Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza, con los pies en la tierra

Un voto que mantiene abierta la puerta a la migración entre Suiza y la UE.

(swissinfo.ch)

La prensa de este lunes se muestra satisfecha del 'sí' a que los búlgaros y rumanos tengan el mismo derecho de instalarse y trabajar en Suiza, como el resto de los ciudadanos de la UE.

Las oponiones coinciden en que esta vez la ciudadanía helvética hizo prueba de pragmatismo.

Con cierta sorpresa, los comentaristas reciben la amplitud del 'sí' (59,9%) de este domingo de votaciones en Suiza.

"Todo se inclinaba por el fracaso. La crisis económica, el descontento por los trabajadores fronterizos franceses y alemanes, la irritación por los mendigos roma. Todos los males podían sumarse. Pero no fue el caso y el alivio es inmenso", escribe el diario Le Matin de Lausana.

"Se temía lo peor, se vivió lo mejor", comenta, por su parte, el Journal du Jura.

El Neue Zürcher Zeitung observa en el resultado de este escrutinio el rechazo a "experimentaciones" políticas. "En este tiempo económico difícil, los suizos se pronunciaron con claridad a favor de la continuación de la libre circulación de personas con su mayor socio comercial".

En el mismo sentido se expresa la Tribune de Genève, al advertir que "los suizos hicieron prueba de pragmatismo y de buen sentido, al rechazar el reflejo proteccionista y aislacionista en periodo de crisis".

"La ciudadanía suiza mantiene los pies en la tierra", anota el diario friburgués La Liberté.

"Las votaciones refuerzan la posición de nuestro pequeño país ante las negociaciones difíciles que Suiza tendrá en el futuro con Bruselas, puesto que el gobierno puede contar con el apoyo ciudadano", confía el rotativo zuriqués Tages Anzeiger.

Para el Bund de Berna, "de cara al exterior, Suiza aparece ahora como un socio fiable en el ámbito de negociaciones, incluso en tiempo de crisis".

No obstante, los análisis no ceden a la euforia, pues reconocen que la vía bilateral con la UE se hace cada vez más complicada. Así lo explica el editorial de Le Temps de Ginebra:

"El problema es que este consenso se fortifica de nuestra parte al momento mismo en el que la vía bilateral comienza a pesarles a nuestros socios de la UE y promete entrar en un periodo de importantes turbulencias".

En el exterior de Suiza, el tema de las votaciones también ocupó algunos titulares:

'Suiza abre las puertas a rumanos y búlgaros', señala El País, de Madrid:

"El referéndum fue convocado (una vez más) por el Partido Popular Suizo (SVP-UDC), de la derecha nacionalista y xenófoba. En esta ocasión, el partido de Christoph Blocher contó como aliados con los principales sindicatos izquierdistas. El temor al dumping salarial, a una escalada de la criminalidad y al abuso de las prestaciones sociales por parte de los recién llegados fueron los principales argumentos de los partidarios del no. Pero todo indica que los enormes intereses económicos y comerciales en juego han pesado más que el miedo a la hora de votar".

"Suiza huye del abismo", encabeza un amplio editorial de La Vanguardia de Barcelona:

"El populismo del Partido del Pueblo Suizo (SVP), la formación más importante del país helvético y con unas posiciones claramente racistas en algunos temas, no consiguió su objetivo de blindar las fronteras y abrir un conflicto de ámbito europeo en un momento especialmente delicado por la crisis económica".

El diario catalán agrega el contexto en otros puntos de Europa: "La eclosión de incidentes de corte xenófobo en algunas poblaciones del Reino Unido o de Italia en las últimas semanas había hecho temer que las posiciones del SVP encontraran un caldo de cultivo mayor en Suiza y que hubiera un imparable efecto bola de nieve. Europa se puede felicitar de una primera votación en la dirección esperada, y sin duda Bruselas puede hoy respirar un poco más tranquila pese a que algo más del 40% de los suizos apoyó la restricción de fronteras".

Además, La Vanguardia aborda el tema social: "De todas maneras, el referéndum helvético permite sacar otra conclusión: los gobiernos europeos van a tener que redoblar sus esfuerzos para asegurar la cohesión social, ya que hay una base real de excitación ciudadana de resultas de la crisis económica".

El Clarín de Argentina también aborda la noticia, bajo el título 'Suiza reafirma lazos con la UE':

"Tanto Bruselas como el gobierno suizo recibieron con alivio el resultado, pues la victoria del 'no' hubiera significado en la práctica romper los acuerdos entre la UE y Suiza. Los 27 representan más de dos tercios del comercio exterior suizo."

Un recorrido por la prensa helvética e internacional tras las votaciones suizas que confirmaron la vía bilateral con la Europa de los Veintisiete.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

La pregunta del referendo suizo del 8 de febrero de 2009:

¿Acepta la reconducción del acuerdo de libre circulación de personas con la Unión Europea y su ampliación a sus nuevos miembros, Bulgaria y Rumania?

59,6% de los votos se inclinaron por el 'sí'

La tasa de participación en estas votaciones: 52%.

Fin del recuadro

Un 'sí' a la inmigración europea

En esta consulta popular, Suiza se jugaba el futuro del conjunto de su relación bilateral con la Unión Europea, incluso en el ámbito económico.

Las relaciones entre Suiza y la UE (en las áreas del comercio, mercados públicos, agricultura, transporte terrestre y aéreo, e investigación) se basan en un paquete de acuerdos, todos ellos vinculados jurídicamente. De haber ganado el 'no' en el referéndum, estos convenios hubieran quedado caducos.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes