Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza arrebata en el 'infierno' su pase al Mundial

El tempranero gol de Frei (2' de penalty) no restó dramatismo al intenso partido.

(Keystone)

Fueron 98 minutos de un huracán sin tregua que la selección suiza supo capear en Estambul. Perdió 4-2 ante Turquía, pero gracias al 2-0 logrado en Berna (12-11) merece el pasaje a Alemania 2006.

No fue un partido de fútbol brillante, sino una batalla deportiva que, por el ímpetu exagerado de Turquía -y de su público-, mantuvo en vilo a las tribunas y a los teleespectadores.

21:30 horas de este miércoles, 16 de noviembre. Suena el silbato del árbitro belga Frank De Bleekere y toda la afición suiza puede, al fin, aflojar la tensión y dar paso al júbilo que significa el sacrificado 4-2 obtenido por la selección roja y la cruz blanca en Estambul.

En partidos como el jugado en el estadio Sukurü Saracoglu, ante 52.000 enfervorizados espectadores, no es irreverente olvidar los sistemas y las tácticas de pizarra, porque estaba en juego uno de los últimos cinco boletos para el Mundial de Alemania 2006.

Miedo a su propio coraje

La joven selección suiza pagó, en cierta medida, tributo a su falta de experiencia psicológica en lides como la de Estambul, donde el ambiente hostil de la tribuna y la agresividad del plantel rival fueron determinantes.

La primera impresión dada por el equipo rojo con la cruz blanca reflejaba serenidad. Sin embargo, tras el inesperado gol de Frei (penalti a los 2') no supo si seguir atacando o defender esa ventaja. A raíz de esa laguna fue perdiendo el engranaje de sus filas ante una insistente escuadra turca.

"Tal vez tuvieron miedo a su propio coraje", señaló, al final del partido, el entrenador Köbi Kuhn buscando una explicación a la gradual cesión del medio terreno. La presión turca explotó bien el juego alto y en el minuto 24 igualaba el marcador mediante un cabezazo de Tuncay.

Algunas imprecisiones en el cuidado de Senderos a Sukur permitió el segundo gol turco, por la misma vía, a los 38'. Cabanas, Vogel, Gygax (mientras estuvo) y, sobre todo, Barnetta no eludieron el duelo personal, pero con poca fortuna ante la experiencia y juego físico agresivo de los experimentados turcos.

Algo de ello ocurrió también en la línea defensiva suiza, donde Müller hizo lo posible para tranquilizar a Senderos, Degen y Spycher. El once helvético llegó al descanso tras soportar el ataque sin cuartel a la meta de Zuberbühler.

Segundo tiempo dramático

Conscientes de que el 2-1 parcial equivalía al ticket para Suiza, los jugadores turcos retomaron su sofocante ritmo en el traslado del balón al área de 16 metros de Zuberbühler.

Una desafortunada acción defensiva de Streller dio paso al penalti convertido por Necaty a los 52'. Ese traspié parecía restar inexorablemente las posibilidades suizas. Un gol más de los del Bósforo hubiera equivalido a igualdad en el marcador y tal vez a tiempo suplementario e incluso a lanzamiento de penaltis.

Pero el afán arrollador de los turcos les jugó una mala pasada en su línea defensiva, y el propio Streller se encargó de batir la meta de Volkan y firmar el tranquilizador 3-2 en el minuto 83'. Volvió a reaccionar la escuadra de Fathi Terim y Tuncay ponía el marcador 4-2 a los 88 minutos.

El dramatismo se mantuvo hasta el silbato final de Bleeker. Tras 98 minutos de un cotejo que deja poco para el comentario estrictamente técnico, depurado, queda la entrega de ambos planteles en busca del derecho a estar entre las 32 mejores selecciones del mundo en Alemania 2006.

Suiza perdió 4-2, pero el doble valor de esos dos goles en Estambul acumulados al 2-0 obtenido en Berna el 12 de noviembre, dan el resultado definitivo de 6-4 y el boleto a la final del balompié mundial, el próximo año.

Los desagradables incidentes previos, durante y después del partido en Estambul, son asunto de la FIFA. Por el bien de un deporte que, siendo de multitudes, debe unir y transmitir valores.

Mayoría de edad

Suiza llega por octava vez en su historia futbolística a la Copa del Mundo, luego de una gran campaña en las eliminatorias del grupo cuatro: 18 puntos en 10 partidos: cuatro victorias y seis empates.

Con un promedio de edad de 25,3 años, es un equipo joven que, sin embargo, se basa en una sólida estructura de grupo cuyo valor principal es la entrega, el sacrificio, la modestia y el espíritu de conjunto, fuera y dentro de la cancha. Köbi Kuhn parece haber consolidado un verdadero grupo humano y deportivo.

Muchos de ellos han compartido victorias en las selecciones juveniles, hecho que facilita su entendimiento en el andamiaje del entrenador. Por eso no extraña que el atrevimiento futbolístico, en el buen sentido de la palabra, de Senderos, Barnetta, Behrami, Degen o Vonlanthen comulguen con la experiencia de veteranos como Vogel, Zuberbühler o Müller.

El plantel dirigido por Köbi Kuhn ha alcanzado la mayoría de edad. Su merecido paso al Mundial de Alemania 2006 lo certifica. El sorteo de esa final se llevará a cabo el 9 de junio y Suiza estará entre las 32 selecciones nacionales invitadas.

Lo que en diciembre de 2003 parecía casi inalcanzable es una realidad, aunque para ello haya tenido que superar el 'infierno' vivido este 16 de noviembre en Estambul.

swissinfo, Juan Espinoza

Datos clave

Turquía - Suiza 4-2 (2-1).
Partido de ida: 0-2.
Goles: Frei (penalty a los 2'), Tuncay a los 24 y 38', Necaty (penalty a los 52'), Streller a los 83' y nuevamente Tuncay a los 89'.
Árbitro: Frank De Bleeckere (belga)
Suiza estará entre los 32 equipos que van a Alemania 2006.
La selección roja con la cruz blanca perdió su condición de invicta en 14 partidos.
La edad media del plantel suizo es de 25,3 años.
14 de sus 20 jugadores militan en un club extranjero.
Sólo seis jugadores han disputado más de 30 partidos con la selección: Johan Vogel, Raphaël Wicky, Patrick Müller, Alexander Frei, Pascal Zuberbühler y Ricardo Cabanas.
El sorteo del Mundial Alemania 2006 se realizará el 9 de diciembre.

Fin del recuadro

Contexto

El equipo nacional suizo celebró su mayor éxito en 1924, tras obtener la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de París.

30 años después, en 1954, organizó la Copa Mundial de Fútbol.

Hasta ahora había estado en siete finales de la Copa del Mundo. La más reciente en el de Estados Unidos 1994.

Alemania 2006 será su octava presencia en la selecta cita del balompié mundial.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×