuerdo con la misma publicación, los dos bancos alemanes han declinado ofrecer detalles, pero no han negado los hechos.

Las consecuencias

El pasado viernes (20.03), la cámara baja del Parlamento alemán (Bundestag) aprobó una nueva ley financiera conocida como Ley Pfandbrief. Inicialmente tiene por objeto permitir la nacionalización de bancos incapaces de sobrevivir en periodos de crisis.

Berlín planeó dicha reforma porque el Estado tenía prohibido participar en la banca desde la postguerra, cuando dicha limitación quedó sentada en la Constitución para evitar abusos similares a los que se cometieron durante el nazismo en materia de confiscación de propiedades y cuentas.

Pero la actual depresión económica exige cambios. Y la Ley Pfandbrief –que entrará en vigor el 1 de abril- exigirá además extinguir toda operación considerada "no transparente" dentro de los bancos alemanes.

En este caso, implicaría el cierre de cuentas suizas de clientes alemanes, si éstos destinaron sus recursos a fideicomisos en Liechtenstein ya que, independientemente de la flexibilización del secreto bancario de este principado, sus fideicomisos no exigen rendición de cuentas sobre el propietario del mismo y montos que maneja, a pesar de que su carga fiscal es baja o nula.

OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reemplazó en 1961 a la Organización de Cooperación Económica, creada después ...

Suiza, serena

Suiza se mantiene firme, pero imperturbable ante la ofensiva alemana.

El domingo (22.03), el ministro de Finanzas y presidente de la Confederación Helvética, Hans-Rudolf Merz, otorgó una entrevista al dominical 'SonntagsBlick' en la que dejó claro que Suiza no se dejará intimidar por ninguna nación.

Y dijo expresamente que ninguna opinión vertida por Peer Steinbrück debe ser tomada como la percepción de un país. Sin referirse directamente al expediente de los bancos alemanes en Suiza, agregó que ningún asunto será respondido de forma precipitada por Suiza.

La jefa de la diplomacia suiza, Micheline Calmy-Rey, recordó Merz, tiene una cita en Berlín el 1 de abril con su homólogo Frank Walter Steinmeier, y está previsto abordar temas como la relación tributaria bilateral y el secreto fiscal.
Merz reiteró que Suiza mantiene firme su posición de rechazar el intercambio automático de información con otros gobiernos. Sólo dará coordenadas de los clientes bancarios cuando se presuma evasión y a petición puntual y expresa.

El ministro de Finanzas agregó que toda esta coyuntura también traerá beneficios a Suiza.

En el caso de EEUU, por ejemplo, al renegociar un Acuerdo de Doble Tributación, Berna pedirá Washington que cumpla con estándares bancarios internacionales en todo su territorio.

En Delaware, continuó Merz, es posible abrir cuentas bancarias con muy pocos requisitos, con lo que se incumple el principio internacional de conocer bien a los clientes.

¿Amnistía a los evasores?

En tanto, y también el domingo, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, eligió el diario 'La Stampa' para afirmar que Italia, Francia y Alemania negocian una "amnistía fiscal" común para eventuales evasores.

Concretamente, los fiscos de estas tres naciones estarían debatiendo qué facilidades darían a aquellos contribuyentes que voluntariamente manifiesten que han invertido en paraísos fiscales, o países defensores del secreto bancario (como Suiza y Austria), y que han evadido el fisco de sus naciones, pero están dispuestos a repatriar sus fortunas.

La información no ha sido confirmada aún por Francia y Alemania, pero Suiza es la plaza financiera donde más fortunas extranjeras están invertidas, con fondos venidos del exterior por entre 1,85 y 2,15 billones de francos suizos, según estima la Asociación Suiza de Banqueros (ASB).

Entre 2001 y 2003, Italia ya echó a andar una campaña de amnistía fiscal que permitió la repatriación voluntaria de fondos. Quien se acogía a la misma, tenía derecho a pagar un impuesto de sólo 2,5% de las ganancias generadas en el extranjero (una décima parte de lo que tendría que pagar).

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Los principales bancos alemanes que operan en Suiza son:

Deutsche Bank, Dresdner Bank, Commerzbank, DZ Privatbank

Fin del recuadro

CONTEXTO

El próximo 2 de abril, en Londres, durante la Cumbre del G-20 se conocerá qué países integran la nueva lista de paraísos fiscales no colaboradores de la OCDE. Suiza no forma de parte de este grupo que incluye a potencias industrializadas y emergentes.

Según declaraciones del presidente francés, Nicolas Sarkozy (20.03), ni Suiza, ni Luxemburgo ni Austria serán incluidos en la lista de paraísos fiscales no colaboradores de la OCDE si mantienen su compromiso de transparencia financiera con el resto de los países de la UE.

Fin del recuadro

UNA TENSA RELACIÓN

Suiza y Alemania mantienen una tirante relación político-diplomática desde octubre de 2008, cuando el ministro germano de Finanzas, Peer Steinbrück, sugirió que Suiza fuera incluida como paraísos fiscales no colaboradores de la OCDE.

Suiza anunció (13.03) una ambiciosa reforma a su secreto bancario para adecuarlo a los criterios de la OCDE, lo que implica eliminar la distinción que hace hoy entre fraude fiscal (delito penal) y evasión fiscal (falta administrativa simple que no acepta investigaciones judiciales de orden internacional).

Para Steinbrück, los esfuerzos helvéticos son insuficientes, pues estima que el intercambio de información sobre los clientes bancarios debe ser automático y periódico entre Suiza y los países de la UE, no sólo respuesta a casos puntuales en donde se presume evasión.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes