Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza, un país que come fuera

Continúa el gusto por la gastronomía exótica.

(Keystone Archive)

Durante el año 2000 los suizos gastaron cerca de 10.000 millones de dólares en comidas y bebidas fuera de casa. Es lo que indica GastroSuisse, Federación suiza de la Hotelería y la Restauración, en su estudio anual de mercado.

Las cifras de GastroSuisse, incluyen la población suiza, la población extranjera residente, el turismo de negocios y de placer. Sumadas, la hotelería y la restauración suizas realizaron una cifra global de negocios de casi 13.000 millones de dólares durante el año 2000.

Los datos indican que aunque salieron a los restaurantes con menos frecuencia, los suizos, en promedio, desembolsaron más dinero. "El estudio demuestra también que para la hotelería, el turismo de negocios y de placer el 2000 ha sido un año récord después de un descenso iniciado a comienzos de los años noventa", explica Rodolphe Romano, vice-presidente de GastroSuisse.

La Asociación patronal más importante del sector, la Federación suiza de la Hotelería y la Restauración reúne más de 20.000 miembros que representan el 75% de los hoteles, pensiones, albergues, restaurantes y cafés que hay en el país.

Según el estudio de mercado, en Suiza hay 28.300 establecimientos públicos que van desde el pintoresco café de villorrio, hasta el hotel y restaurante de gran lujo, pasando por restaurantes de barrio, sitios de moda y hoteles simples. Hay un establecimiento de ese género por cada 250 habitantes.

Hotelería y restauración representan en Suiza 224.000 puestos de trabajo y fuente de prosperidad de la economía. "El restaurante tiene una función bien precisa, sobre todo en las regiones rurales donde el café del pueblo conserva el papel de institución social donde también se come bien", añade Rodolphe Romano.

El estudio muestra que el restaurante promedio en Suiza tiene 83 plazas para comensales sentados y ocupa algo más de 6 empleados. Agrega que es durante la noche cuando los clientes gastan más en los restaurantes: una media de 28 francos suizos, cerca de 16 dólares.

GastroSuisse recuerda que el café y las bebidas lácteas son las más demandadas. Después vienen las bebidas dulces, la cerveza, el agua mineral, el vino y el té helado. Las cifras confirman además el gusto suizo por la gastronomía extranjera: italiana, tailandesa, indonesia o mexicana.

"Eso tiene que ver con el gusto de los suizos por los viajes y se explica por el alto porcentaje de extranjeros residentes en el país. Suiza es pequeño, pero muy internacionalizado", concluye Rodolphe Romano.

Jaime Ortega


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×