Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza ofrece mediar para evitar guerra en Irak

Micheline Calmy-Rey, ministra suiza de Exteriores y Colin Powell, secretario de Estado norteamericano.

(Keystone)

La nueva ministro de Relaciones Exteriores de Suiza Micheline Calmy-Rey propuso a su homólogo norteamericano Colin Powell la mediación helvética para evitar la guerra en Irak.

Propuesta realizada en margen de la cumbre de Davos.

Con ocasión de la reunión del Foro Económico Mundial de Davos, (WEF) la jefe de la cartera de Exteriores de Suiza advirtió a Colin Power sobre las consecuencias humanitarias desastrosas de una eventual guerra en Irak.

En una entrevista de media hora, Calmy-Rey dio a conocer al Secretario de Estado norteamericano que Suiza estaba dispuesta a ofrecer sus buenos oficios para evitar a cualquier precio la guerra.

La ministra helvética reiteró la posición del Consejo Federal de dar tiempo a que los inspectores de Naciones Unidas concluyan su trabajo de inspección en Irak y buscar enseguida una solución negociada al problema de desarme iraquí.

Insistió que un eventual ataque militar deberá realizarse sólo si el Consejo de seguridad de la ONU adoptaba una nueva resolución en ese sentido.

Calmy-Rey expresó además la disposición helvética de realizar un encuentro de la “última oportunidad” en Suiza. Evocó que Ginebra había servido ya en 1991 de escenario de negociaciones sobre la guerra del Golfo, luego de que Irak invadió Kuwait.

Preocupaciones humanitarias

La ministra suiza, señaló al término del encuentro que Colin Power se había mostrado muy receptivo a los argumentos helvéticos, y dio seguridades de que Washington hacía todo lo posible por evitar la guerra.

Por otra parte Micheline Calmy-Rey dijo que mientras se habla de las sanciones económicas en contra de Irak y de las repercusiones del conflicto en el precio del petróleo, para Suiza la principal preocupación seguía siendo la suerte de la población civil, la más afectada en caso de una intervención militar.

“Berna no sostiene el régimen brutal de Saddam Hussein, al que hay que desarmar a cualquier precio, pero no hay que olvidar a la población civil”, insistió la ministro.

Manifestaciones anti Davos

En Davos, convertida en una fortaleza inexpugnable, los delegados continuaban sus encuentros oficiales e informales, mientras que a algunos kilómetros de distancia, cientos de manifestantes expresaban su repudio a la globalización.

La policía se enfrentaba a grupos que se negaban de ser controlados en los puntos de acceso a la ciudad de Fideris, (vecina a Davos) lugar donde el movimiento anti mundialización se realizaba un gran encuentro de repudio. En algunos casos la policía intervino con violencia para disolver a núcleos duros pertenecientes a organizaciones políticas de extrema izquierda.


swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×