Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza combatirá el racismo en Internet

La opinión pública suiza manifiesta cuando es oportuno contra los brotes racistas.

(Keystone)

La lucha conjunta contra la proliferación de sitios de corte discriminatorio en Internet forma parte de 20 propuestas que la Confederación llevará a la próxima Conferencia Mundial contra el Racismo, prevista para el 31 de agosto al 7 de septiembre en Durban, Sudáfrica, informó este lunes el diplomático suizo, Jean Daniel Vigny, en Ginebra.

Las declaraciones del responsable de derechos humanos en la Misión de Suiza ante la ONU, coinciden con el inicio de la última reunión preparatoria que tiene lugar en el Palacio de las Naciones, en Ginebra, antes de la Conferencia Mundial contra el Racismo, cuya importancia capital destaca Naciones Unidas.

Mary Robinson, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, abrió la sesión ginebrina para mostrar la significación que la comunidad internacional quiere darle a este encuentro y, sobre todo, a sus resultados.

El objetivo concreto de esta sesión, que concluirá el próximo viernes, es reducir los desacuerdos entre los gobiernos participantes sobre la declaración final y el programa de acción que será adoptado en Durban.

Sin embargo, y a pesar de convenir en que se trata de una causa justa y en los principios morales que la sustentan, aún persisten algunas divergencias en los estados participantes.

La propia Mary Robinson reconoció que "todavía falta mucho por hacer" para lograr un consenso. "Los progresos en la redacción del documento final han sido más lentos de lo esperado", admitió.

De todas maneras, Suiza tiene clara su posición, y así lo hizo saber Jean Daniel Vigny al señalar que Berna buscará consenso con los otros países para encarar una lucha conjunta contra las páginas racistas en Internet y adoptar varias medidas internacionales que prevengan y castiguen el odio racial expresado por algunos en la red de redes.

Suiza quiere inscribir en la Declaración final de Durban el principio de no-discriminación racial en los conflictos armados. Esto, siguiendo el espíritu de las cuestiones étnicas contenidas en las Convenciones de Ginebra, únicos instrumentos jurídicos que regulan las guerras internas y distinguen diferencias sólo entre civiles y militares.

Berna desea igualmente obtener que la Convención de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial otorgue la posibilidad de castigar, de oficio, cualquier expresión pública de opiniones racistas.

"El texto de la Convención prevé hacerlo sólo en caso de demanda penal. Pero, en la mayoría de los casos, las víctimas renuncian a presentar su queja ante un juez por temor a los problemas que ello ocasiona. De allí el fundamento de nuestra propuesta", dijo Vigny.

Las fuentes diplomáticas acreditadas en la sesión consideran que todos los detalles no serán resueltos sino hasta la conferencia en Sudáfrica.

Uno de los principales escollos a superar es la solicitud africana de crear un fondo de compensación para reparar a los países que sufrieron la esclavitud y la colonización. Propuesta que ya ha sido rechazada de plano por las naciones occidentales.

Enrique Dietiker, Ginebra.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×