Navigation

Skiplink navigation

Suiza dará su parte al medioambiente mundial

Philippe Roch, director de la Oficina Federal para el Medioambiente, los Bosques y el Paisaje Keystone Archive

99 millones de francos es el monto que la Confederación girará para reabastecer el Fondo para el medioambiente mundial(FMM).

Este contenido fue publicado el 10 octubre 2002 - 08:13

Ese compromiso será ratificado la próxima semana en Pekín, durante la segunda plenaria de la Institución.

El FMM, Fondo para el medio ambiente mundial es, en cierta forma, un instrumento financiero que permite ejecutar en el terreno las resoluciones tomadas a escala internacional para salvaguardar el medioambiente.

El Fondo fue creado hace una década, con ocasión de la Cumbre de la Tierra de Río, para sustentar los proyectos que jamás tendrían oportunidad sin el apoyo financiero exterior.

Suiza, que en el plano internacional practica desde hace mucho una política medioambiental comprometida, se empeña también en que las estructuras institucionales y financieras multilaterales cumplan su papel pleno.

En la lógica helvética

El FMM reaprovisiona sus arcas en un momento en el que la lógica helvética opta por la renovada participación plena en esta operación, la tercera en la historia del Fondo.

Tomando la clave de reparto existente, el aporte helvético será de 99 millones de francos suizos, es decir un poco más del 2,5% del total de 2.500 millones de dólares reinyectados al Fondo.

Aunque el compromiso financiero suizo parece sobreentendido en el país (sin oposición del Parlamento) no lo es necesariamente para una treintena de otros países donantes. Por lo tanto, Suiza deberá dar ejemplo, digamos, de "mucha persuasión" con respecto a sus asociados.

En mayo último, Philippe Roch, director de la Oficina Federal del Medioambiente, ha cursado una carta personal a Christine Todd Whitman, su homólogo en Washington.

Estados Unidos refunfuñaba ante la idea de pagar un leve aumento en las cuotas de los gobiernos partes. Si la Administración estadounidenses hubiera persistido en su negativa, habría creado una verdadera amenaza para la eficacia del Fondo.

Los contaminantes y la desertificación

En cuando al contenido de los programas del FMM, Suiza insistió en que sean incluidos dos nuevos dos nuevos campos de intervención, aparte de los cuatro actuales (diversidad biológica, clima, aguas internacionales, y capa de ozono).

En Pekín, la semana próxima, la asamblea plenaria del Fondo abordará sin duda la inclusión en sus estatutos de la lucha contra los contaminantes orgánicos persistentes (COP) y la desertificación.

Philippe Roch aboga porque el FMM permita realizar "una acción coherente con los proyectos que respondan al conjunto de los distintos objetivos de salvaguarda del medioambiente".

Por otra parte, el FMM no se interesa únicamente en proyectos grandes. Su programa de micro-financiamiento, de hasta 50.000 dólares, ya ha atendido a unas 2.600 asociaciones locales que habían solicitado ayuda.

swissinfo/Bernard Weissbrodt

Datos clave

El FMM fue creado en 1991
Cuenta con 171 Estados miembros y 32 donantes
En 10 años ha respaldado a un millar de proyectos en 160 países.
Suiza ya ha contribuido al Fondo con 187 millones de francos

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo