Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza es más transparente, y ahora exige reciprocidad

El ministro suizo de Finanzas, Hans-Rudolf Merz (izq) con su homólogo alemán, Peer Steinbrück, en Berlín.

(Keystone)

El presidente Hans-Rudolf Merz asistió este miércoles a un encuentro informal de ministros de Finanzas celebrado en Berlín, en el que dejó claro que Suiza ha traducido en hechos su promesa de flexibilizar el secreto bancario.

A cambio, pide a la OCDE clarificar cómo medirá la calidad de la información bancaria intercambiada entre Estados y sus contrapartes, desarrollar sistemas tributarios competitivos, no proteccionistas y accesibles a todo contribuyente.

Suiza dudó durante varias semanas si debía asistir, o no, al segundo encuentro informal sobre cooperación fiscal entre gobiernos previsto en Berlín para este martes (23.06).

La razón: la convocatoria era lanzada por el principal crítico de la plaza financiera suiza, el ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrück, y por su homólogo, el ministro de Presupuesto francés, Eric Woerth.

Una reunión previa ya había tenido lugar el 21 de octubre del 2008, y Suiza rechazó participar.

En su momento, Hans-Rudolf Merz, presidente de la Confederación Helvética y ministro de Finanzas, argumentó que al ser un grupo de trabajo informal, no era indispensable asistir.

Lo cierto es que el Gobierno helvético sabía que recibiría fuertes presiones para abrir su secreto bancario y el asunto no formaba parte de sus prioridades en el otoño del 2008.

A nueve meses de entonces, muchas cosas cambiaron.

La presión subió de tono. Suiza fue incluida en la "lista gris" elaborada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para designar a los países cuya transparencia fiscal es dudosa; y la Confederación Helvética decidió flexibilizar su secreto bancario para recuperar el prestigio de su plaza financiera.

Así, Suiza llegó a la cita de Berlín con resultados concretos.

Avances sobre la mesa...

Un total de 20 ministros de finanzas de los Estados miembros de la OCDE, entre los que se cuentan Suiza, Francia y Alemania, pero también Gran Bretaña, Estados Unidos, Italia, España y México, se reunieron esta mañana para revisar los avances conseguidos durante la primera mitad del 2009 en materia de combate a los paraísos fiscales.

La meta común es conseguir que todas las jurisdicciones cuyos sistemas financieros sean relevantes en la escena internacional se apeguen al Artículo 26 del Modelo de Convención Tributaria de la OCDE, que sostiene la necesidad de intercambiar información fiscal y bancaria entre gobiernos en casos de evasión fiscal.

El discurso de Hans-Rudolf Merz en este encuentro destacó los avances obtenidos:

"Suiza aceptó sumarse al Convenio Tributario de la OCDE; nuestro equipo de expertos ha trabajado intensamente y nos satisface informar que los avances son importantes y que sigue vigente nuestro compromiso de alcanzar los 12 convenios renegociados antes de que termine el año".

Y criticó también a aquellos estados que privilegian la persecución a los contribuyentes en lugar de la competitividad de sus sistemas impositivos:

"La política fiscal ha de ser siempre promotora del crecimiento económico y suficientemente simple para que resulta accesible a todos los ciudadanos. La cultura de la persecución tributaria no funciona, es mucho más eficaz un sistema en el que las autoridades fiscales inspiren confianza y evidencien que la recaudación de los contribuyentes es justa y bien empleada", dijo.

Tarea a la OCDE

Merz destacó que "en los tiempos que corren", todos los gobiernos necesitan cuidar sus presupuestos y buscar caminos para asegurar sus ingresos. Pero al camino no es frenar los flujos de capital, vía las sanciones a otros países, éstas medidas deben aplicarse de forma excepcional.

El ministro de Finanzas suizo hacía alusión a la decisión que tomó el G-20 en abril pasado de sancionar a los Estados que no mejoraran su política de intercambio fiscal con otros gobiernos.

La colaboración es vital, dijo Merz, pero espero que todos estemos de acuerdo en que el proteccionismo no funciona porque actúa en detrimento de la inversión y del comercio.

Reiteró que Suiza se mantendrá activa en todo debate encaminado a conseguir un sistema financiero más transparente, y dijo a la OCDE que más allá del número arbitrario de los 12 convenios para la doble tributación "transparentes" para evidenciar que un Estado es colaborador, ahora tiene que trabajarse en la calidad de la información.

El número de acuerdos nada tiene que ver con la calidad de la información intercambiada, y ahora aquellos que han establecido los estándares deberán liderar con el ejemplo.

Personalmente, dijo, pregunto a la OCDE cómo establecerá caminos transparentes e inclusivos para monitorear la información que será intercambiada entre gobiernos pares, ya que se requiere claridad e imparcialidad.

Balance positivo

En el comunicado con el que los 20 países reunidos en Berlín concluyeron su encuentro, afirman que "se han realizado progresos fundamentales en la lucha contra la evasión fiscal".

Pero el grueso de ellos, refiere el documento sin precisar el nombre de los países, coincide en la necesidad de aplicar sanciones contra las plazas financieras no colaboradoras.

"Y en el futuro, la supervisión ya no será únicamente a nivel de países, sino también a nivel de empresas y/o fundaciones", citó Peer Steinbrück durante la conferencia de prensa final.

Y criterios más precisos de supervisión serán trabajados durante las próximas semanas para presentarlos en el Foro Global de la OCDE, que tendrá lugar en México el próximo 2 de septiembre.

El Ministro de Finanzas alemán fumó públicamente la pipa de la paz con Suiza, a la que felicitó –junto con Luxemburgo y Austria- por sus avances.

"Dirijo mis felicitaciones a estos países y les agradezco especialmente su interés y su trabajo en el tema del secreto bancario", dijo.

"Hemos acercado nuestras posiciones desde el punto de vista profesional y personal", finalizó Steinbrück haciendo referencia a su encuentro con el Hans-Rufolf Merz.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Contexto

El gobierno encabezado por Hans-Rudolf Merz decidió que los nuevos compromisos que asuma Suiza al reformar su secreto bancario sean sometidos a referéndum facultativo.

Es decir, si algún partido político, asociación o ciudadano se opone a la reforma y consigue 50.000 firmas de respaldo, puede someter el tema al voto de la población, por lo que la incursión de Suiza a la "lista blanca" no está del todo ganada.

El secreto bancario suizo protege la confidencialidad de los datos de los clientes de la plaza financiera helvética. Legalmente se sustenta en el Artículo 47 de la Ley Federal de Bancos y Cajas de Ahorro y tiene su origen en la Edad Media, aunque se incorporó a la ley sólo en 1934.

Fin del recuadro

Contexto

Aunque Suiza tiene en vigor más de 70 CDIs con igual número de países, ninguno le obligaba hasta ahora a entregar información confidencial de sus clientes bancarios en caso de evasión.

Suiza comparte plaza en la «lista gris» de la OCDE con países como:
Austria
Bélgica
Chile
Guatemala
Singapur
Luxemburgo

Fin del recuadro

CRONOLOGIA

El 21 de octubre del 2008, el ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrück, afirmó en París que Suiza debía ser incluía en la "lista negra" de la OCDE por su falta de transparencia fiscal.

El Gobierno suizo manifestó de inmediato su inconformidad a través de la Embajada de Alemania en Berna.

El 13.03, Suiza anunció que abriría su secreto bancario en caso de evasión fiscal luego de conocer extraoficialmente que había sido incluida por la OCDE en una "lista gris" de países que aún no ofrecían resultados concretos en materia de intercambio de información fiscal con otros gobiernos.

El 14.03, Peer Steinbrück afirmó que Suiza se asemejaba a aquellos indios que sólo reaccionaban cuando veían frente a sí la potencia de una caballería que los atacaba.

El 22.03, Hans-Rudof Merz afirmó que Suiza no se dejaría intimidar por ningún país.

El 01.04, la jefa de la diplomacia suiza, Micheline Calmy-Rey, se reunió con su homólogo alemán, Frank Walter Steinmeier, y abordó los ataques verbales del ministro alemán.

El 22.06, Steinbrück y Merz sostienen una cena de trabajo en Berlín en la que liman asperezas.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×