Militante de la ETA: Una prisionera engorrosa

Este contenido fue publicado el 31 octubre 2016 - 17:02

Una activista de la ETA, detenida en Suiza con papeles falsos, debe ser extraditada a España, pero la mujer acusa a las autoridades españolas de tortura. (Olivier Kohler/RTS).

Madrid alertó a Berna del hecho que una activista de la ETA residía en Zúrich con papeles fasos. Suiza detuvo a la mujer en primavera. Nekane Txapartegi había sido condenada en España a 7 años de prisión por haber proporcionado dos pasaportes falsificados a un comando de la ETA. 

La investigación de la RTS revela que hasta su arresto por los servicios suizos, ella vivía una vida tranquila, con otra identidad, en Zúrich, junto a su hija. 

Escapó hacia Suiza para evitar la prisión. Desde su proceso en 1999 clamó su inocencia. 


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo