Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sucesión en Ginebra

Sergei Ordzhonikidze es el nuevo director general de la ONU-Ginebra.

(Keystone)

El nuevo director de las Naciones Unidas en Ginebra, Sergei Ordzhonikidze, espera que el pueblo suizo se decida a entrar en la ONU el próximo domingo.

Este viernes (01.03.02), al tomar posesión como responsable europeo del máximo organismo internacional, instalado en Suiza desde 1948, el diplomático ruso dijo que en la comunidad internacional existe una amplia expectativa sobre este voto histórico.

Durante una breve conferencia de prensa, realizada en el Palacio de las Naciones, en el que el servicio de seguridad de la ONU le dio la bienvenida, el nuevo director general de la Oficina de Naciones Unidas en Ginebra reconoció que no hablaba el francés, pero se comprometió a aprenderlo lo más pronto posible.

Representante permanente de su país ante las Naciones Unidas en Nueva York en un primer momento de su carrera (1991-1996) y, posteriormente, viceministro de relaciones exteriores de Rusia (1996-1999), Sergei Ordzhonikidze nació en Moscú el 14 de marzo de 1946. Se graduó como licenciado en el Instituto de Estudios Internacionales de la ex-Unión Soviética en 1969 y habla corrientemente el inglés y el español.

Sucede en el puesto a su compatriota, el también ruso Vladimir Petrovsky. En virtud de la tradición que atribuye a un europeo la dirección de la segunda sede mundial de la ONU en importancia, y que se encuentra en Ginebra desde finales de los años cuarentas; y con el objetivo de balancear la influencia norteamericana en Nueva York, son los diplomáticos rusos los que se hacen cargo de esta oficina.

Adiós de Petrovsky

Luego de 45 años al servicio de la diplomacia, de los cuales nueve años los vivió como director de la Oficina de Naciones Unidas en Ginebra, Vladimir Petrovsky se retira.

Al entrar en el retiro activo, Petrovsky hizo un balance de su gestión y del trabajo que las Naciones Unidas hicieron conjuntamente con Suiza en favor de la Ginebra internacional.

"Ginebra se ha impuesto como el centro de la seguridad humana en el sentido amplio del término. Las Naciones Unidas, en Ginebra, juegan un papel crucial en la definición de un nuevo paradigma en el que la seguridad, para los seres humanos, no consiste solamente en estar al abrigo de la violencia, sino también al abrigo del hambre, de la enfermedad y de la degradación del medio ambiente", dijo.

Petrovsky añadió que la ciudad de Ginebra también "se ha convertido en un polo para los intercambios culturales y el compartir del saber, la puesta en común de los recursos y de los conocimientos mas allá de las fronteras institucionales, políticas y nacionales".

En este sentido, la ONU "es el foro en el que se construye la nueva sociedad mundial" y, por ello, deseó que el pueblo suizo diga "un sí" a las Naciones Unidas el próximo 3 de marzo.

Enrique Dietiker, Ginebra


Enlaces

×