Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza aplica nuevas medidas contra la recesión

La construcción, rubro que requiere de sostén.

(Keystone)

El Parlamento aprobó un nuevo plan de inversión para estimular la economía suiza, afectada por la crisis financiera global.

El paquete, con un importe de 710 millones de francos (615 millones de dólares), está destinado a proyectos de infraestructura en los sectores de transporte, energía, medio ambiente y turismo.

Tras dos días de intensos debates nocturnos en el Consejo Nacional (cámara baja), el crédito fue unánimemente aprobado por el Senado el miércoles. (12.03).

"Consideramos que el paquete del gobierno es razonable, pragmático y equilibrado", explicó Philipp Stähelin, miembro del comité financiero del Senado.

Durante el debate de cuatro horas de duración varios interlocutores destacaron las necesidades de la industria de exportación.

Didier Burkhalter del Partido Radical (PR, centro-derecha) demandó medidas adicionales.

Los diputados de las formaciones de centro-derecha advirtieron de la posibilidad de acumular un enorme endeudamiento debido al visto bueno del gasto público, pero sin analizar la eficiencia de estos programas de estímulo.

A diferencia del debate en la cámara baja, ningún parlamentario mostró su oposición al crédito.

Insuficiente

Los senadores del partido de la UDC (Unión Democrática del Centro, derecha nacionalista), y los de la izquierda -el Partido Socialista y los Verdes-, criticaron el hecho de que los fondos no eran los suficientemente generosos para lograr un impacto sostenible.

"No es realista esperar un efecto perceptible", dijo Luc Recordon, de los Verdes. También indicó que lo más importante era considerar medidas estructurales de gran alcance.

El paquete fue apenas un gesto simbólico y tiene un efecto psicológico en el mejor de los casos, según el miembro de la UDC, This Jenny. "Esto no es suficiente para mantener nuestra economía fuera de la recesión", comentó.

Con un estilo similar, la socialista Anita Fetz describió la serie de medidas como un paso en la buena dirección, aunque cree que se necesitarán más fondos en una fase posterior.

Fetz solicitó controles más estrictos de las instituciones financieras que han provocado la crisis económica, y más cooperación internacional contra los defraudadores fiscales.

Tercer paquete

El ministro de Finanzas, Hans-Rudolf Merz, señaló que la calidad era clave y que el objetivo de las intervenciones del gobierno es el de prevenir un dramático ascenso del paro.

La tasa de desempleo en Suiza es del 3,4%, aunque expertos económicos predicen un incremento que superará el 4,5% al final de año.

Merz comentó que era escéptico respecto a un tercer programa de inversión pública.

La ministra de Economía, Doris Leuthard, anunció que el Ejecutivo podría decidir este posible tercer programa en junio. Ésta advirtió de que cualquier gasto extraordinario tendría que ser valorado frente a las consecuencias obtenidas de la acumulación de deudas.

Además, la ministra comentó que varios factores económicos, entre los que se incluyen previsibles subidas de precios e impuestos más elevados para el próximo año, deben ser tenidos en cuenta.

UBS

Los debates del miércoles incluyeron sesiones extraordinarias de las dos cámaras parlamentarias.

Sin embargo, el Senado no abordó la controvertida propuesta para reorganizar el UBS, el banco líder de Suiza, y consideró un límite salarial para los altos ejecutivos de la entidad bancaria.

La alianza entre parlamentarios de la derecha y de centro-izquierda obtuvo la mayoría para sacar adelante estas medidas el pasado lunes en el Consejo Nacional.

El gobierno apoyó al UBS con una inyección millonaria de rescate en octubre para reforzar el capital del banco. Hace poco, el UBS tuvo que dar datos confidenciales de algunos de sus clientes en los Estados Unidos para evitar ser sancionado por las autoridades estadounidenses.

swissinfo, Urs Geiser
(Traducción: Iván Turmo)

Contexto

El segundo plan de estímulo financiero supone un importe de 710 millones de francos, especialmente para infraestructuras (carreteras, ferroviarias).

También incluye fondos para investigación, energía, medio ambiente y turismo.

Fue aprobado por el gobierno el mes pasado.

Al final de 2008 se aprobó un primer paquete de medidas (por un importe de 980 millones de francos) para estimular la inversión privada y prevenir el aumento del paro.

El Ejecutivo debe decidir en junio si se concede otro programa de ayuda económica.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes