Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sudáfrica estudia si es procedente recurrir a la ley suiza en el caso del Mundial de Fútbol 2006

Irvin Khoza, de Suáfrica, se resiste al fallo dicado el 6 de julio en la FIFA.

(Keystone / Walter Bieri)

Alemania organizará la cita del balompié mundial en el año 2006, pero Sudáfrica no quiere dar su brazo a torcer y recurre a un experto suizo para ver si es posible apelar ante la Justicia helvética. Actitud comprensible, aunque parezca emocional.

A nadie extraña mucho que la Asociación Sudafricana de Fútbol pretenda lograr la revisión del veredicto lapidario, que por 12 votos contra 11 y una abstención, sepultó los sueños del continente africano el pasado 6 de julio, en la sede de la FIFA, en Zurich.

La abstención del delegado neozelandés, Charles Dempsey - más allás de las circunstancias que determinaron su decisión - dió su voto a Alemania y contravino las instrucciones que había recibido.

Como ya señalamos en estas páginas, no ponemos en duda, ni mucho menos, la gran capacidad económica y de organización de Alemania. Nos limitamos a señalar una gran posibilidad de política deportiva perdida.

Pero desde el punto de vista estrictamente legal, dada la condición autónoma de la Federation Internacional de Football Association y el carácter inapelable de los veredictos que emana su Comité Ejecutivo, de 24 miembros, es poco probable que prospere la actual pretensión sudafricana. El propio presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter ha descartado de plano una nueva votación.

No obstante, la intención anunciada por Irvin Khoza, presidente de la Comisión de la Candidatura de Sudáfrica, surge a pocos días de la reunión que celebrará, precisamente el Comité Ejecutivo de la FIFA, en la ciudad de Zurich. Consiguientemente, en el momento oportuno para generar una corriente de renovación en el seno del organismo rector del balompié universal.

Hace falta un nuevo mecanismo de selección de sedes que no desaire las aspiraciones de los continentes. Al fin y al cabo, el fútbol, en su esencia deportiva, desconoce diferencias materiales.No en balde lo practican 200 millones en el planeta, y de esta gran masa de jugadores, apenas un 0,1 por ciento, es decir sólo 100.000 son profesionales, según los datos de la propia FIFA.

Por lo demás, la próxima semana estaremos atentos a las novedades que puedan surgir de la FIFA, en Zurich.

Juan Espinoza

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes