Navigation

Suiza autoriza ensayos con trigo transgénico

El Centro de investigaciones sobre trigo transgénico en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich. Keystone

La Oficina Federal de Medio Ambiente, Bosques y Paisaje autorizó - bajo ciertas condiciones - a la Escuela Politécnica Federal de Zúrich para que efectué experimentos con trigo transgénico.

Este contenido fue publicado el 30 octubre 2003 - 16:24

El riesgo para el hombre y la naturaleza son considerados mínimos.

La Oficina Federal de Medio Ambiente, Bosques y Paisaje (OFMBP) tomó la decisión este jueves luego de haber examinado una nueva solicitud presentada por la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ). Pero acordó la autorización bajo condiciones de seguridad muy estrictas.

El EPFZ deberá cubrir las plantas transgénicas con carpas permeables al polen durante la época de floración y no podrá producir semillas de trigo y centeno a menos de 60 metros.

El predio deberá estar protegido contra la intrusión de pájaros y roedores y se deberá vigilar que los genes plantados no se propaguen más allá del espacio asignado para el experimento.

La Escuela Politécnica deberá además informar regularmente sobre el desarrollo de los ensayos a un grupo de seguimiento integrado por los representantes de la OFMBP, del cantón de Zúrich, la comuna de Lindau y expertos en ecología y agronomía.

Al término de la experiencia, los residuos vegetales deberán ser quemados y la tierra tratada térmicamente.

Los objetivos de la experiencia

En Lindau, la EPFZ estudiará dos tipos de trigo genéticamente modificados en una parcela de 8 metros cuadrados. Las plantas experimentales contienen el gen kp4 que determina la formación de la proteína del mismo nombre.

Se trata de un anti fungicida que impide que el trigo sea infectado por caries causadas por los hongos.

El ensayo tiene por objetivo verificar si el efecto invernadero es el mismo en condiciones naturales. Las plantas contienen no solamente genes kp4 sino que también genes que toleran los herbecidas y resisten a los antibióticos.

El pueblo decidirá

La OFMBP justifica su decisión basándose en la evolución de las condiciones legales registradas a partir del mes de noviembre del 2001.

En particular la nueva ley sobre ingeniería genética que autoriza hasta fines del 2008 la realización de experiencias con OGN con fines científicos.

Esta ley fue adoptada por el Parlamento en marzo del 2003 y entrará en vigor en enero del 2004.

Pero nada es aún definitivo, pues las organizaciones ecologistas lanzaron la iniciativa “Stop-Ogn”, solicitando una moratoria de 5 años para el uso de los organismos genéticamente modificados. Los suizos deberán pronunciarse sobre el tema a través de un referéndum.

Recurso

Pero la OFMBP no oculta su preocupación ante la eventualidad de la presentación de un recurso, como ya lo anunció la organización ecologista Greenpeace, que califica de irresponsable la realización de este tipo de experiencias.

Tampoco la Oficina Federal del Medio Ambiente está muy convencida acerca de la importancia del experimento, debido a que parte de sus resultados son previsibles. La organización Greenpace critica a las autoridades federales por haber cedido a las presiones de las industrias de la química.

swissinfo y agencias

Datos clave

Los experimentos se efectuarán bajo estrictas medidas de seguridad.

End of insertion

Contexto

la EPFZ estudiará dos tipos de trigo genéticamente modificados en una parcela de 8 metros cuadrados.

Las plantas experimentales contienen el gen kp4 que determina la formación de la proteína del mismo nombre.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.