Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza dispuesta a salvar sus archivos

En la cámara de neutralización de ácidos podrán ser tratadas anualmente 120 toneladas de papel.

(Keystone)

En la antigua fábrica de municiones de Wimmis, cerca de Berna, la Confederación intentará salvar su "memoria nacional", luchando contra la acidez que corroe a unas 3.000 toneladas de papel de los Archivos Federales y de la Biblioteca Nacional.

La situación es grave: la degradación amenaza ya el 80 por ciento de los Archivos Federales (AF) y de la Biblioteca Nacional (BN), según informa Susan Herion, responsable de la conservación en la BN, durante la presentación de la nueva fábrica a la prensa.

En 1998, las dos cámaras del Parlamento habían aprobado un crédito de 13,5 millones de francos suizos para luchar contra esta amenaza.

La fábrica debe permitir el tratamiento de unas 120 toneladas de papel anualmente. Los químicos serán los dueños del lugar. Queda pues atrás la imagen polvorienta, tradicionalmente asociada a las bibliotecas o a los depósitos de archivos.

Los documentos para tratar son relativamente recientes, declara por su parte el director de la BN, Jean Frédéric Jauslin. La acidez, que convierte al papel en algo extremadamente desmenuzable, sólo tiene efecto sobre el papel fabricado sobre la base de pasta de madera, método que comenzó a utilizarse alrededor de 1850.

Contra el mal, un solo remedio: una o dos horas de baño en una solución a partir de alcohol y otros elementos, que neutraliza los ácidos. En Wimmis, un sistema de pompas, de tubos y de diversos conductos corren a lo largo de los muros y techos de la fábrica para llevar la solución milagrosa hasta el corazón del dispositivo.

Este tratamiento de choque debe prolongar la vida de los documentos en cuestión al menos otros 150 años, explicó Christoph Reichenau, director suplente de la Oficina Federal de la Cultura (OFC).

Se aplicará a unas 3.000 toneladas de documentos conservados en los AF y en la BN, que datan de 1850 hasta la fecha. Lamentablemente, el 10 por ciento de esa masa ya se ha perdido definitivamente.

Cada año, 40 toneladas de documentos de la Biblioteca Nacional y la misma cantidad de archivos, serán tratados en Wimmis. El tercio restante quedará a disposición, previo aporte financiero, de todas las instituciones nacionales que tengan el mismo problema.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes